Nunca un vaso fue tan navideño
Nunca un vaso fue tan navideño.

Parfaits de turrón y plátano

  • Comentar
  • Imprimir

En lugar de tratar al turrón como un postre en sí, lo usamos como un ingrediente más. Y el resultado son unos vasos helados y con capas, que te harán salivar hasta las siguientes navidades.

Lo típico que terminas de cenar, alguien saca la tabla de cortar los turrones… y se acaba la noche para ti. Al menos, a mí me pasa eso; primero porque hay mucha variedad; segundo, porque se espera de ti que pruebes un poco de cada cosa; y tercero porque -no nos engañemos- el turrón es bastante contundente. Así que he decidido darle una vuelta y tratar este producto no como un postre en sí, sino como un ingrediente más. Si lo piensas bien, al final es una especie de mantequilla de cacahuetes dulzona y sólida, así que las posibilidades son infinitas.

En este caso, he decidido ponerle un poco de fruta -plátano, por aquello de la facilidad de manipulación-, un pelíííín de nata montada (sin azúcar y con ralladura de limón, marca de la casa, para rebajar la sensación de pesadez) y galleta triturada para jugar con las diferentes texturas. Si quieres la versión guarra, derrite el turrón en 200 ml de nata caliente, añade cuatro hojas de gelatina neutra y ponlo en una manga pastelera para hacer otra capa. Así tendrás una crema de sabor muy potente que, por la mezcla de texturas y la presencia del plátano, recuerda bastante al banoffee (pero con un toque patrio y, encima, sorprendente).

Dificultad

Mínima.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 plátanos maduros
  • 8 galletas (del tipo que más te guste)
  • 120 g de turrón blando
  • 200 ml de nata para montar
  • La ralladura de la piel de un limón

Preparación

  1. Triturar las galletas con la batidora.
  2. Echar la nata (fría de la nevera) en un bol, añadir la ralladura de limón y montarla. Reservar en la nevera de nuevo.
  3. A última hora, montar los vasitos: una capa de plátano en el fondo, luego una de galleta triturada, luego otra de plátano, luego el turrón y, por último, un poco de nata. Si se quiere, refrescar con un par de hojas de menta por vasito. Servir y comer inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista