Pilaf de quinua con berenjena
Quinua estilo arroz seco.

Pilaf de quinua con berenjena

  • Comentar
  • Imprimir

Con la misma técnica que usaríamos para hacer un arroz seco podemos preparar muchos otros granos: este pilaf de quinua, elaborado con un buen caldo y algo de canela para darle sabor, es la prueba definitiva.

El pilaf, además de una receta deliciosa de arroz, es una buenísima técnica para preparar muchos otros granos. Para aplicarla, el grano en cuestión se saltea con vegetales aromáticos y una grasa -aceite de oliva, en este caso- y luego se cuece en caldo hasta que este es absorbido por el grano y queda seco. Si has cocinado o has visto cocinar una paella o arroz seco alguna vez sabrás de lo que hablo, porque es la misma técnica la que se utiliza en el plato valenciano. Para un resultado óptimo, es importante mantener la proporción de líquido y grano ya que corremos el riesgo de que se nos pase o nos quede crudo.

Además, es importante que el agua de los vegetales u otros ingredientes que se han utilizado al inicio se haya evaporado lo máximo posible, porque puede afectar al resultado de la cocción final del grano. En este caso, mantendremos la proporción de una parte de grano por dos de agua. Para ello, pon la cantidad de quinua que vas a cocinar en un recipiente medidor y observa el volumen que ocupa. A continuación, mide dos veces ese volumen de líquido y, en principio, con una potencia de fuego media, el resultado debería de ser perfecto.

Es habitual que la quinua se prepare hervida con abundante agua, pero cuando se aplica bien la técnica del pilaf, el resultado es simplemente maravilloso. Los granos quedan sueltos y esponjosos, y el sabor puede ser tan rico como buenos sean los ingredientes que utilices. Aunque puedes cocerla con agua, lo mejor es preparar un buen caldo de verduras o pollo y combina adecuadamente verduras y especias. En esta receta, además del caldo de verduras y el sofrito de tomate y cebolla, utilizaremos una rama de canela para aromatizar el plato. Que no te eche para lo de cocinar un plato salado con canela: el resultado es muy suave y combina muy bien con la berenjena.

Dificultad

Media, tiene su qué si nunca lo has hecho antes. Pero siempre hay una primera vez, ¿no?

Ingredientes

Para 4 personas

  • 350 g de quinua
  • 1 cebolla
  • 1 berenjena pequeña
  • 3 cucharadas soperas de tomate triturado natural
  • 200 g de garbanzos cocidos, bien escurridos.
  • 1 rama de canela
  • 4-5 ramas de perejil
  • Un puñado de almendras tostadas
  • 1 diente de ajo
  • ½ limón
  • Caldo de verdura o agua
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

Preparación

  1. Poner la quinua en un colador de malla pequeña y enjuagarla bien hasta que el agua salga clara. Dejarla escurrir. Pelar la cebolla y picarla a dados pequeños de medio centímetro aproximadamente.
  2. Lavar el exterior de la berenjena, cortar tres o cuatro láminas de medio centímetro de grosor -aproximadamente- y picar el resto. Si tiene semillas, poner todo en un bol grande con un poco de sal para contrarrestar el amargor.
  3. En una paella, calentar cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva, a fuego medio-alto. Añadir la cebolla y una pizca de sal, y cocinar hasta que empiece a estar translúcida.
  4. Escurrir los tacos de berenjena y reservar las láminas para prepararlas después. Añadir los tacos a la cebolla y cocinar unos cuatro o cinco minutos. Añadir el tomate triturado y sofreír hasta que cambie de color y espese. Incorporar la quinua y la rama de canela, y remover bien para que se impregne bien del aceite. Dejar que se cocine un par de minutos.
  5. Incorporar los garbanzos, mezclar y poner el caldo. Añadir un poco de sal y probar el caldo: ha de tener un sabor potente, sin estar excesivamente salado, para que luego la quinua tenga sabor.
  6. Dejar cocinar unos 20 minutos a fuego medio, vigilando la evaporación del caldo: si queda corto, añadir un poquito más (1/2 vasito), y si queda demasiado caldoso subir el fuego para que se evapore con mayor rapidez.
  7. Mientras tanto, en una sartén antiadherente, calentar un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego medio alto y hacer las láminas de berenjena por ambos lados durante unos minutos. Pasarlas a la cazuela donde se está haciendo la quinua y ponerlas encima. Se terminarán de hacer ahí.
  8. Preparar una picada con 3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, perejil, el ajo y almendras. Añadir unas gotas de limón; una vez la quinua está hecha y el caldo se ha evaporado, añadir unas cucharadas de la picada por encima y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista