Alcachofa, mon amour
Alcachofa, mon amour.

Alcachofas braseadas con vinagreta de anchoa, chile y perejil

  • Comentar
  • Imprimir

En El Comidista no desperdiciamos ninguna oportunidad de cocinar con la hortaliza que nos presta su imagen. En esta ocasión, las preparamos con un braseado sencillo y una potente vinagreta.

Alcachofa, deliciosa alcachofa, logo comidista y manjar que nos alegra la temporada de invierno, ¿quedará alguna manera en la que no te hayamos cocinado? Posiblemente no, pero eso no hará que dejemos de dar la turra de todas las maneras posibles con una de nuestras hortalizas de hoja favoritas.

Como venimos de días de virguería culinaria y digestiones complicaditas, hoy las prepararemos de una manera tan sencilla como sabrosa, usando la técnica del braseado. Al sacarlas del fuego, las aliñaremos con una vinagreta fresquita con el toque umami de las anchoas y ya podemos proceder a comérnoslas (calientes o frías, si las queremos en plan ensalada) Podemos añadirles alcaparras o pepinillos picados, o aromatizar el aceite y el limón con un diente de ajo espachurrado durante media hora y posteriormente retirado. Si queréis evitar los animales pero no el umami, podéis usar un poco de miso en la vinagreta en lugar de las anchoas.

Si sois de buen saque aunque aún tengáis el capón de Navidad incrustado en al paladar y lo queréis convertir en un plato completo, podéis servirlo sobre un lecho de arroz -mejor integral-, garbanzos, judías o lentejas cocidas o pasta, caliente o frío en plan ensalada (en este caso mejor añadir alguna hoja verde, como rúcula o brotes de espinacas). En estos casos es conveniente alargar un poco más la vinagreta, para que los platos no queden secos. ¿Demasiada complicación? Sírvelo sobre una rebanada de pan tostado, en plan bruschetta: seguro que tampoco hay queja.

Dificultad

La p con la a, pa.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 8 alcachofas (o 12, dependiendo del tamaño y el hambre)
  • Un limón o tallos de perejil
  • 4 filetes de anchoa
  • 2 cucharadas colmadas de perejil picado
  • 2 cucharadas de zumo de limón (o al gusto)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Chile fresco al gusto
  • Sal

Preparación

  1. Pelar las alcachofas quitando las hojas externas hasta que se vea del todo la parte amarilla, cortar la base del tallo y quitar las capas externas del mismo con un pelador o una puntilla. Ponerlas en un bol con agua con limón o tallos de perejil -para que no se oxiden- y cortarlas en láminas.
  2. Rehogar un par de dientes de ajo enteros en aceite de oliva. Incorporar las alcachofas y dorar un par de minutos. Salar, añadir tres cucharadas de agua y tapar con una sartén que encaje para que se cocinen al vapor.
  3. Mientras, hacer una vinagreta con las anchoas picadas, el perejil, el zumo de limón, el aceite, el vinagre, el chile en rodajas o daditos y sal (hay que tener en cuenta que las anchoas ya son saladas).
  4. Dejar dos minutos y medio y repetir la operación, si después de la segunda cocción siguen demasiado duras, hacerlo una tercera vez. Emplatar y servir con la vinagreta por encima, bien mezclado para que se empape de sabor.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista