Otra caponata es posible
Otra caponata es posible.

Lasaña de caponata

  • Comentar
  • Imprimir

La caponata es uno de los aperitivos y entrantes más versátiles de cocina italiana, pero además de un acompañamiento puede ser el relleno perfecto para platos principales. Ejemplo: esta sabrosa lasaña.

Etimológicamente, la palabra “caponata” tiene raíces tanto griegas como latinas que nos llevan a lo mismo: cortar, despeinar. En 1709 aparece escrito en un libro de recetas el término caponada, que ya hacía una referencia clara a la receta siciliana. Ahondando en la tradición de la isla, la caponata no es más que una especie de pisto o ratatouille pero con un toque agridulce por la combinación de la berenjena, las alcaparras, el apio, la cebolla, los tomates y, sobretodo, el vinagre y el azúcar.

Está claro que la caponata no es una receta únicamente italiana -o siciliana, más bien- sino que se ha adaptado por todo el Mediterráneo con diversas variantes, casi siempre presentada como aperitivo o acompañamiento desde el siglo XVIII. Dicho esto, se puede entender que sólo en Sicilia haya más de 37 variantes de lo que ellos llaman “capunata”, donde la berenjena -uno de sus ingredientes principales- apareció hace relativamente poco.

Es una receta  con orígenes muy antiguos que ha ido evolucionando con la historia y sus flujos culturales. Hoy en día, cada mamma hace la suya y generalmente lo único que comparten todas es la base de berenjena y tomate, el apio y ese punto agridulce. Cuando se sirve de aperitivo suele ser fría, y como acompañamiento va mejor tibia, pero además ¿por qué no emplearla como relleno de cualquier cosa? Esta lasaña de caponata, por ejemplo, queda realmente jugosa y muy aromática. Si cambiáis la pasta de lasaña por masa wonton para empanadillas chinas, alucinaréis con lo suave y elegante que queda.

Dificultad

Es algo laboriosa, pero vale la pena.

Ingredientes

Para 4 personas

Para la caponata

  • 500 g de berenjenas (2 medianas)
  • 1 rama de apio
  • 300 g de cebolla (dos pequeñas o una muy grande)
  • 30 g de alcaparras (2 cucharadas)
  • 50 g de aceitunas negras sin hueso (unas 20 aceitunas)
  • 250 g de salsa de tomate casera o, en su lugar, un buen tomate frito
  • Una cucharada de vinagre de Módena
  • 35 g de azúcar moreno
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Sal

Para la bechamel

  • 500 ml de leche entera (si puede ser, fresca)
  • 40 g de mantequilla
  • 30-35 g de harina
  • Sal
  • Una pizca de nuez moscada (muy pequeña)
  • Pimienta negra

Además

  • 12 placas de lasaña
  • Un poco de queso parmesano recién rallado

Preparación

  1. Para la caponata, cortar la berenjena en cuadraditos, poner en un colador, añadirle sal y dejar que suelten agua durante una hora. Picar la cebolla muy finita junto al apio y las aceitunas.
  2. Sofreir en aceite la cebolla y el apio a fuego bajo hasta que se pochen. Añadir entonces la berenjena, y saltear a fuego alegre para que se cocine sin hacerse demasiado. Incorporar las aceitunas, las alcaparras, y la salsa de tomate. Dejar cocinar 5 minutos más.
  3. Añadir el vinagre, el azúcar y poner a punto de sal y cocinar durante 5 minutos más. Reservar. Si usamos tomate triturado y no salsa de tomate buena, habrá que cocinarlo mucho más, para que coja textura y buen sabor, a fuego muy bajo por lo menos 30 minutos.
  4. Para la bechamel, derretir la mantequilla y sofreír en ella la harina a fuego bajo durante cuatro o cindo minutos. Añadir la leche caliente y llevar a ebullición, moviendo bien con unas varillas para que no se pegue. Poner a punto de sal, añadir la nuez moscada (opcional) y la pimienta negra y reservar (tiene que quedar poco densa).
  5. Precocer las placas de lasaña durante 30 segundos en agua hirviendo, pasar por agua fría rápidamente y reservar. Montar la lasaña con una capa de pasta, encima la caponata, otra capa de pasta, caponata, pasta y encima la bechamel.
  6. Terminar en el horno a 200ºC durante 10 minutos, para que se gratine bien (se puede usar el grill si es necesario). Cuando salga del horno, rallar queso parmesano al gusto para darle aún más alegría.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista