Qué comer en la playa o la piscina sin pisar ni un minuto la cocina

¿Ir a la playa o a la piscina con la nevera llena y sin haber encendido ni un fuego? Sí, se puede. Aquí te dejamos unos cuantos productos asequibles ideales para el vago y la vaga veraniegos.

  • Comentar
  • Imprimir
Qué comer en la playa o la piscina sin pisar ni un minuto la cocina
Te puedes llevar una sandía, claro que sí, y más cosas.

Una de las estampas que más celebro del costumbrismo español es, posiblemente, la de las familias que comen en la playa. Es verdaderamente estético ver cómo desarrolla cada uno su despliegue. Me evoca obras de arte dignas de museo. Los hay que son El banquete de William Hogarth. Vienen equipados con piezas de la vajilla de porcelana, vasos reciclados de la Nocilla y hasta cuchillos buenos, de los de sierra. Instalan sillas, mesas y las visten con manteles. Otros prefieren comer en la playa algo más ligero sin renunciar al señorío. Son un cuadro de James Tissot. Un pareo grande que hace de toalla, servilleta y mantel, un táper o un bocadillo, algo de postre, unas bebidas y a degustar recostados sobre el codo.

Luego están los que yo llamo Los niños comiendo uvas y melón de Murillo. Comen porque algo hay que hacer para separar las siestas, pero se llevan a la boca lo que sea, siempre que esto sea rápido y no precise pisar la cocina. Para dar ideas y variedad al pícnic piscinero / playero de los “niños de Murillo” va este artículo. Lo primero que tengo que decir, como recomendación personal, es que vale que no quieras dedicarle un minuto al menú, pero esto no implica ni saltarse el aperitivo, ni pasar el día con un melocotón, de los de fruta, en el estómago. Así que aquí te proponemos unos cuantos productos que llevar en tu nevera sin pisar la cocina.

Espárragos de la Viuda de Cayo

Lo que viene siendo unos señores espárragos. FACEBOOK VIUDA DE CAYO

Las conservas se inventaron para estos momentos de la vida, y afortunadamente ya las tienes de todas las calidades y precios. Los espárragos de la Viuda de Cayo te solucionan media comida y el vermú. Les añades un chorro de limón natural, los acompañas con un jamón cocido (que te recomendamos dos marcas de este tipo de productos más adelante) y no solo está buenísimo sino que además no te quedas sin poder moverte y eres el orgullo de los nutricionistas. Me gustan estos espárragos porque tienen el ligero toque amargo de este producto de D.O y ni una de las típicas fibras que molestan y hacen que parezca que estás rumiando como una vaca. Precio: Unos 6,60€ la lata de 220 g (escurridos) en Carritus.com.

Pulpo al ajillo La Receta

Y sin cocer nada. FACEBOOK LA RECETA

Y si quieres ir un poco más fino y te gusta el pulpo, hay uno al ajillo, el de La Receta no falla. Tiene trozos grandes, tiernos y sabrosos, además de que no estás con el remember a ajo durante todo el día. Lo acompañas con un buen pan -eso es innegociable: no podemos dejar que se desperdicie ni una gota de esa salsa maravillosa- y de esa playa no te vas sin tu foto en la orla del dominguero. Eso sí, asegúrate de que no te está cayendo un chorro de aceite brazo abajo (esto me lo ha contado una amiga). Precio: 9,90€ el tarro de 250 g (peso neto).

Salmorejo fresco Hacendado

Un salmorejo para conquistarlos a todos. FACEBOOK MERCADONA

Mònica Escudero, es coordinadora de esta santa casa y el faro que nos guía cuando nos quedamos sin ideas en la cocina o en las propuestas de artículos. Su recomendación es el salmorejo sin pasteurizar Hacendado: “Voy a Mercadona aposta para comprar un único producto de alimentación, cierto zumo de tomate del que ya os he hablado alguna vez, que no proviene de concentrado y es todo natural pero a pesar de eso engancha más que la metanfetamina. Normalmente voy a tiro fijo, pero a veces cotilleo un poco y me llevo a casa algo más, si me llama la atención. Así descubrí este salmorejo sin pasteurizar, que conserva el sabor a tomate fresco, no lleva ningún ingrediente ignoto, tiene el punto de sal perfecto y un vinagre que se nota pero no molesta (aunque yo en la intimidad del hogar le pongo un chorrito más, porque tengo un problemilla con el vinagre)”. Si además quieres darle tu toque fantasía pero no tienes ganas ni de cocer un huevo, Mònica tiene más para ti, “sírvelo con unas sardinas anchoadas que encontrarás en otra de las neveras del establecimiento”. Precio: 2,96€.

Berberechos Cuca

Para hincarles el diente nada más llegar a la arena. FACEBOOK LA VINOTECA

Sin berberechos no hay aperitivo, y la playa y la piscina están hechas para el aperitivo, eso lo sabe hasta el más de secano. Los berberechos Cuca, por ejemplo, que no tienen tierra y puedes escoger entre diferentes calibres -dependiendo de lo que te quieras gastar- con un chorrete de limón natural o una salsa tipo Espinaler son la alegría de la huerta. Si eres de limón y además le añades un poquito de pimienta, de lujo, si no te parece práctico llevar pimienta, es igual: también se los puedes añadir al gazpacho que te recomendamos más abajo. Precio: Consultar (depende del calibre).

Paté de carabineros Chanquete

Esto es una auténtica delicia. FACEBOOK CAPRICHOS Y EMBUTIDOS JORGE ALONSO

Otra recomendación que nos hace Mònica es el paté de carabineros Chanquete. “Lo descubrí en Ego Galego, una tienda de mi barrio -Gràcia, en Barcelona- donde me surto de conservas, queso y cuando tengo suerte, también huevos de gallinas "de casa" gallegos. Es perfecto para picotear mojando palitos, su sabor a marisco es una cosa muy seria -normal: se compone de marisco en un 92%- y tiene una textura de lo más agradable. Si quieres algo más elaborado puedes usarlo para canapés, bocadillos o en una vinagreta; pero a mí como más me gusta es untado en una Mariñeira”. Precio: 4,20€.

Bacalao con pimientos Ahumados Domínguez

Con esto tienes media tarde hecha. FACEBOOK GRUPO GOURMETS

Mikel López Iturriaga, aka el jefe de todo esto, nos recomienda el bacalao con pimientos de Ahumados Domínguez. “Mira que este producto lo tenía todo para no gustarme: es una especie de ensalada envasada, lleva el apellido "premium"... Pero una vez probado, no me queda otro remedio que rendirme a su grandeza. Un bacalao a la altura de los ahumados de esta marca y unos pimientos de primera componen un dúo afinadísimo, ideal para ser llevado a la piscina, a la playa o al Hawai Bombai que a veces tú te montas en tu piso. Una idea: incorporarlo a una ensalada de tomate o de lechuga como aliño. Otra idea: probar también los otros aperitivos de la línea, porque el de salmón y encurtidos también está logradísimo”. Poco más podemos añadir. Precio: 4,99€ el paquete de 135 g.

Sardinas Pinhais

Más fácil, imposible. FACEBOOK FLAVORCOOK

Siguiendo con los bichos en conserva, las sardinas de Conservas Pinhais me las ha descubierto un amigo de esos pejigueros que siempre encuentran peros a algo. Si él les da su visto bueno, por algo será, en concreto porque “son el clásico perfecto por calidad del producto, buena elaboración de la marca, la textura y el punto de sal perfectos”. Yo probé las sardinas en aceite de oliva picantes. Tan ricas como las francesas, tan baratas como las portuguesas, listas para poner sobre una rebanada de pan o sobre unos tomates abiertos en la misma playa, con una pizca de sal y el mismo aceite de la conserva como aliño. ¡Ovación, señora! Precio: Unos 2,40€ la lata de 125 g.

Bonito o anchoas Angelachu

Fácil, sencillo y para toda la familia. FACEBOOK ANGELACHU

Pedirle una recomendación de comida que no requiera pasar por la cocina a una adicta a los fogones como Susana Pérez, de webos fritos, es un reto, pero, como siempre, tiene soluciones para todo. “Soy muy de pícnic y a mí me lo solucionan unos buenos ibéricos que llevo envasados al vacío. Me encanta llevar un par de buenos tomates, abro una lata de mi bonito o mis anchoas favoritos, los dos de Conservas Angelachu, unas aceitunas negras, y monto allí mismo una ensalada maravillosa en nada de tiempo”. Precio: consultar (depende del tamaño y el formato).

Gazpacho Chef Select

Aquí hay para elegir. LIDL

Ana Casanova, profesora de cocina, fotógrafa gastronómica y dueña y señora de Lovefood, nos dice que su opción favorita son los gazpachos Chef Select. “Tienen el tradicional y uno más suave, pero yo como soy intensa me quedo con el tradicional. Además la OCU los ha escogido como el mejor del mercado. Si un día te levantas más creativo, te llevas unas cerezas y una lata de berberechos al natural y te tuneas el gazpacho”. Lo malo es la complicación de tener que llevar una nevera a la playa; lo bueno, que cada sorbo te va a saber a victoria. Precio: 1,48€ en Lidl.

Puerros en conserva Victofer

Y sin pasar por la cocina. FACEBOOK VICTOFER

Si no te gustan los espárragos, o te has cansado de ellos, prueba los puerros en conserva. Una amiga vasca-jerezana me dio a conocer los de Victofer, un ultramarinos que hay en la Cuchi (c/ Cuchillería, Vitoria) y fueron un descubrimientazo. Son carnosos, suaves y te aseguro que te vas a hacer fan en el mismo momento en que los pruebes. Tienen tienda online, así que pruébalos. Llévate una minibotellita de un buen aceite de oliva virgen extra, aprovecha la pimienta que como persona con criterio te habrás llevado para los berberechos y prepárate a gozar. Precio: Entre 2,60 y 5,45€, dependiendo del tamaño y el calibre (en su tienda online).

Queso feta Andechser Natur

Haz sitio en la nevera, porque esto tiene que estar también. ANDECHSER-NATUR

Marc Casanovas, editor de PlayGround Food, elige la fruta. Y, si le damos la concesión de poderle añadir alguna cosa sin que esto lo penalicemos como “cocinar”, nos propone una ensalada interesante: “Siempre elijo como opción fácil fruta cortada como sandía, melón, melocotón o mango. Evidentemente por el punto refrescante y porque hidrata más que otra comida más pesada. Y como receta la ensalada de sandía, queso feta, cebolleta y aceitunas negras, menta, orégano y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Una delicia”. Y el queso que nos recomienda es el de Andecsher Natur, para rematar la faena lo más sanamente posible. Precio: 7,50€ los 180 g.

 

Pechuga de Pavo Frial o La Selva

Palabrita de nutricionista. FACEBOOK FRIAL

La nutricionista Cristina Morillo nos da unas cuantas ideas para comer saludable: “Puedes llevar melón y jamón serrano y preparar unas brochetas. El jamón curado de bellota o los de alta calidad (JJJ, ibéricos) pueden ser más interesantes desde el punto de vista que el animal estará mejor cuidado y ello repercutirá en la calidad de la carne del mismo”. O, puedes preparar otra versión de las brochetas de fruta y embutido “pero con sandía y pechuga de pavo asada de la marca Frial o La Selva, ya que estas tienen al menos un 80% de pechuga de pavo. De todo esto no cabe duda que la recomendación de consumo de estos productos es de máximo dos veces a la semana, pues se tratan de carnes procesadas”. Precio: A consultar.

Hummus Vegetalia

El hummus, que no falte. FACEBOOK BIOECOBIO

Y, si eres hummus lover, pero no sabes cuál elegir, Anabel Fernández, directora de nutrición de KOA Center nos recomienda el de Vegetalia, que está hecho con AOVE y ella lo acompaña con unas zanahorias para mojar. “Si no tienes a mano el de esta marca, puedes llevar el de Hacendado u otras marcas. La mayoría están hechos con aceite de girasol pero siempre es más sano que comer algún frito del chiringuito. Los frutos secos crudos también son un buen tentempié, ya que son una opción muy sana y saciante”. Una aportación final, el hummus con zanahoria, pimiento rojo o apio está muy bueno, pero con manzana está directamente de muerte. Precio: Unos 3€ el tarro de 210 g.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista