Bocadillo de pollo asado con higos
Bocatas de verano, venid a mí.

Bocadillo de pollo asado con higos

  • Comentar
  • Imprimir

Las sobras de un pollo asado dan para platos algo más veraniegos que las croquetas y los canelones. En este bocadillo se vienen arriba con un yogur cremoso, fruta y frutos secos.

No hay costumbre nacional más transversal y dominical que comprar un pollo asado para alimentarse cuando estás vaguete en estas fechas veraniegas. Pero, ¿qué hacemos con lo que sobra? ¿Croquetas con 40 grados a la sombra? Mejor que no. ¿Canelones? Seguramente todos lloramos ante la idea de encender el horno antes de que llegue el otoño. En este momento necesitamos nuevas ideas, rápidas, frescas, sencillas y muy apañadas.

Como somos muy de bocatas, no podíamos desviarnos de nuestro sendero habitual y hoy os proponemos un bocadillo con los restos del pollo acompañado de labneh. “Ya estamos con las moderneces”, dirá alguno. Pues de moderno, nada: el labneh es una preparación tradiconal que se prepara en un momento -el trabajo duro lo hace la nevera- y nos transporta a Oriente Medio sin pagar billete de avión. Se puede sustituir por un queso cremoso untable, pero la gracia es ponerse a investigar un poco: os prometemos que se os abrirán un mundo de posibilidades y combinaciones con este invento.

Nuestro compañero de fatigas y recetas comidistas Carlos Román nos explicó en esta receta como hacerlo. Se puede conservar en forma de bolitas en un frasco de cristal en la nevera, con aceite de oliva virgen y aromatizado con hojas de menta. Ya que tenemos claro lo del labneh, vamos con el resto: solo necesitaremos un poco de la carne de pollo desmenuzada y unas láminas de higos, hierbas frescas y frutos secos para darle una segunda vida. Salvo el labneh, el resto se hace en menos de cinco minutos.

Como siempre que hacemos un bocata, tenemos que ponerle bastante atención al pan. Ya que nos hemos liado la manta a la cabeza para preparar el labneh, lo ideal es no usar un pan de molde cutre. Mucho mejor uno de hamburguesa artesanal, pan de coca, hogaza… cualquier pan de calidad previamente tostado nos servirá. Las autoridades gastronómicas del comidista recomiendan el consumo responsable de bocadillos, acompañados de una cerveza bien bien fría o vuestra bebida favorita.

Dificultad

De lo fácil que es, querrás montar un puesto ambulante de bocadillos de pollo asado fruto de el exceso de tiempo libre, las vacaciones y las altas temperaturas.

Ingredientes

Para un bocadillo

  • 100 g de pollo asado
  • 3 cucharadas de labneh (comprado o preparado con esta receta)
  • 3 cucharadas de cebolla roja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 hojas de menta fresca
  • Una breva o higo fresco
  • Una cucharada de cacahuetes o nueces
  • Guindilla fresca o seca al gusto
  • Sal

Preparación

  1. Desmenuzar el pollo con la ayuda de un tenedor. Condimentar al gusto con sal, pimienta y un poco de guindilla en copos.
  2. Mezclar el labneh con la cebolla roja picada finamente, el aceite de oliva y dos hojas de menta, también picadas.
  3. Tostar el pan, extender el labneh y disponer encima el pollo desmenuzado, un higo fresco en láminas, los frutos secos picados, dos hojas de menta picadas y cerrar con la tapa del pan.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista