Le pones arroz y a comer
Le pones arroz y a comer.

Curry japonés

  • Comentar
  • Imprimir

La versión japonesa del curry nació cuando los ingleses lo llevaron a ese país desde India. Ahora se ha convertido en uno de los platos nacionales, tan típico en la cocina casera como el ramen.

“¿Pero el curry no era indio?”, os preguntaréis algunos al leer el título de la receta de hoy. Pues si, pero los ingleses en su afán de conquistar el mundo lo llevaron desde India hasta las islas japonesas hace ya más de 100 años. Con el paso del tiempo los nipones lo fueron haciendo suyo, hasta considerarse hoy en día uno de los platos nacionales. Se considera incluso más tradicional que el famoso ramen; una comida típica familiar que cunde mucho, ya que se prepara de forma muy sencilla, y en mucha cantidad. Dicen que no hay dos familias en Japón que lo preparen igual, el sabor en cada casa es muy particular.

Como la receta de hoy se escapaba un poco de nuestros límites culinarios, volvimos a ver a nuestro amigo Keita Tanaka. Después del éxito que ha cosechado en Barcelona junto con su socio en el restaurante Fan Shoronpo -famoso por sus peculiares empanadillas al vapor rellenas de caldo-, se han embarcado a abrir un segundo restaurante en Barcelona, el Fan Curry Hacci, cuya especialidad es el curry japonés.

El Kare Raisu -Kare es curry y Raisu, arroz- es mucho menos picante que su pariente indio y suele ser menos agresivo para los estómagos menos acostumbrados a esos sabores remotos. Se prepara con pastillas de curry japonés, que parecen una especie de tableta de chocolate y de las que hay miles de tipos, dependiendo del picante y el dulzor. Cada vez es más fácil de encontrar en tiendas especializadas, pero si no lo encuentras puedes usar una cucharada de curry en polvo con un diente de ajo, un poco de jengibre y una cucharada de aceite de girasol o de oliva suave. Es importante no cocinar mucho el estofado una vez añadamos la pastilla de curry ya que tanto el sabor como la sal se intensifican rápidamente. Nosotros recomendamos usar las pastillas medio picantes (en el paquete suele poner “mild hot”).

La pieza de carne que usamos para la receta es culata de ternera, pero también se puede preparar con pollo, panceta de cerdo o incluso solo verduras (Keita nos confiesa que su madre mezcla muchos tipos de carne a la vez cuando lo prepara en casa). El tiempo de cocción del plato dependerá del tipo de carne y el corte que usemos.

Se come con mucho arroz, que hace las veces de pan -pero nunca con fideos, ya que no se impregnan tan bien de la salsa como el arroz- y con una cuchara, nada de palillos. Podemos aprender de las madres de Japón y el día que lo preparemos, hacer de más y aprovechar para comerlo durante toda la semana. También se puede congelar, aunque no lo recomendamos porque pierde bastante textura.

Dificultad

No se come con palillos, así que tiene la misma dificultad que hacer un estofado.

Ingredientes

Para 6 personas

  • 600 g de ternera cortada a dados
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 200 g de champiñones
  • 1 l de agua
  • 2 pastillas de curry de 20 g
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil
  • 350 g de arroz cocido para acompañar

Preparación

  1. Salpimentar la ternera y dorarla en una olla con un poco de aceite de girasol. Retirar la carne, añadir un poco más de aceite en la olla, sofreír la cebolla y la zanahoria cortados en trozos pequeños a fuego medio y removiendo constantemente durante 10 minutos.
  2. Añadir los champiñones cortados pequeños al sofrito. Saltear hasta que suelten el líquido y quede un sofrito seco pero untuoso.
  3. Devolver la carne a la olla, remover y añadir el agua. Guisar hasta que la carne quede tierna, a fuego medio-bajo durante aproximadamente una hora y media.
  4. Cuando falten 20 minutos espolvorear la pastilla de curry en el guiso, tapar y dejar reposar 20 minutos en la olla con el fuego apagado para que se acabe de ablandar la carne. Servir acompañado del arroz y con unas ramas de perejil, cebolleta china o cilantro picados.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista