Cogollos con burrata y ensalada de fruta
Fresco, cremoso y crujiente: no falla.

Cogollos con burrata y ensalada de fruta

  • Comentar
  • Imprimir

Si pasas unos cogollos por una sartén o plancha a fuego fuerte podrás disfrutar del contraste entre su parte exterior dorada y su interior fresco y crujiente. La fruta y el queso siempre mejoran el resultado.

Los cogollos están ahora en plena temporada: es el mejor momento para disfrutar de su característica combinación entre crujiente, dulce y ligeramente amargo. Por eso, porque las ensaladas ahora entran solas y porque cualquier plato que se prepare rapidito es un triunfo, siempre tengo algunos en la nevera. Esta vez los he acompañado de melocotón, albaricoque y la remolacha: mezclar cogollos con la acidez del vinagre y el dulce de la fruta es un acierto absoluto (y muy colorista).

El plato es vegetariano, pero me imagino que con un poco de panceta salteada, una buena lámina de papada ibérica curada cortada fina o un poco de anchoa picada -o sardina ahumada- quedará la mar de bien. La combinaciones de frutas en verano también tienden al infinito: podéis usar paraguayos, ciruelas o incluso sandía para coronar un plato en el que la burrata es el hilo conductor; si no tenéis, utilizad la parte interior de una buena mozzarella de búfala.

Si llegáis a esta receta pasado el verano, podréis versionarla con endivias; el resultado será similar, aunque un poco más amargo. Lo que hay que hacer sí o sí es calentar bien la sartén antes de colocar cualquier lechuga sobre ella: lo que buscamos es que se doren bien por la parte de fuera sin que cocinen en su interior, para que no pierdan su crujiente natural. El vinagre que le incorporo antes es lo que le da gracia, y aquí podréis jugar también con vuestras especias favoritas, ¡barra libre!

Dificultad

Lo de la sartén y el fuego.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 8 cogollos de lechuga
  • 8 cucharaditas de mirin (o vino de arroz)
  • Un melocotón
  • 4 albaricoque
  • Una remolacha cocida
  • Una burrata mediana
  • 2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de vinagre de Módena
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  1. Pelar el melocotón y los albaricoques y cortarlos en daditos pequeños. Cortar la remolacha en daditos del mismo tamaño.
  2. Cortar los cogollos por la mitad a lo largo y regarlos por la parte interior con la mezcla de mirin y vinagre de Módena.
  3. Calentar bien una sartén, añadir un poco de aceite y marcar a fuego fuerte los cogollos previamente salpimentados, vuelta y vuelta.
  4. Poner encima la burrata y terminar con la picada de frutas y de remolacha, un poco más de sal, alguna gota más de vinagre de módena y un pelín de aceite de oliva virgen extra.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista