Queso fundido, ven a mí (y no te marches nunca)
Queso fundido, ven a mí (y no te marches nunca).

Y el bocata más fresco del mundo es...

  • Comentar
  • Imprimir

De cerdo, pollo, calamares, higos y hasta de longaniza y huevo frito. Nos habéis hecho salivar con todos vuestros bocadillos, pero solo uno es el ganador. Corre y lee, que lo mismo es el tuyo.

Una vez más, tenemos que descubrirnos ante vosotros: ¡qué colección de bocatas! ¡Qué texturas! ¡Qué rellenos! ¡Y qué pintaza, virgen santa! Nos habéis hecho salivar como los perros de Pavlov. Y nos ha costado un mundo -os confesamos- no lamer la pantalla. Pero mucho más escoger a un ganador entre tantos y tantos bocadillos tan frescos como suculentos.

Hemos recibido de todo: de cerdo, calamares o sardinillas, a bocatas de longaniza y huevo frito y hasta uno de pollo acorralado entre frijoles y una salsa de cerveza y queso, que más de un miembro del jurado, nos consta, ha recreado ya en la intimidad de su cocina con un chorretón cayéndosele por las comisuras. Vamos, que nos lo habéis puesto muy, muy difícil para escoger al artífice del bocata más fresco del mundo, nuestro concurso en colaboración con Carrefour.

Pero, bueno, tras deliberarlo y hacer de tripas, corazón, ahí va: el ganador y la persona que se lleva, por tanto, la tarjeta regalo de Carrefour valorada en 200 euros y el libro La cocina pop de El Comidista, firmado por nuestro líder espiritual Mikel López Iturriaga, es... ¡Oriol Bel! ¡Enhorabuena, bocatista!

Fresco, fresquísimo. ORIOL BEL

El suyo es el bocadillo más fresco de todos, elaborado con pan de aceitunas, quesó mató (similar al requesón), higos, jamón ibérico y un toque verde. "Una opción bien fresca y de temporada", defiende el propio Oriol, que quedó segundo, nos recuerda, en nuestro anterior concurso de El pelafrutas de oro. Quien la sigue, la consigue y más si se es un tragaldabas. Para ti la gloria de encabezar, esta vez, el podio final, majo.

Pero, eso sí, ha sido por los pelos, porque Eduardo Santos a punto estuvo de arrebatarle ese primer puesto con su ya mencionado pollo acorrolado: un señor bocata de restos de pollo guisado, pepinillo, frijoles, manteca de cerdo, aguacate, chile serrano, limón, ajo, perejil, aceite y todo eso bañado por esa salsa de cerveza y queso, que protagoniza ya nuestras fantasías más bocático-festivas.

De los bocatas más porno que hemos visto. EDUARDO SANTOS

Y otra receta de pollo que nos encandiló fue la de Toni Pérez y su trampantojo. O explicado por él mismo: "El truco es que aunque parece atún, en realidad, es pollo. Usando la misma técnica de escabechado de pescados hemos cocinado unas pechugas de pollo. Queda realmente jugoso y con un sabor espectacular". Tiene toda la pinta y más si se acompaña con una buena mahonesa casera, como nos sugiere, y "tomate, queso tierno de cabra, la cebollita del escabeche y unas piparras, que le dan un contraste increíble". Un buen pan de cristal completa esta ilusión gustativa.

Aroa Marín también nos creó la necesidad de pegarle un buen mordisco a su propuesta de calamares rebozados en pasta orly con su tinta; inspirada, eso sí, en el mismo bocadillo de calamares que preparan en el restaurante Jagger, de Madrid. Aroa nos avisó de esto en su correo, por lo que aceptamos este plagio de cefalópodos, ejem, como animal acuático.

Desde luego, vistoso es. AROA MARÍN

¿Y qué decir de la obra magna de Gustavo Fryd? Su bocadillo de bondiola de cerdo braseada a la cerveza negra es también digno de mención: montado sobre un pan "tipo focaccine abierto al medio", nos concreta, y relleno de esa carne deshilachada y tiras, además, de batata con jengibre y cebolla caramelizada. En nuestras bases no lo ponía, pero no nos hacemos responsables de las babas que puedan estar cayendo ahora mismo sobre el teclado de nuestros lectores.

Y de beber, también uno de estos. GUSTAVO FRYD

Algo más sencilla, pero igual de apetitosa, es la receta con la que Pilar Cachón se postuló como bocatista mayor del reino: sardinillas con paté de tomate seco, queso Halloumi a la plancha, rúcula y vinagreta de huevo.

Para los muy sardineros, esta sabrosura. PILAR CACHÓN

Desde su cuenta de Instagram, Esmorzaret nos hizo relamernos con su bocatazo de pan de horno con tomate fresco a rodajas, pimientos verdes ligeramente picantes, queso fundido -"mezcla de cheddar, gouda y emmental"- longanizas de cerdo y huevo frito ecológico. Pero, claro, con ese nombre ya intuíamos que, como mínimo, iba a dejarnos con la boca abierta.

En esa red social también nos dimos de bruces con otro bocatón, que es como llaman Sara y Ángel, los responsables de Gourmethomes, a su criatura. "Lleva pan de hogaza tostado con una base de mahonesa casera de curry, zanahoria rallada, presa ibérica, manzana roja, cebolla morada y pimientos de Padrón, y de acompañamiento unas patatas gajo fritas moradas condimentado con hierbas provenzales y pimentón".

Julyfood nos propuso este sándwich de pastrami inspirado también en otro muy parecido: el que preparan en el Katz's Delicatessen, de Nueva York. Con pan de centeno, en su caso, y queso Havarti, pepinillos agridulces y cebolla.

Y ahí va uno de los más exóticos que recibimos: este durüm de codillo a la gallega, con pimiento rojo, col rizada, salsa de yogur y queso de tetilla. Lo firman, al alimón, Javier Corrales y su mujer, Gabriela. Responsables también del local de comida para llevar Sr. Matambre, en Madrid.

Menuda pintaza, tú. GABRIELA

Podríamos seguir así años, pero tenemos que ir terminando y lo hacemos con esta última receta, que también nos desbordó como esos filetes de ternera y esa pera caramelizada con miel, foie micuit, canónigos y mostaza antigua, que sobresalen de la pantalla y que firma Tempo Culinario.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista