La ruta del sobao pasiego

La pieza de bollería más famosa de Cantabria desata pasiones en toda España. ¿Cómo se hace? ¿Cuáles son sus mejores marcas? ¿Se pueden preparar postres con ella? Aquí tienes algunas respuestas.

  • Comentar
  • Imprimir

Hay vicios a los que es imposible resistirse, y el sobao es uno de ellos. Su nada desdeñable cantidad de azúcares, hidratos de carbono y grasas saturadas no lo convierten precisamente en objeto de culto entre los nutricionistas, pero a ver quién es el valiente que permanece impasible ante su esponjosidad lasciva, su sabor profundo a huevo y mantequilla y su olor a cielo en la tierra.

Comerlo con moderación -si puedes- es importante, tanto como distinguir entre los auténticos sobaos y las basurillas industriales que se venden con ese nombre. Para saber cómo se preparan y cuáles son sus mejores marcas, viajamos hasta su lugar de origen, los Valles Pasiegos en Cantabria. Y también exploramos su potencial como base para postres de la mano de Jesús Sánchez, chef del Cenador de Amós. Todo lo tienes en el vídeo de arriba, en el que también me puedes ver haciendo el tontolaba disfrazado de Heidi cutre por si lo anterior no fuera suficiente.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista