Untable de yogur, tomates cherry confitados y piñones
Está para mojar pan.

Untable de yogur, tomates cherry confitados y piñones

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

En Italia lo pondrían sobre una tostada y lo llamarían 'bruschetta', pero también puedes servirlo con picos o regañás, o convertirlo en un plato completo añadiendo un poco de pasta o arroz integral.

Desde hace un par de años, los tomates cherry de pera son la alegría del invierno para los tomatófilos que necesitamos comer este fruto casi a diario. Se cultivan en Almería durante todo el año, y una vez un frutero me dijo que la variedad se llamaba Olivia: son dulces, carnosos y tremendos tanto para cocinar como para tomar en ensalada o tal cual, como si fueran cerezas sin hueso.

Al ser más carnosos que los redondos, funcionan mucho mejor en recetas calientes, donde los otros corren un alto riesgo de convertirse en una mezcla de piel y aguachirri poco agradable al paladar. Salteados, horneados o, como en este caso, confitados, siguen teniendo una textura muy agradable y un sabor aún más dulce que cuando están crudos.

Aunque no haya que ponerlo en esta receta, ni se te ocurra desechar la parte del aceite del confitado que no vayas a usar. Úsalo en un plato de pasta, para aliñar una ensalada o verduras asadas, algo de pescado blanco o unas gambas. Si tienes pensado lanzarte con las masas, también será perfecto para dar sabor a un pan o una focaccia.

Aunque aquí está planteado como aperitivo, este untable sobre una tostada de buen pan de hogaza también puede servir de cena o desayuno festivo: si quieres añadirle algo más, un par de lonchas de salmón ahumado, restos de pollo asado o un huevo hervido durante cinco minutos lo rematarán estupendamente.

Dificultad

Mucha menos que quitarte de la cabeza la melodía de Movimiento Naranja.

Ingredientes

Para 4 personas (como aperitivo)

  • 2 yogures naturales
  • 300 g de tomates cherry de pera
  • 2 dientes de ajo
  • 30 g de piñones
  • Una rama de tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
  • Albahaca
  • Pan, pita o regañás para acompañar

Preparación

  1. Al menos 6 horas antes, poner los yogures con cuidado sobre un colador de malla fina o una estameña. Dejar en la nevera con un bol debajo para recoger el líquido.
  2. Confitar los tomates en un cazo con los ajos pelados y laminados y la rama de tomillo, cubiertos con aceite de oliva durante una media hora con el fuego al mínimo (intentando que no burbujee). Retirar parte del aceite y dejar enfriar.
  3. Tostar los piñones en una sartén sin aceite, vigilando que no se quemen.
  4. Poner el yogur sobre un plato -o tostada-, encima los tomates y rematar con piñones, perejil y albahaca picados, sal y pimienta.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista