Fricandó y amigos
Fricandó y amigos.

El restaurante con un solo plato

  • Comentar
  • Imprimir

Plat Únic recupera el espíritu de las fondas, donde a cualquier hora del día encontrabas un solo guiso de temporada. Tres guarniciones y un postre neoviejuno completan la breve pero deliciosa oferta del local barcelonés.

¿Un restaurante con un solo plato? ¿Y si no te gusta, qué?

Pues te largas. O, mejor: te informas antes, que para eso estoy, y si no te gusta no vas. Pero escucha: creo que te gustará.

A ver, que soy bastante tiquismiquis comiendo…

Eres tiquismiquis con todo, de hecho eres un pesado recalcitrante. Pero la oferta del barcelonés Plat Únic puede gustar a buena parte de la población. El único requerimento es que no seas vegetariano o vegano.

¿Dan carnaca? ¡Voy!

En efecto, dan carne. En los 10 meses que llevan abiertos han ofrecido tres platos principales, con sus acompañamientos, y tres postres. A saber, primero fue un costillar de ternera y fresas con chantilly; cuando se acercaron las pasadas Navidades tuvieron una escudella amb carn d’olla y brazo de gitano y desde enero, más o menos, tienen un fricandó y un pijama deliciosos.

Freaking con el fricandó. PLAT ÚNIC

¡Ay, mama! ¿Todavía se cocina el fricandó?

Ahora me has recordado a Kiko Veneno. Sí, como dijo Mikel López Iturriaga en Instagram con su clarividencia habitual, en Barcelona o Madrid es más fácil encontrar un cebiche o un ramen que un plato tradicional como el fricandó. Este, además, estaba muy bueno.

Bueno, pasaré por alto el jabón que le has dado a tu jefe… ¿Cuentas ya la comida?

Como te decía, comí un fricandó acompañado de una ensalada de apionabo y portobellos, de arroz pilaf y de patatas fritas.

El fricandó, que por si alguien lo ignora es un estofado de ternera y setas servido con su fondo reducido y representa el epítome del comfort food catalán, está magno. La carne se deshilacha, como debe ser, y todo el colágeno que suelta durante la cocción se pega en los labios. La salsorra estaba de mojar un pan de payés de kilo y su sabor era canónico, esto es, una especie de bosque carnívoro por la mezcla de moixernons –perretxikos– y la ternera (claro).

Además, sirven una ración bastante copiosa.

Suena bien…

Y sabe mejor, como los tres acompañamientos. Tanto la ensalada, como las patatas y el arroz estaban de vicio. No repetí porque no pude y porque detrás iba el pijama.

Fiestas de pijamas así, sí. PLAT ÚNIC

Pijama, mantita y siesta… ¿eh, eh?

JA JA. No.

Pijama de flan, chantilly, helado de fresa, piña, melocotón en almíbar y una guinda. Con su sombrillita de papel. Llevaba eones sin comer uno y me pareció una recuperación estupenda, golosa, dulce sin ambajes.

Bueno… y qué me dices de la bodega. ¿Maridaba?

Eso de maridar es más viejo que el vino que tiene Asunción. La bodega se reduce a unos vinos de Terra Alta bastante sencillos, uno blanco, otro tinto y otro rosado, que tienen la virtud de servirse a granel: el comensal puede rellenarse la jarrita o la copa tantas veces como le pida el cuerpo.

Dándole al frasco. PLAT ÚNIC

¿Así que puede salir cantando el pirimpinpín? ¡Bien! ¿A cuánto sale la broma?

Siguiendo la mala costumbre de la mayoría de los periodistas gastronómicos, fui invitado por el hotel. Pero el menú o, mejor, el plato y el postre, salen por 29 euros. Que no es para ir a diario, de acuerdo, ¿pero quién quiere comer fricandó cada día?

El jarrete parece majete. PLAT ÚNIC

¡Yo! ¡Yo quiero!

Pues date prisa, porque el día 2 de abril cambian el fricandó por un jarrete de ternera y de postre, tarta al whisky, pero por 32 euros.

¡Viva el whisky!

Mira que eres borracha.

Plat Únic: calle de Trafalgar, 30. Barcelona. Teléfono: 933 939 208. Mapa.

Jordi Luque se ha formado como cocinero, bartender y publicista, pero no ejerce. Simula ser periodista gastronómico y es socio de Unto, la productora de vídeo de El Comidista. A veces se gana las copas como guionista. Es sagitario.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista