Helado de sésamo y miel en 15 minutos
Puedes hacerlo mientras ves un trozo de tu serie favorita.

Helado de sésamo y miel en 15 minutos

  • Comentar
  • Imprimir

A partir de cinco ingredientes, pero ampliable hasta el infinito y más allá, puedes preparar este cremoso helado: te llevará apenas 15 minutos si tienes un buen juego de muñeca.

Pim, pam, pum. En 15 minutos puedes ir al supermercado a comprar los ingredientes necesarios para esta receta y volver a casa. En 15 minutos más, la puedes tener lista. No hay tiempos de espera (más allá de la cola para pagar, que ya no depende de nosotros).

La pregunta clave es “¿Por qué debería preparar helado en casa cuando puedo comprarlo en todas partes?”. En primer lugar, porque puedes hacerlo del sabor que te venga en gana: chocolate picante, queso y melocotón, azafrán, fresa, cereza o albaricoque. Solo tienes que añadir lo que quieras, usando el sentido común: en trozos que no sean demasiado grandes, texturas que se integren bien en un helado y sabores que no se vayan a cargar el de la base, no hay más secretos. En segundo lugar, porque te ahorras una buena cantidad de azúcar (que nunca viene mal). Y en tercer lugar -y definitivo-, porque hay pocas más satisfactorias que comerte algo hecho por ti.

Eso sí, para que la receta salga bien, tienes que usar una nata con un contenido alto en grasa -o, en su defecto, queso mascarpone, aunque esto encarecerá la receta-, no vale la nata de cocinar. A partir de ahí, todo se reduce a agitar bien durante 10 minutos. Es una tarea un poco rollo, pero se hace mucho más llevadera visualizando el momento de probar el helado (o pidiendo ayuda a los que lo vayan a compartir contigo, que también deberían ejercitar los brazos).

Dificultad

Irrisoria.

Ingredientes

Para dos personas

Para el helado

  • 300 ml de nata para montar (35 % de materia grasa)
  • 100 ml de leche entera fresca
  • 2 cucharadas de tahina (pasta de sésamo)
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de sésamo tostado (para decorar)

Para enfriarlo

  • 500 g de hielo en cubitos
  • 4 cucharadas de sal gorda

Preparación

1. En una bolsa con cierre hermético de 3 litros de capacidad, meter la leche y la nata (frías de la nevera), el tahina y la miel. Cerrar la bolsa y meterla en otra igual.

2. En una bolsa de cierre hermético más grande, de 5 litros de capacidad, poner el hielo junto con la sal gorda y las dos bolsas. Cerrar la bolsa, envolverla en una toalla y agitar enérgicamente durante 10 minutos (si el helado aún no tiene la consistencia deseada, seguir agitando dos minutos más).

3. Sacar la bolsa con el helado de las otras dos (limpiarlas y reservarlas para futuros usos) y servir inmediatamente con un poco de sésamo espolvoreado por encima. Si no se va a comer en el momento, reservar en el congelador.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista