Las judías congeladas no son Satanás
Las judías congeladas no son Satanás.

'Batch cooking' de abril: cocinar una tarde para comer toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes un montón de ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una sola tarde.

Ya está aquí abril, ya es primavera, los pajaritos cantan, las nubes se levantan y tenemos lista una nueva entrega de cocina-una-tarde-para-comer-toda-la-semana. Como siempre, a tope de alimentos sanos, económicos y sabrosos y con muchos consejos para ahorrar tiempo y energía. Aunque seguimos apoyándonos en el horno -con sus dos bandejas, si es necesario-, esta vez optimizaremos el tiempo cocinando diferentes verduras al vapor en una misma olla (además de poner a trabajar algunas cacerolas). Esta semana tendremos legumbres y otras proteínas de calidad, pescado, marisco -puede ser perfectamente congelado- arroz integral y un montón de verduras para comer y cenar de lujo durante toda la semana.

Todo lo que puede congelarse, descongelarse y quedar igual de bien es mejor para comerlo a final de semana, priorizando cosas como el salteado de verduras, la judía verde al vapor o los platos con patata asada para el principio de la semana. Si no tienes muy claro que el bacalao y los langostinos vayan a aguantar bien un recalentado, y no puedes congelarlos casi crudos porque ya eran congelados, también tenemos un truco. Solo tienes que congelar la salsa de tomate y la base de curry con verduras, y cuando vayas a comer darle la cocción corta que piden estos platos (apenas te llevará unos minutos, y lo comerás recién hecho). Recuerda descongelar todas las proteínas de origen animal -carne, pescado, pollo, etc- en la nevera y de un día para otro.

Esta semana mezclamos productos completamente de temporada como las alcachofas -aunque con el calor que hace ya no les queda demasiado-, las acelgas o la coliflor con otros que todavía no lo están, como la judía bobby. ¿Por qué? Porque usando una judía verde congelada de buena calidad -y cocinándola el tiempo justo para que no quede blandurria- puedes conseguir un resultado perfecto. Aunque los guisantes están de temporada, tampoco te recomiendo que te pases tres horas desgranando para después cocinarlos y triturarlos: unos extrafinos te aseguran una legumbre -sí, el guisante es una legumbre- con el hollejo muy fino, perfecta para convertirse en un untable sin pieles desagradables.

Recordad que las cenas siempre tienen alguna ración extra para poder combinarlas entre ellas, completar alguna comida -por ejemplo, el día de las lentejas- o un extra para el mediodía que tengamos más hambre. El hummus y el untable de guisantes también pueden servir para picar entre horas (el segundo puede durar cuatro días en la nevera, el primero todavía un par más).

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. Un mes más, recomendamos dejar algunos de los básicos -en cada casa son diferentes- preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado, en esa hora en la que el cerebro no termina de estar cuajado. Yogur, leche con copos de avena para tomar fría o caliente, queso fresco, fresas o frutos rojos, botecitos o bolsitas con frutos secos y chocolate con 70% de cacao, algo de hummus o frutas de las que se comen fácil -como plátanos, kiwis o las últimas mandarinas de la temporada- son de lo más agradecidos en estas situaciones.

Cenas

  • Crema de patata, cebolla asada y espinacas con piñones y huevo escalfado
  • Coliflor asada con vinagreta de curry y avellanas y arroz integral
  • Hummus de judías con pimentón
  • Untable de guisantes con yogur, sésamo y limón
  • Tortilla de acelgas + ensalada de endivias con vinagreta de mostaza y nueces
  • Pescado azul con espárragos al vapor + patata asada

Comidas

  • Lentejas estofadas con alcachofas y jamón
  • Fideos de arroz salteados con contramuslo de pollo, pimiento, calabacín, cebolla y zanahoria
  • Curry tailandés de langostinos -o tofu duro- + arroz integral
  • Ensalada de judías verdes bobby y picatostes con vinagreta de aceitunas y bacalao con tomate y patatas asadas
  • Ensalada de arroz integral con tomates cherry y cebolla asados, queso fresco y vinagreta de anchoas

Procedimiento

  1. Si las lentejas son de alguna variedad que necesite remojo, ponerlas la noche antes (o tres horas antes de empezar a cocinar).
  2. Al llegar de la compra, congelar el pescado azul limpio (si no lo vamos a consumir ese día o al siguiente).
  3. Encender el horno a 180 grados y repartir en una o dos bandejas una coliflor mediana -unos 800 g- cortada en ocho trozos, 500 g de tomates cherry -en un recipiente más pequeño, con un poco de ajo en láminas, aceite y vinagre- 2 k de patatas nuevas medianas, 3 cebollas y 3 rebanadas de pan de molde o 2 de hogaza cortadas en daditos (si se quiere, quitándoles la corteza y frotándolas con un poco de ajo). Los picatostes pueden estar listos en unos 15 minutos, los tomates cherry en 20, la coliflor en unos 45 y las patatas y la cebolla seguramente necesitarán unos 20 o 30 minutos más. El tiempo concreto depende siempre del tamaño de las verduras y la potencia real del horno, así que no está de más seguirle la pista de cerca.
  4. Mientras, cortar dos pepinos, cuatro zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el hummus de judías y el untable de guisantes el resto de la semana.
  5. Cuando los picatostes estén listos y ya fríos, ponerlos en un tarro y reservarlos.
  6. Cuando los tomates cherry estén listos, reservarlos para mezclarlos después con una de las cebollas asadas troceada. Cuando estén, ya tenemos los tomates y cebolla asados para la ensalada de arroz integral (mezclar con el queso tierno y la vinagreta de anchoas justo antes de comerla).
  7. En una cacerola con un poco de aceite, dorar cuatro cebollas picadas. Cuando estén, dejar una tercera parte, reservar el resto y añadir y seis dientes de ajo enteros (con piel). Dorar también 6 alcachofas cortadas en octavos a lo largo, y casi al final añadir el jamón en dados. Poner las lentejas, cubrir con agua y añadir un hueso de jamón (si se quiere potenciar el sabor). Pasados unos 45 minutos -o lo que tarde la variedad de lenteja escogida, en relación con la dureza del agua de la zona- las lentejas estofadas con alcachofas y jamón estarán listas.
  8. Mientras, preparar una olla grande con agua hirviendo con abundante sal. Cocer en ella los guisantes durante 4 minutos (a partir de que el agua vuelva a hervir). Sacarlos, pasar por agua helada y triturarlos con dos yogures naturales, zumo y ralladura de limón al gusto, sésamo, sal y pimienta. El untable de guisantes con yogur, sésamo y limón ya está listo.
  9. Triturar las judías con limón, tahini, ajo al gusto, pimentón normal o picante, las aceitunas negras deshuesadas y un poco de agua bien fría hasta conseguir la textura deseada. El hummus de judías y aceitunas negras ya está listo.
  10. Preparar en tres tarros tres vinagretas con base de 80 ml de aceite, vinagre o limón al gusto, sal y pimienta. Añadir a una mostaza y nueces picadas, a otra avellanas y curry en polvo y a la otra aceitunas verdes o negras picadas: las vinagretas ya están listas.
  11. En la misma agua de los guisantes, hervir 800 g de judías verdes bobby -también congeladas- durante unos 3 minutos y medio o 4. Refrescar, escurrir y guardar para la ensalada.
  12. En la misma agua, hervir los espárragos durante entre 3 y 5 minutos, dependiendo del grosor. Refrescar, escurrir y guardar para comer con el pescado y la patata.
  13. Cambiar el agua y añadir sal, volver a llevar a ebullición y hervir los fideos de arroz durante dos minutos. Refrescar y reservar. Hervir el arroz integral en abundante agua salada el tiempo que indique el fabricante. Escurrir, refrescar y reservar (para acompañar el curry y montar la ensalada con tomates cherry y cebolla asados, queso fresco y vinagreta de anchoas (que aliñaremos justo antes de comerla).
  14. Cuando la coliflor esté lista y fría, guardarla. Es recomendable mezclarla con su vinagreta un par de días antes de comerla, para que coja bien su sabor.
  15. Poner en una cacerola la mitad de la cebolla dorada reservada. Añadir 800 g de tomate troceado y un poco de aceite y freír hasta que el aceite se separe del tomate (o usar un buen tomate frito en conserva). En ese momento, añadir el bacalao y cocinar a fuego medio entre 3 y 7 minutos, dependiendo del tamaño de los trozos de bacalao. El bacalao con tomate ya está listo (calentarlo con las patatas, sin pasarse para que no quede seco).
  16. Preparar una sartén grande y rehogar las hojas de las acelgas con un poco de ajo (para terminar de preparar la tortilla el mismo día de la cena).
  17. En la misma sartén poner el resto de la cebolla dorada y dos pimientos, dos calabacín y tres zanahorias en trozos finos. Subir el fuego, poner un poco de aceite y saltear unos 5 minutos. Quitar la mitad de las verduras, poner el fuego a medio y añadir los contramuslos de pollo troceados pequeños. Cocinar unos 5 minutos más y añadir los fideos de arroz, salsa de soja y especias o picante al gusto. Ya tenemos los fideos de arroz salteados con contramuslo de pollo, pimiento, calabacín, cebolla y zanahoria.
  18. Poner pasta de curry tailandés al gusto en una cacerola a fuego medio y darle vueltas para que suelte aroma. Añadir el resto de la verdura salteada y 300 ml de leche de coco. Reducir un par de minutos desde que empiece a hervir, añadir los langostinos, dejar un minuto más y retirar: el curry tailandés ya está listo.
  19. Cuando las patatas puedan pelarse sin perder las huellas dactilares en el proceso, pelar dos y ponerlas en una olla con las dos cebollas asadas y 1 l de agua o caldo. Llevar a ebullición, añadir las espinacas, hervir todo junto dos minutos más. Añadir cuatro yogures, triturar, rectificar de sal y pimienta y, cuando se enfríe, guardar en la nevera o el congelador (o mitad y mitad, da para dos veces). Cuando se vaya a comer, llevar a ebullición removiendo para que la patata recupere su textura, añadir los huevos cascados y dejar a fuego suave unos tres minutos para que se cocine la clara, pero la yema quede cruda. Rematar con los piñones tostados en la sartén, sin aceite y a fuego bajo.

¿Quieres más ideas de 'batchcooking'? Mira los que hicimos en febrero y marzo.

La lista de la compra

Verdulería

7 cebollas, 1 coliflor mediana, 2 k de patatas nuevas, 500 g de tomates cherry, 3 cabezas de ajos, 4 pepinos, 11 zanahorias, 4 pimientos, 4 calabacines, 6 alcachofas, unos 300 g de espárragos verdes, 600 g de hojas de acelga, 400 g de espinacas, 8 endivias, 4 limones,

Aves

4 -u 8, si se tiene mucha hambre- contramuslos de pollo limpios, 12 huevos.

Pescado

4 raciones de pescado azul (fresco o congelado), 600 g de bacalao en dados o filetes (al punto de sal, fresco o descongelado), 400 g de langostinos (pueden ser congelados o sustituirse con alguna proteína vegetal como tofu duro o tempeh).

Lácteos

4 yogures -o leche, o aguacate para dar textura a la crema de verduras-, 2 yogures para el untable de guisantes.

Además

500 g de lentejas secas del año, 800 g de guisantes congelados, 800 g de judías bobby congeladas, pan de molde o de hogaza, 150 g de dados de jamón serrano o ibérico (y, si se quiere, un hueso), 300 g de queso tierno, 800 g de judías blancas cocidas, 200 g de fideos de arroz finos (vermicelli), 800 g de tomate troceado en conserva, salsa de soja, aceite, vinagre, 60 de aceitunas verdes o negras para la vinagreta, 120 g de aceitunas negras para el hummus, curry, tahini (o aceite de sésamo), salsa de soja, 60 g de avellanas, 60 g de nueces, 30 g de piñones, mostaza, pasta de curry, 300 ml de leche de coco.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista