Tan sencillos y tan ricos
Tan sencillos y tan ricos.

Fideos al estilo de Singapur

  • Comentar
  • Imprimir

Un salteado sencillo con fideos de arroz acompañados de verduras, carne, marisco y unas cuantas salsas. Lo puedes adaptar a tu gusto y, más importante aún, al contenido de tu nevera.

Curiosamente, es más fácil encontrar este plato en los puestos callejeros de comida hongkoneses y en los restaurantes chinos de la anglo-esfera que en los hawkers centres singapurenses. De ahí que su origen siga siendo hoy un misterio. Si le preguntas a alguien de Singapur por este salteado, es probable que te ponga la misma cara que pone un ruso cuando le preguntas por la ensaladilla rusa. De hecho, muchos creen que los fideos al estilo de Singapur son, en realidad, cantoneses, porque si se le quita el curry de la receta lleva los mismos ingredientes que un plato cantonés llamado Ha Moon Chow Mei Fun. Provenga de donde provenga el plato, vale la pena por su veloz preparación y su intensidad de sabores.

Es imperativo que los fideos sean vermicelli, que son los que están hechos de arroz y son súper finos. Hay quien los cuece totalmente y luego los deja enfriar y hay quien prefiere sumergirlos en agua tibia unos minutos para acabarlos de cocer en el wok o en la sartén, como nosotros. En caso de duda, seguid las instrucciones del paquete porque el método y el minutaje de cocción varía mucho según la marca.

Los fideos al estilo de Singapur permiten miles de combinaciones; pueden ser carnívoros, flexitarianos, vegetarianos y, si se les quita la salsa de pescado, veganos. Además, son ideales para acabar con los restantes de la nevera. En el apartado proteico; pollo, cerdo, ternera, gambas, tofu y/o huevo. En el departamento verdulero; pimiento rojo, cebolla, repollo, col rizada, zanahoria, guisantes, judías verdes y/o brotes de soja. Para darle su característico color amarillento se puede usar curry en polvo o cúrcuma. Para decorar, cebolleta, guindilla verde picada y/o un poco de cilantro.

También es importante el mise en place. Esto significa tener todos los ingredientes pelados, lavados, cortados y dispuestos en un plato o en una bandeja listos para ser cocinados en tandas rápidas. Para hacer la receta todavía más sencilla, con permiso y perdón de los expertos en técnicas culinarias asiáticas, primero nos ocuparemos del salteado y después de los fideos. En la elaboración tradicional de este plato, se hace todo a la vez lo cual requiere un nivel de multitarea notable del que, por desgracia y por el momento, muchos de nosotros todavía carecemos.

Dificultad

Fácil; con el mise en place es un pispás.

Ingredientes

Para 2 personas

  • 100 g de fideos de arroz vermicelli
  • 1 diente de ajo
  • 1 pulgar de jengibre (del mismo tamaño que el diente de ajo)
  • ½ pimiento rojo pequeño
  • ½ cebolla pequeña
  • 1 zanahoria pequeña
  • 2 filetes de cinta de lomo de cerdo
  • 6 gambas medianas
  • ½ cucharada de curry en polvo
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de aceite de girasol

Para decorar

  • 1 cebolleta pequeña
  • ½ guindilla verde
  • ½ cucharada de cilantro

Preparación

  1. Pelar y picar finos el ajo y el jengibre. Pelar y cortar en juliana el pimiento, la cebolla y la zanahoria. Cortar el lomo en tiras y la cebolleta en aritos. Picar la guindilla -sin nervios ni semillas- y el cilantro fino. Lavar las gambas; separar los cuerpos de las cabezas, pelar los cuerpos y hacerles un corte transversal para quitarles los hilos negros (intestinos). Cortar las gambas por la mitad a lo largo. Colocar todos los ingredientes en un plato grande o en una bandeja.
  2. Calentar el aceite en un wok o sartén. Saltear los siguientes ingredientes a fuego medio, en tandas, removiendo con una espátula y por este orden; ajo y jengibre (medio minuto), cebolla (un minuto), zanahoria (un minuto), pimiento (un minuto), lomo (un minuto) y gambas (medio minuto).
  3. Añadir el curry y el azúcar y remover durante otro minuto. Sumar las salsas de soja y de pescado y remover medio minuto. Retirar la sartén del fuego y reservar.
  4. Llevar agua a ebullición en un cazo. Cuando empieza a hervir, agregamos los fideos y, con unas pinzas de cocina, removemos bien hasta deshacer el ovillo de pasta. Apagamos el fuego. En una tacita, poner cuatro cucharadas del líquido de cocción y reservamos. Dejar los fideos en remojo fuera del fuego unos 3-4 minutos o hasta que estén semi-cocidos.
  5. Volver a poner la sartén del salteado al fuego y darle un golpe de calor. Añadir el líquido de cocción de la tacita y remover bien. Agregar los fideos y mezclar todo con las pinzas un par de minutos, o hasta que parte del líquido se haya evaporado y los ingredientes estén muy mezclados. Probar y, si es necesario, ajustar la cantidad de salsa de soja y/o de pescado al gusto. Emplatar, esparcir la cebolleta, la guindilla y el cilantro por encima y servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista