Cómo freír berenjenas sin que queden blandas y grasientas

¿Cuál es el secreto para conseguir que salgan crujientes y ligeras? Dos tabernas de Córdoba tienen la respuesta a esta pregunta clave para el futuro de la humanidad

  • Comentar
  • Imprimir

Un abismo que ni el de Helm separa una buena berenjena frita de una chunga. La primera es crujiente por fuera y cremosa por dentro, y lleva consigo una cantidad relativamente pequeña de aceite. La segunda es una plasta blandurria y cargada de grasa, que da más vueltas en tu estómago que el ciclo de algodón-prendas resistentes de tu lavadora.

Para que en nuestras cocinas reine la opción lujo berenjenero y nos mantengamos alejados del modelo esponja churretosa, viajamos hasta uno de los lugares donde mejor fríen esta hortaliza del mundo: Córdoba. Dos tabernas con maestría garantizada en este menester, La Montillana y Salinas, nos enseñaron sus trucos para una fritura perfecta, y como no somos lerdos aunque lo parezca, lo grabamos para enseñároslo. Así que, ale, a mirar el vídeo de arriba, que más cocinar la berenjena y menos usarla para decir guarreridas en el whatsapp.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista