Para untar sin parar
Para untar sin parar.

Queso de cabra al horno con marinara

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque el calor ya asome la patita, está totalmente justificado encender el horno 20 minutos si es para hacer este delicioso queso de cabra al horno con salsa marinara.

Que sí, que estamos todos del queso de cabra hasta el cacahuete, pero he pensado que al pobre le gustaría ser rescatado del descarado secuestro al que lleva sometido desde hace años por culpa la reducción de Módena. Si le has hecho definitivamente la cruz puedes probar con queso feta, que le va igualmente de maravilla. La combinación de queso y salsa de tomate es uno de los mejores inventos que ha dado la humanidad desde que se animó a ponerse delante de unos fogones, así que no te cierres en banda.

La marinara es una salsa de tomate italiana que se hace con cebolla, ajo y hierbas aromáticas. Es tremendamente sencilla y tanto te sirve para preparar una pasta rápida como para alegrar unas pechugas de pollo resecas o el caso de hoy: combinarla con queso y darle un toque de horno.

Como consejo, y aún a riesgo de repetirme más que el ajo, te recordaré que, si no eres de los que dispone de unos buenos tomates frescos con toda su pulpa, su dulzor y su sabor, busques un buen tomate natural de lata. Para saber si un tomate natural de lata es de la mejor calidad, solo tienes que leer los ingredientes y asegurarte de que únicamente lleve tomate. Nada más. Los tomates de lata con sal, fructosa y otros aditivos no han sido recolectados en su punto óptimo de madurez, de ahí la necesidad de añadírselos para corregir la acidez.

Prepara este aperitivo y sírvelo con un buen pan cortado en rebanadas finitas y tostadas. Si eres de los que le gustan las emociones fuertes, unas alcaparras o unas aceitunas picadas en la salsa harán que la receta suba enteros. Si, además, necesitas preparar esta receta para un regimiento, solo necesitas tener un trozo de rulo de cabra extra y repartir la salsa en dos cazuelitas, ya que sale bastante marinara.

Dificultad

Para expert... NAH, si puedes sumar 2 y 2, puedes hacerla.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 trozo de unos 2-3 cm de grosor de rulo de cabra
  • 1 lata de tomate natural triturado o troceado de 400 g
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 8-12 hojas de albahaca fresca
  • 1 cucharada rasa de orégano seco
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida al gusto

Preparación

  1. Pelar y picar la cebolla y el ajo a dados pequeños. Calentar el aceite en una sartén y sofreír la cebolla a fuego medio hasta que esté transparente y empiece a dorarse ligeramente, tardarás unos 10-15 minutos. Añadir el ajo picado y sofreír uno o dos minutos más para dejar que desprenda su aroma.
  2. Incorporar el tomate triturado, el orégano seco y una pizca sal y pimienta. En este punto puedes probar la mezcla y, si está muy ácida, añadir un poco de azúcar. Cocinar a fuego medio durante 15 minutos, destapado y removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Añadir las hojas de albahaca cortadas a trozos grandes y remover.
  3. Calentar el horno a 180ºC. Tomar una cazuelita de barro o cerámica pequeña y distribuir la mitad de la marinara en el fondo. Poner el queso encima y terminar de repartir la salsa restante sin cubrir el queso.
  4. Hornear 12 minutos y, posteriormente, gratinar unos 5 minutos más.
  5. Servir de inmediato decorado con alguna hoja de albahaca fresca y acompañado de unas rebanadas finas de pan tostado.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista