La tortilla de patatas, ¿cuajada o poco hecha?

España se divide en dos mitades: los que prefieren la tortilla líquida por dentro y los que sólo la toman bien cuajada. ¿Cuál es mejor? Preparamos dos recetas y se las damos a probar al pueblo soberano.

  • Comentar
  • Imprimir

Llevamos siglos debatiendo sobre si la tortilla debe llevar cebolla o no, y todavía no nos hemos puesto de acuerdo. Pero esa mezcla maravillosa de patata, aceite, huevo y sal esconde, sin embargo, otra disyuntiva igual de importante: ¿mejor cuajada o líquida? ¿Bien hecha o más cremosa? ¿Ladrillo o sopa? La polémica está servida, liquidistas y cuajadistas, y como no queremos dejaros con la duda allá que nos fuimos a un súper de Carrefour a romper España, nuevamente, con otra de nuestras batallas de recetas.

Para ello preparamos dos tortillas: una, siguiendo la receta gallega de la tortilla de Betanzos, es decir, más líquida; y otra, más cuajada, al estilo cordobés. Y se las dimos a probar al pueblo soberano. Si quieres saber cuál de las dos fue la elegida, y de paso aprender a hacerlas bien, dale al play, que es gratis. Aunque si te puede el ansia, te dejamos aquí las dos recetas para que lo debatas también en tu propia casa.

TORTILLA CUAJADA

Ingredientes

  • 300 g de patatas peladas
  • 6 huevos grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

  1. Lavar, pelar y cortar las patatas en láminas finas. 
  2. Añadirles sal y freír en abundante aceite hasta que las patatas estén blandas.
  3. Batir los huevos y añadir las patatas.
  4. Ya en la sartén hay que darle la vuelta varias veces en tandas de 1 minuto hasta ver que está firme al tacto.

TORTILLA LÍQUIDA

Ingredientes

  • 500 g de patatas tipo Kennebec
  • 7 huevos grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

  1. Cortar las patatas con un grosor de unos 2 milímetros usando una mandolina.
  2. Pochar la mitad de las patatas en aceite de oliva virgen extra a unos 110 grados y con el resto hacer patatas chips a fuego fuerte.
  3. En un bol, machacar los dos tipos y mezclar de forma homogénea.
  4. Añadir los huevos batidos y salar.
  5. Verter la mezcla en una sartén con poco aceite y marcar 1 minuto, aproximadamente, por cada lado.

¿Eres liquidista o cuajadista? Cuéntalo en los comentarios y debate amablemente (incluso con los que no están de acuerdo contigo).

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista