Las dos caras de la tortillita de camarones

La tradicional del sitio donde se inventó y la vanguardista de Aponiente: te traemos este clásico del tapeo gaditano en dos versiones, y además te contamos dónde encontrar los mejores ejemplares.

  • Comentar
  • Imprimir

La primera vez que probé una tortillita de camarones en un bar "andaluz" de Madrid no entendí nada. ¿Qué gracia tiene esta especie de plasta grasienta con sabor a harina cruda y restos microscópicos de marisco?, me dije. Cual guiri que viene a España y prueba paella de Paellador, no estaba en el sitio correcto. Fue años más tarde en Casa Balbino, taberna mítica de Sanlúcar de Barrameda, donde comprendí la historia de amor de los gaditanos con esta tapa, cumbre de la fritura que une el crujiente más delicioso con el sabor delicado de un micromarisco.

La tortillita de camarones tal como la conocemos nació en La Venta de Vargas, en San Fernando. Allí nos fuimos a aprender cómo la hacen, y no contentos con eso, quisimos ver el giro depurado que le dan en Aponiente, el restaurante con tres estrellas Michelin de Ángel León. Además, una autoridad en comida gaditana, el responsable de la web Cosas de Comé Pepe Monforte, nos explicó la historia de esta tapa y nos recomendó algunos sitios para comerla en condiciones. Todo eso y mucho más está en el vídeo de arriba, así que dale al play, pisha.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista