Tacos de caballa marinada
La intensidad de la marinada le da vida al taco.

Tacos de caballa marinada

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque aquí triunfan la cochinita pibil y el pastor, los tacos de pescado son bastante habituales en México. Hoy los preparamos con caballa y aderezos variados que pueden ir desde el aguacate hasta el tomatillo.

El debate de la carbonara con nata está superado. Al igual que el de la paella con chorizo, el del origen de las arepas y el del serranito con salsa roquefort (he llegado a ver gente en Sevilla discutir muy airadamente por este último asunto). Cuando digo que estos debates están superados, no me refiero a que quiera venir con mi cetro de Nerón a dictar sentencia de qué es carbonara y qué no. Al contrario, vengo a decir que a mí NO me gusta la carbonara con nata, pero, al fin y al cabo, ¿quién soy yo para decirte cómo tienes que nombrar tu preparación?

Que sí, que hay tradiciones, que hay que respetarlas y blablablá. Pero también tenemos que probar, experimentar y cambiar. Y si alguien hace un arroz seco estupendo con chorizo, gambas y mejillones, dejando el grano en su punto y hasta currándose un buen socarrat, ¿no tiene derecho a decir que es una paella (especificando muy claramente de qué, eso sí)? Realmente, ¿nos va tanto la vida en ello o es más bien que tenemos la piel un poco fina?

Todo este rollo viene para introducir la mezcla raruna de la marinada de las caballas -un pescado que no recuerdo haber comido en México cuando vivía allí, pero vete a saber, que solo estuve hasta los nueve años- para estos tacos. No, no es nada ortodoxa, como casi nada de lo que hago por aquí. Pero está bueno y para mí eso es lo único que cuenta.

Si tienes la tremenda suerte de estar viviendo en México, posiblemente no tenga mucho que enseñarte, pero si me das un pequeño voto de confianza, te prometo que este plato no te decepcionará. Si no encuentras caballa, usa cualquier pescado azul tipo atún porque le quedará genial. Y si quieres darle un poco más a la locura que yo y meterle jengibre fresco a la marinada, el resultado va a ser es-pec-ta-cu-lar.

Dificultad

Media, sobre todo para que no se pase de cocción el pescado.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 caballas frescas, limpias de espinas y con los lomos cortados en dos a la mitad longitudinal
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de dos limas
  • 1 cucharada de chile en polvo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • ½ cucharadita de aceite de sésamo
  • 16 tortillas de maíz
  • Aguacate, lima, salsa verde, cebolla morada marinada y cilantro para acompañar

Preparación

  1. Cortar cada mitad de lomo en tres partes y ponerlas en una bandeja amplia.
  2. Mezclar los ingredientes de la marinada: el aceite de oliva, el zumo de lima, el chile en polvo, la salsa de soja y el aceite de sésamo. Verter por encima de los trozos de caballa y extender bien para que queden impregnados. Cubrir con film y dejar marinar en la nevera un mínimo de una hora.
  3. Calentar una sartén antiadherente a fuego medio-alto. Ir haciendo los trozos de caballa por tandas, sin acumularlos, para que se doren en lugar de cocerse. Cocinarlos durante un minuto y medio en total para que no se sequen y reservarlos en un plato caliente (o en el horno precalentado a 50 ºC).
  4. Una vez que se haya cocinado todo el pescado, servir acompañado de tortillas de maíz caliente, aguacate cortado, cebolla morada marinada en zumo de naranja y limón, salsa verde y cilantro (o algunos de estos ingredientes, al gusto).

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista