Ensalada de judías con hinojo
Más fácil imposible.

Ensalada de judías con hinojo

  • Comentar
  • Imprimir

Cortar, mezclar y comer: esta ensalada es sencilla, barata y sabrosa gracias al encurtido rápido de las verduras. Puedes hacerla un poco más sofisticada añadiéndole unas anchoas picadas.

La receta de hoy lo tiene todo para triunfar en septiembre: se hace en un momento, es perfecta para ponerla en una tartera y llevarla al trabajo y no lleva carne, para cortar un poco con el festival de barbacoas y proteína animal que nos pegamos algunos durante las vacaciones.

Usaremos frijoles o judías rojas -que podrían ser blancas si las tenéis más a mano- ya cocidas, una variedad de tamaño medio. Si las queréis cocer vosotros mismos podéis escoger la variedad: carillas, del ganxet, de manteca, canela o verdina, hay tipos suficientes para variar y no aburrirse. Si no tenéis ni idea de cómo cocerlas, este vídeo de nuestro Amado Líder Mikel López Iturriaga os puede dar alguna pista básica.

La práctica nos ha enseñado a muchos que las legumbres pueden convertirnos en un globo aerostático; pero la sabiduría popular también dice que si se combinan con comino, romero o -como en este caso- hinojo, la cosa es mucho más llevadera. Además, para darle algo de vidilla, haremos un encurtido exprés con vinagre del hinojo y la zanahoria; si os gusta mucho el resultado deberíais probar los encurtidos fermentados. Si no tenéis la media hora necesaria para que el vinagre haga efecto, calentadlo un poco antes de mezclarlo con las verduras y aceleraréis el proceso.

Dificultad

Tan fácil que te sale a devolver.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de frijoles o judías rojas cocidas
  • Un bulbo de hinojo mediano fresco
  • 2 zanahorias muy frescas
  • 6 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharada de azúcar
  • Sal
  • Aceite de oliva

Pasos

  1. Cortar el hinojo a tiras -reservando las hojas para el emplatado- y rallar la zanahoria. Poner el hinojo y la zanahoria en un cuenco con el vinagre, el azúcar y una pizca de sal. Marinar durante una media hora, removiendo de vez en cuando.
  2. Escurrir los encurtidos y mezclarlos en un bol con las judías escurridas. Salar al gusto -cuidado: los encurtidos ya llevan sal-, añadir un poco de aceite de oliva y remover con cuidado de no romper las judías. Servir con las hojas de hinojo fresco por encima.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista