Una masa de crêpes y tres rellenos
Ni los más espinacófobos podrán resistirse.

Una masa de crêpes y tres rellenos

  • Comentar
  • Imprimir

Estas clásicas tortitas están igual de ricas para desayunar que como cena de indulgencia. También sirven como base a una deliciosa tarta que no necesitará pasar por el horno.

Las crêpes huelen a feria, a infancia feliz y a celebración. Aunque por aquí no tenemos demasiada costumbre, pueden prepararse en casa en un pispás. Solo hay que tener una cosa en cuenta: la masa necesita un buen rato de reposo en frío para amalgamarse y conseguir unas crepes finas y fáciles de manipular.

He escogido una masa bastante neutra porque he elaborado tres propuestas dulces y saladas para rellenarlas, y ésta puede funcionar bien con todas. Si las vais a tomar solas, podéis poner un poco más de azúcar, ralladura de naranja o limón o un par de cucharadas de vuestro licor favorito (aunque también podéis flambearlas con él, como en la clásica versión Suzette que ya preparó Biscayenne hace un tiempo).

Aunque darles la vuelta puede parecer muy complicado, solo lo es las primeras veces, se coge práctica rápido. La primera de cada tanda se la acaba comiendo el cocinero, porque nunca sale bien: no desesperes, porque de verdad solo es la primera. Escoge una sartén que sea antiadherente de verdad -si te aficionas al tema, cómprate directamente una crepera- y ya tienes la mitad del trabajo hecho. Verás como estas tortitas se convierten en un básico de tus desayunos-meriendas-cenas -así de versátiles son- caseros.

Ingredientes

Para unos 10 crepes

  • 300 ml de leche
  • 125 g de harina de trigo
  • 50 g de mantequilla (y un poco más para la sartén)
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de azúcar
  • ¼ de cucharadita de sal

Preparación

  • Tamizar la harina y mezclar en un bol con el resto de ingredientes hasta conseguir una crema fina, homogénea y sin grumos. Tapar el bol y dejar reposar en la nevera durante por lo menos una hora y media (puede ser más).
  • Poner una sartén antiadherente a fuego medio y engrasarla muy ligeramente con mantequilla con la ayuda de un pincel o un papel de cocina.
  • Verter más o menos medio cucharón -dependiendo del tamaño de la sartén- en el centro del recipiente, y darle vueltas para que la masa se reparta. Tiene que quedar bien fina.
  • Esperar un par de minutos hasta que empiece a burbujear y se despegue por los bordes, dar la vuelta con la ayuda de una espátula y rellenar los crepes al gusto o ponerlos en un plato uno encima de otro para que se mantengan calientes y servirlos en la mesa directamente.

RELLENO DE ESPINACAS, GORGONZOLA, NUECES Y PIÑONES 

Ingredientes

Para 4 crepes

  • Masa de crepes
  • 200 g de espinacas frescas
  • 40 g de nueces
  • 40 g de pasas
  • 100 g de gorgonzola (dulce o picante, al gusto)
  • Aceite de oliva suave
  • Sal
  • Un poco de mantequilla para la sartén

Preparación

  1. Dorar las espinacas en una sartén a fuego medio-alto con unas gotas de aceite de oliva. Rehogar las espinacas con un pellizco de sal y añadir las nueces, las pasas y el gorgonzola.
  2. Hacer la crep y, al darle la vuelta, rellenar con ¼ de las espinacas. Plegar en cuatros o enrollar, y servir inmediatamente.

RELLENO DE CHOCOLATE, PLÁTANO Y AVELLANAS

Ingredientes

Para 4 crepes

  • Masa de crepes
  • 3 plátanos maduros
  • 60 g de chocolate 70% cacao
  • 60 ml de nata líquida
  • 40 g de avellanas
  • Nibs de cacao (opcional)
  • Un poco de mantequilla para la sartén

Preparación

  1. Fundir el chocolate y la nata en el microondas o al baño maría, mezclar hasta conseguir una salsa bien integrada.
  2. Cortar el plátano en rodajitas, picar las avellanas dejando algunos trozos más gruesos para que se noten al morder.
  3. Hacer la crep y, al darle la vuelta, rellenar con la parte proporcional de plátano y salsa de chocolate. Espolvorear con las avellanas picadas -y, si se quiere unos nibs de cacao-, plegar en cuatros o enrollar, y servir inmediatamente.

PASTEL MIL CAPAS DE NATA AVAINILLADA Y FRESAS

Ingredientes

  • 12-14 crepes (hacer el doble de masa de la receta base)
  • 1 k de fresas
  • 600 ml de nata para montar (con un 30% de materia grasa)
  • Las semillas de una vaina de vainilla (o unas gotas de esencia)
  • 75 g de azúcar glas (o más, al gusto)
  • Ralladura de limón
  • Hojas tiernas de menta

Preparación

  1. Con unas varillas y un poco de paciencia, repartir bien las semillas de vainilla entre la nata. Añadir el azúcar y, con la ayuda de un robot de cocina o la batidora con las varillas, montar hasta que esté dura. Reservar en la nevera.
  2. Quitar el pedúnculo a las fresas y cortarlas en octavos. Montar la tarta alternando crepes con capas de fresas y nata, dejando en la parte superior fresas y nada, que adornaremos con un poco de ralladura de limón y hojitas de menta. Servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista