El templo de las pitas decentes

Los panes rellenos de falafel, kebab o shawarma típicos de Oriente Próximo se suelen transformar en España en comida rápida guarrindonga. El restaurante Parking Pita nos enseña a devolverles la dignidad.

  • Comentar
  • Imprimir

La pita es un gran invento venido del Mediterráneo oriental: un pan tostado por fuera y tierno por dentro, plano pero lo suficientemente grueso como para dejarse abrir y rellenar con delicias como el falafel, el shawarma o lo que se le ocurra al cocinero. En cualquier país de Oriente Próximo, comerlo en la calle puede ser una experiencia mística equiparable a la del restaurante más finolis. En España, lamentablemente, se convierte muchas veces en sinónimo de comida rápida, grasa, zafia y guarrindonga.

Existen bares de kebab -no demasiados- en los que se sirven pitas más o menos decentes, pero si hay un establecimiento empeñado en sacarlas del pozo de la fast food es Parking Pita. Los responsables de este nuevo local del Eixample barcelonés, primo hermano del Parking Pizza, apuestan por fermentaciones largas para el pan e ingredientes simples pero frescos para su interior. Si quieres ver cómo miman sus bocadillos, y además quedarte con un par de recetas por si te da por prepararlos en casa, no tienes más que mirar el vídeo de arriba.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista