Brochetas de pollo a la barbacoa
Sabrosas y ligeras.

Brochetas de pollo a la barbacoa

  • Comentar
  • Imprimir

El secreto para que un ave a la barbacoa está en escoger bien el corte -pasando de pechuga, vamos-, alegrarlo con la marinada y cocinarlo al punto para que quede jugoso. Estas brochetas lo tienen todo.

Aunque no somos muy amantes de la cocina norteamericana, después de un viaje por Texas terminamos enamorados de las barbacoas que preparan los lugareños. Nos encantan las mezclas que son capaces de hacer, con unos marinados que quitan el hipo y texturas de escándalo. Por eso nos pusimos manos a la obra, mezclando una receta que aprendimos allí con unos consejos de nuestra editora, coordinadora y madre adoptiva Mònica Escudero sobre la piña y su capacidad para ablandar carnes y fijar el sabor del marinado.

Esta receta será de preparar y cocinar, ya que este marinado no puede estar demasiado tiempo con la carne, aunque sí podemos preparar la salsa del marinado y guardarla en la nevera un par de días si queremos usarla en más de una ocasión.

Lo recomendable sería usar una barbacoa y brasas para que nos quede de lujo, pero podemos optar por una plancha -a fuego medio, no queremos que se achicharre y sí que quede jugoso por dentro- si no tenemos barbacoa y queremos ponernos a investigar. Si después de la prueba enloquecéis y os cogéis un vuelo directo para disfrutar de la carne en Texas, os recomendamos la que para nosotros es su mejor barbacoa: Franklin BBQ. Sus costillas melosas, el pulled pork chorreante y el pavo más jugoso que hayamos probado nunca nos acompañarán siempre en el recuerdo.

Dificultad

Más fácil que decir bar-be-quiu (y mira que es fácil).

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 contramuslos de pollo deshuesados
  • Una rodaja de piña fresca pelada de unos dos cms
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 pizca de pimienta molida
  • 1/2 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Cebolla de verdeo, cebollino o tallo de puerro cortado muy fino
  • Arroz integral, cuscús, patata asada, una ensalada de tomate o la guarnición que se prefiera

Preparación

  1. Con la ayuda de una picadora -o un mortero y paciencia- machacar todos los ingredientes -menos el pollo- hasta conseguir el marinado. En un cuenco mezclar la carne con la salsa. Masajear con las manos para que se impregne bien y dejar marinar 20 minutos.
  2. Escurrir el pollo y, con unos palillos de madera que habremos dejado antes un rato en agua -para que no se quemen- montar las brochetas. Reservar la salsa sobrante del marinado.
  3. Cocinar en una barbacoa o parrilla -aunque también se puede hacer en una sartén si no disponemos de otra cosa- a fuego medio. Con un pincel de cocina ir “pintando” las brochetas con el resto del marinado. Repetir esta operación regularmente durante toda la cocción. Dependiendo del calor que usemos y del grosor del pollo tendríamos que cocinarlo durante 5-6 minutos por cada lado.
  4. Sacar de la barbacoa y volver a pintar con la salsa. Decorar con tallo de puerro cortado o algún brote verde, y acompañar con arroz, cuscús, patata asada, una ensalada de tomate o la guarnición escogida.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista