Ensalada de alga wakame con aliño de sésamo
No sabe como el alga nori, prometido.

Ensalada de alga wakame con aliño de sésamo

  • Comentar
  • Imprimir

El alga wakame es fresca, carnosa y de sabor suave; se encuentra fácilmente en las tiendas de alimentación asiática y es perfecta para hacer ensaladas con aliños potentes.

La ensalada de algas es uno de mis precocinados favoritos: pocas cosas hay que puedas sacar de un envase y sean tan sabrosas como poco guarrindongas. Se encuentran fácilmente en las tiendas de alimentación oriental, físicas u online y últimamente también en algunas pescaderías y tiendas de sushi. Normalmente llevan algas wakame, semillas de sésamo y algún aliño, pero también hay versiones que añaden otras algas como la kombu o el agar agar, y otras que lo mezclan con un poco de seta shiitake.

Hay paquetes de 120 g, de 250 y de kilo, un formato que no recomiendo para consumir en casa porque hay que descongelarla entera, y a no ser que vivas con 12 personas puedes pasarte cuatro días comiendo algas de primero, segundo y postre. Están muy buenas de cualquier manera: tal cual, rematando una sopa fría, unos fideos de arroz o en una ensalada de pasta.

El aliño de la ensalada es adictivo, cremoso y con un sabor a sésamo potente, pero nada molesto. Se lo he robado vilmente a Li Wan Li, que prepara cantidades industriales para uno de los platos que más sale en verano en el menú de su restaurante Lee Barcelona, especializado en cocina del Sudeste Asiático. Os recomiendo preparar por lo menos el doble y guardarlo en la nevera: dura tranquilamente una semana o más, y podéis usarlo tanto para dar enjundia a una ensalada de tomates como para unos tallarines fríos con cacahuete y cilantro.

Si no tenéis aceite de sésamo a mano, podéis usar aceite de oliva o girasol: quedará un poco más suave de sabor, pero no es dramático. Aunque las algas que se usan para envolver el sushi -diría que ahora mismo son las más conocidas- no os gusten, os animo a que probéis esta ensalada. El wakame tiene un sabor mucho más fresco y delicado, una textura más carnosa y un sabor menos marino que el alga nori: son como el día y la noche de las algas.

Dificultad

Si usas sésamo en lugar de tahina, hay que tener un poco de paciencia para triturarlo.

Ingredientes

Para 4 personas

Para el aliño

  • 3 cucharadas de tahina o sésamo tostado
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • Una cucharada de aceite de sésamo o de oliva
  • Una cucharada de azúcar

Además

  • 120 g de ensalada de wakame y sésamo, descongelados
  • 120 g de hojas de lechugas variadas
  • 2 zanahorias pequeñas y tiernas
  • 80 g de soja germinada
  • 1 cucharada de sésamo tostado

Preparación

  1. Preparar la vinagreta mezclando bien todos los ingredientes hasta conseguir una consistencia cremosa. Si usamos tahina, solo necesitaremos ponerla en un tarro y agitarla bien durante un rato (a no ser que esté muy denso). Si usamos sésamo tostado, tendremos que triturarlo bien hasta que el sésamo se desintegre.
  2. Rallar las zanahorias bien lavadas. Montar la ensalada con las hojas verdes en la base, encima la zanahoria y la soja, el wakame. Aliñar, rematar con un poco de sésamo y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista