El secreto está en la salsa
El secreto está en la salsa.

Ensalada de verduras asadas con aliño César

  • Comentar
  • Imprimir

Tres ingredientes verduleros -patata, berenjena y pimiento- cocinados en el horno que se vienen arriba gracias a un aliño inspirado en la clásica salsa César. Puedes adaptar las verduras a lo que tengas por la nevera.

Me flipa el horno. No por el buen sabor que le da a los ingredientes (que también). Ni porque pueda hacer que cualquier persona, repito, cualquier persona sea capaz de parecer Paul Bocuse con un simple asado de verduras. Me flipa el horno porque es la ley del mínimo esfuerzo hecha gourmet.

Esta es un poco mi máxima para el día a día: cosas que puedes dejar haciéndose con toda la calma del mundo y que luego estarán buenas. Al final no se trata de cocinar mucho, sino de cocinar con cabeza. De ahí que los potajes, los asados y preparaciones similares hayan perdurado tanto tiempo en nuestro recetario. Y de ahí que yo los haga semana sí, semana también.

Una receta -y esta es un buena ejemplo- mejora cuando sabes que puedes ponerle casi cualquier ingrediente: chirivías, calabaza, cebollas, boniatos, puerros, etc. En cuanto al aliño, yo me voy a algo salvaje para darle un poco de chicha a la patata. Si no te tira, un poco de aceite con zumo de limón -y su ralladura- va más que de sobra. Pero si te va esto de los sabores potentes y lo único que buscas es alargar un poco más el plato, siempre puedes añadirle lechuga romana y rallarle un pelín de parmesano por encima para honrar un poco más la César original.

Dificultad

Nimia.

Ingredientes

Para 4 personas

Para la ensalada

  • 2 berenjenas
  • 2 pimientos morrones
  • 4 patatas medianas

Para el aliño

  • 65 g de anchoas en aceite escurridas
  • El zumo de un limón (o al gusto)
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 100-120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 cucharaditas de alcaparras (opcional)

Preparación

  1. Calentar el horno a 160 ºC con calor arriba y abajo.

  2. Lavar las verduras bajo el grifo y colocarlas en una bandeja de horno. Asar suavemente durante, aproximadamente, una hora y media. Cada 20 minutos, comprobar que las verduras no se están quemando y darles la vuelta con cuidado (sobre todo los pimientos, para que no se rompan).

  3. Sacar las verduras del horno y dejarlas atemperarse. En el caso de los pimientos, colocarlos en un bol y taparlo con film. Pasado un rato, pelar las berenjenas y deshacer la carne con las manos. Hacer lo mismo con el pimiento y las patatas (que se pueden pelar o no).

  4. En un vaso de batidora, poner las anchoas, la mostaza, la salsa Worcestershire y el zumo de los limones. Triturar bien y luego ir añadiendo poco a poco el aceite hasta emulsionar la salsa.

  5. Servir las verduras (templadas o frías, a gusto de cada persona) en cuatro platos y aliñar con la salsa. Si se quiere, añadir unas pocas alcaparras en vinagre como toque final.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista