Cogollos a la plancha estilo asiático
Sí, la lechuga cocinada está buena.

Cogollos a la plancha estilo asiático

  • Comentar
  • Imprimir

Los cogollos no solo pueden comerse en ensalada y con anchoas: cocinados a la plancha o brasa y acompañados de una buena vinagreta pueden darnos muchas alegrías.

Si quieres hacerte pasar por David Chang y currarte un plato de esos que no sabes muy bien si son de aquí o de más allá, ya puedes ponerte manos a la obra. Esta receta es sencillísima y muy recomendable: solo pide un golpe de fuego, está listo en cuestión de minutos, es bastante versátil -puedes tunear la vinagreta con los ingredientes que te apetezcan- y no te vas a arruinar aunque se convierta en tu cena favorita y lo prepares 20 veces a la semana.

Una nota informativa para los haters de la verdura: es posible convertirlo también en un acompañamiento perfecto para un pescado al horno, un pollo a la plancha, un tartar estilo asiático o una ternera salteada con un toquecito de salsa hoisin (por ejemplo). Otra nota informativa que podéis tener en cuenta: tampoco pasa nada si comemos un plato que solo lleve verduras.

Lo único que hay que tener en cuenta para que salga bien es la temperatura de la sartén: queremos que se dore, pero que no se cueza, por lo que tendremos que tener el aceite bastante caliente. También es importante no pasarnos con la cocción, ya que queremos que se mantenga el crocante de esta verdura en su estado natural (algo que también desaparecerá si no lo comemos rápidamente: estos cogollos son para tomar al momento).

Dificultad

En realidad no hay que ser David Chang.

Ingredientes

Para 2 personas

  • 2 cogollos de lechuga
  • Una punta de jengibre (del tamaño de un diente de ajo, aproximadamente)
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja salada
  • 1 cucharada rasa de miel
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 4 hojas de hierbabuena
  • 16 pistachos

Preparación

  1. Calentar una sartén con dos cucharadas de aceite. Cortar los cogollos a lo largo y dorarlos a fuego fuerte durante dos minutos.
  2. Mezclar en el vinagre, la miel y la soja y añadir a la sartén. Agitarla para que se impregnen los cogollos. Retirar del fuego.
  3. Poner en un mortero el jengibre, los pistachos pelados y las hojas picadas de hierbabuena y triturarlos. Añadir esta pasta por encima de los cogollos al emplatar, napar con el jugo restante y servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista