Tres aliños japoneses para sacar ensaladas de la rutina
Tres eran tres.

Tres aliños japoneses para sacar ensaladas de la rutina

  • Comentar
  • Imprimir

¿Hasta el níspero de ensaladas de sota, caballo y rey? ¿No sabes con qué aliñar esos tomates que te dan la vida en verano? Estas tres vinagretas serán un soplo de aire fresco directo de Tokio.

Abres la nevera y oyes el eco agonizante de lo que podría ser medio pepino, una zanahoria o un puñado de hojas de lechuga. Te acercas al rincón más perdido del refrigerador vacío y confirmas que, efectivamente, se trata de varios remanentes de verduras que están al borde de la muerte y piden auxilio encarecidamente. Te entra un profundo hastío, porque es verano y ya llevas varias semanas alimentándote a base de ensaladas (y las que te quedan). Tu creatividad culinaria ya no da más de sí. Te sientes incapaz de improvisar, cuando empieza a rondarte por la cabeza la idea de tirar los restos de vegetales a la basura y encargar comida a domicilio.

Parece que te vas a rendir, pero te encrespa el desperdicio alimentario que se produce en los hogares y te indignan las condiciones laborales de los repartidores. El hambre aprieta. Tranquilízate, ponte zen: eres una persona con consciencia y recursos. Dirígete a la despensa. Ábrela. Rescata de su fondo el vinagre de arroz y la salsa de soja que compraste aquel día que te dio por hacer sushi y maki en casa con el objetivo de impresionar a alguien. Con estas tres vinagretas japonesas podrás hacerle el boca a boca a cualquier resto de verdura que pueda ser convertible en ensalada. Y, quién sabe, quizás a ese alguien le impresionen más tus dotes de salvamento y socorrismo verdulero que tu sushi y maki escuchimizados y deformes.

Para estas recetas hemos utilizado aceite de girasol, pero puedes usar cualquier otro aceite neutro; de linaza, canola, maíz, cacahuete, etc. Si te sobra vinagreta, no la tires, que te acabas de convertir en el sensei de los restos. Guárdala en un frasco cerrado en la nevera y úsala para aliñar pescados, mariscos, verduras al vapor o crudités.

Ninja, que eres un ninja.

Dificultad

¿Sabes agitar un bote de cristal tapado? Pues eso.

VINAGRETA DE CEBOLLA

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cebolla rallada y su jugo
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1.5 cucharadas de salsa de soja
  • Una cucharada de aceite de girasol
  • Una cucharada de semillas de sésamo tostadas
  • Una cucharada de azúcar

Preparación

  1. Pelar la cebolla, rallarla y guardar su jugo. Poner todos los ingredientes en un bote de cristal, taparlo bien, agitar con energía y aliñar.

VINAGRETA DE AJO Y JENGIBRE

Ingredientes

  • Un diente de ajo pequeño
  • ½ cucharada rasa de jengibre
  • Una cucharada de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Una cucharada de aceite de girasol
  • Una cucharadita de azúcar

Preparación

  1. Pelar el ajo y el jengibre y picarlos muy finos. Poner todos los ingredientes en un bote de cristal, taparlo bien, agitar con energía y aliñar.

VINAGRETA DE SÉSAMO

Ingredientes

  • Una cucharada de aceite de sésamo
  • 1.5 cucharada de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de agua
  • Una cucharada de semillas de sésamo tostadas
  • ½ cucharadita de guindilla en polvo
  • Una cucharadita de azúcar

Preparación

  1. Poner todos los ingredientes en un bote de cristal, taparlo bien, agitar con energía y aliñar.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

 

 

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista