This and That Co.: un menú del día imbatible
Cómo me gustan los menús con pluma.

This and That Co.: un menú del día imbatible

  • Comentar
  • Imprimir

¿Alta cocina por 13,70 euros? Sí, es posible. Sólo tienes que visitar este pequeño restaurante de barrio en Hospitalet y probar su menú del día, uno de los mejores que hemos conocido.

Qué nombre más raro tiene este restaurante…

Pues sí, "Esto, Aquello y Compañía". Creo que intenta reflejar que Mónica Artero y Juan Pablo Carrizo –jefa de sala y cocinero, respectivamente– ofrecen muchos servicios: bar de tapas, catering, asesoría…

Pues quien mucho abarca poco aprieta.

Eso dicen, pero en este caso creo que estamos ante una excepción. Por lo menos en lo que se refiere al bar de tapas en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y, en especial, al menú del día. Sabes, tengo una teoría sobre los menús del día…

No creo que a nadie le interesen tus teorías, pero cuenta…

El menú del día es algo así como la tarjeta de visita de un restaurante. Es como esa primera impresión de la que hay que fiarse. Si el menú del día es decente, estás en un restaurante decente. Si no lo cuidan, no hace falta que vuelvas. Si lo bordan, como es el caso, sácate la tarjeta de fidelidad.

Pues no está mal enfocado, no. Pero pasemos a la práctica, ¿qué narices comiste?

Pues muchas cosas. Para empezar, unas endivias a la parrilla con espuma de gorgonzola, que más que espuma era una salsa. Dejando de lado ese matiz, el plato era soberbio.

¿No te dan endivia?. JORDI LUQUE

Endivias con roquefort de toda la vida, ¿no es un poco viejuno?

A ver, que no es como el plato de los ochenta, que por otro lado yo devoraba con fruición, ni el roquefort y el gorgonzola son el mismo queso. Las endivias sabían a lo suyo y a humo, estaban perfectamente cocidas –dudo de que no tuvieran una cocción previa a la parrilla– y la espuma, algo que a priori no me llama, era intensa y generosa. La verdad es que acabó siendo una explosión de sabor.

Caramba.

Sí. También pude probar una ensaladilla rusa con mayonesa de kimchi. El kimchi, aquí muy tímido, no picaba, pero aportaba una capa de umami buenísima. Las verduras, estaban perfectamente cocinadas y la ventresca de bonito era de calidad. Poco más se puede pedir a una ensaladilla que roza la perfección.

Ah, y no dejé escapar un bocado o dos de tagliatelle con tomate y aceitunas negras que estaban increíblemente buenos. Es en estos platos que podrían resultar insignificantes en los que hay que fijarse.

Madre mía, ¿eso fueron solo los primeros?

La merluza perfecta. JORDI LUQUE

Sí, bueno, es que iba acompañado. En cuanto a los segundos, no defraudaron. Pedí un tandoori de pluma ibérica a la parrilla, que llevaba un suplemento de cuatro euros –perfectamente expresado en el menú– y pude probar una merluza con humus de curry y cuscús y un contramuslo de pollo a la parrilla con patatas fritas a la provenzal.

Ya sé que dirás… que todo brutal.

Quería evitar esa palabra pero… sí, brutal. La pluma estaba tierna y sabrosa hasta decir basta –quizá le hubiera venido bien una guarnición–, la merluza tenía un punto excepcional y el cuscús con el hummus le daban un peldaño de sabor. Pero lo que acabó de enamorarme, otra vez, fue un pequeño detalle: las patatas fritas que guarnecían el pollo eran de otro mundo. Bueno, eran de otro mundo, las que suelen venir de otro mundo son las congeladas. Estas eran frescas, cortadas finitas –allumette– y fritas con un aceite limpio. Algo excepcional en un menú del día.

¿Cómo estuvieron los postres?

El postre, espumoso y crujiente. JORDI LUQUE

Mis acompañantes pidieron uno helado de stracciatella algo mejorable, aunque correcto, y yo me regalé una buenísima espuma de manzana asada con crujiente de vainilla.

Qué nivel…

Nivelón. Y es que Juan Pablo ha trabajado con los Adrià, los Roca, Ruscalleda, Berasategui, Quique Dacosta, Paco Roncero…

Joróbar. ¿Y no probaste la carta, alma de cántaro?

No, pero volveré para hacerlo y ponerme como la Moñoño con sus churros bravos –como patatas bravas–, el arroz de lagarto ibérico con all i oli y bimis o el lingote de calabaza con morcilla de wagyu y espuma de guisantes.

Te explota la cabeza, vamos.

Eso digo yo. Y si piensas que el menú, sin suplemento, sale por 13,70, aún te explota más.

¡EXPLOTA, EXPLOTA, ME EXPLO…!

Déjalo aquí.

This and That Co.: Calle Amadeu Torner, 41. L’ Hospitalet de Llobregat, Barcelona. Tel. 93 337 22 77. Mapa.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista