Calamares crujientes con salsa tártara
Deliciosamente crujientes.

Calamares crujientes con salsa tártara

  • Comentar
  • Imprimir

Para superar todas las veces que en hostelería nos dan pota por calamar, preparamos en casa una dignificadora versión crujiente aderezada con ralladura de lima y con salsa tártara para mojar.

Conocemos el riesgo de pedir calamares en una terraza, porque hemos sido víctimas de desalmados más de una vez. Muchos sitios sirven gato por liebre, o lo que es lo mismo, pota por calamar: más barato, menos gustoso y con una textura muy alejada de nuestro querido calamar fresco. Pero sabemos que esto no pasa en todas las cocinas de la península. Nos vienen la cabeza por ejemplo los deliciosamente crujientes que preparan en Can Pizza con lima y salvia (por poner un ejemplo, sabemos que hay muchos sitios más que respetan este producto).

Para realizar esta sencilla receta hay que tener algunas cosas en cuenta. Primero y obvio, la frescura del calamar; no hay nada más asqueroso que algo que venga de la pescadería y tenga tufillo. Le decimos a nuestro querido pescadero/pescadera que nos lo limpie y nos lo corte en rodajas, en el caso de que seamos vaguetes.

Para el rebozado usaremos copos de maíz, los cornflakes de toda la vida, pero sin que sean azucarados, tampoco queremos ponernos tan creativos. Tendremos que machacarlos lo suficiente para que nos quede un rebozado “rústico”, pero no demasiado. También os dejamos los ingredientes de la salsa tártara por si queréis aventuraros a prepararla. Siempre estará más buena que una de bote: solo tenéis que mezclarlos y ya está, así que no tiene misterio alguno.

Dificultad

¿Dónde vas calamar? ¡Si es super fácil!

Ingredientes

Para 2 personas (como aperitivo)

  • Un calamar grande fresco limpio y cortado en rodajas
  • La ralladura de la piel de una lima
  • Aceite de girasol para freír

Para la parte líquida del rebozado

  • Un huevo XL
  • 100 ml leche
  • 100 g de harina de trigo
  • Una cucharadita de sal

Para la parte seca del rebozado

  • 100 g de copos de maíz sin azúcar machacados
  • 1/2 cucharadita de curry
  • 1/2 cucharadita de pimentón de la vera
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de ajo seco
  • 1/2 cucharadita de copos de guindilla

Para la salsa tártara

  • 2 cucharadas de mayonesa
  • Vinagre de baja acidez al gusto
  • Un pepinillo agridulce picado
  • Sal
  • Pimienta
  • Una cucharada de aceite de oliva

Preparación

  1. Mezclar todos los ingredientes de la masa líquida hasta que no queden grumos. Añadir el resto de los ingredientes secos y remover hasta que quede todo bien integrado.
  2. Rebozar los calamares con la masa y freírlos en abundante aceite de girasol a 180º un par de minutos. Freírlos en pequeñas tandas para que no baje mucho la temperatura. Sacar del aceite y escurrirlos con un poco de papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  3. Añadir la ralladura de lima por encima y acompañar con salsa tártara.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista