La crema de zanahoria definitiva

La mejor crema de zanahoria que hemos probado usa la ciencia para sacar el máximo sabor de esta hortaliza. Su autor nos explica el cómo y el por qué de esta receta, que no puede ser más fácil.

  • Comentar
  • Imprimir

Algunos popes del periodismo gastronómico llevan años despotricando contra los blogueros de cocina, a los que acusan de ignorantes, arribistas, aprovechados y muertos de hambre a la caza de comida gratis. Mi opinión al respecto ha sido siempre la misma: no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco, y de la misma forma que hay periodistas malos, aburridos o untados, existen blogueros que llevan acabo un trabajo ejemplar, enseñan cosas interesantes y ayudan a muchísima gente a cocinar mejor.

Íñigo Aguirre, de Umami Madrid, pertenece a esta última categoría. Es un cocinillas aficionado, pero de culo inquieto, que lejos de conformarse con lo de siempre disfruta explorando nuevos caminos. Aplica técnicas y sabores asiáticos a ingredientes o fórmulas locales, a la vez que utiliza las enseñanzas de la cocina científica en platos relativamente sencillos. Lo único que le reprocharía es que no actualiza demasiado su blog en los últimos tiempos, pero sus fanses siempre nos podemos consolar con las maravillas que publica en su cuenta de Instagram.

La crema de zanahoria de hoy, adaptada de Modernist cuisine, es uno de sus greatest hits. No he probado otra mejor: sabrosa, intensa y a años luz de la sosez habitual en tantas cremas de verduras. Un poco de bicarbonato y la olla rápida obran el milagro de la caramelización de la hortaliza, y la acidez del zumo de naranja, la frescura del eneldo y los aceites de sésamo y guindilla compensan, a estilo de la cocina asiática, la untuosidad del puré. Por si fuera poco, es la facilidad hecha receta, y en media hora la tienes lista. Puedes ver cómo se hace en el vídeo de arriba, o guiarte por el texto de aquí abajo. Ah, y si no te pone la zanahoria, puedes hacer exactamente los mismo con calabaza, boniato o chirivía.

Ingredientes

Para 2-3 personas

  • 500 g de zanahorias peladas
  • 80 g de mantequilla
  • 7,5 g de sal
  • 2,5 g de bicarbonato
  • 600 ml de zumo de naranja
  • Eneldo picado (o cualquier otra hierba)
  • Aceite de sésamo (opcional)
  • Aceite picante (opcional)

Preparación

  1. Poner la olla rápida al fuego con la mantequilla.
  2. Cuando se haya derretido, añadir la zanahoria cortada en trozos de unos 5 cm, el bicarbonato y la sal. Remover bien.
  3. Tapar la olla y subir el fuego hasta que pite o se vean las dos rayitas de la válvula.
  4. Bajar el fuego al mínimo y dejar cocer 20 minutos. A la mitad de ese tiempo, agitar un poco la olla para que se caramelice uniformemente la verdura.
  5. Enfríar la olla bajo un chorro de agua fría y abrir.
  6. Añadir la mitad del zumo de naranja y triturar. Ajustar de espesor al gusto con el resto del zumo y rectificar de sal.
  7. Decorar con el eneldo o cualquier otra hierba picada y, si se quiere, con unas gotitas de aceite de sésamo y aceite picante.


Gracias a Only You Boutique Hotel por alojarnos en Madrid durante la grabación de este vídeo. Os debemos un par de tápers de crema de zanahoria.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista