Refrescos

La revolución de los refrescos artesanales

Ni CocaCola, ni Fanta, ni Pepsi: el mundo de los refrescos se renueva con bebidas de proximidad elaboradas por empresas pequeñas, con menos azúcar, más calidad y más respeto por el entorno.

  • Comentar
  • Imprimir
Una tónica con agua del Cantábrico
Una tónica con agua del Cantábrico.

No hace falta que nos lo digan Los Rodríguez para saber que hace calor, y que con él vuelven los pantalones pirata, las camisetas imperio y muchas otras piezas de ropa que no deberían salir nunca del armario. Por suerte también vuelven las terrazas, los largos atardeceres, los helados y los refrescos, porque con la llegada de las altas temperaturas todos tenemos más sed. Pero como ya os contamos hace un par de años, tenemos muchos motivos para dejar de lado para siempre los refrescos industriales.

Por eso hoy os presentamos unas bebidas diferentes; refrescos artesanales de corta distribución y alta calidad que podemos encontrar en todo el país y que nos salvarán de más de un ataque de calor. Están hechos con mucho amor de la mano de pequeños y medianos productores, lo que nos asegura que no son bombas de azúcar y que tienen ingredientes que podríamos encontrar en nuestra nevera, frutero o alacena. A pesar de eso, la mejor opción cuando tienes sed está al alcance de tu mano abriendo el grifo, y se llama agua.

Desde El Comidista defendemos los productos locales y el consumo responsable cuando se trata del buen comer: por sostenibilidad y porque todo el mundo sabe que los tomates del huerto cercano saben mejor. Como con el buen beber no íbamos a ser de menos, hoy os traemos diez propuestas de refrescos de autor con ingredientes de proximidad para todos los gustos.

La Ruta Natural

La Ruta Natural es un joven proyecto que produce todo tipo de bebidas artesanales desde Barcelona con ingredientes de proximidad, ecológicos y de comercio justo. Además, están buenísimas; sobre todo su Ginger Ale: picante, refrescante y con un punto ácido muy equilibrado. Sus otras dos referencias, Zeng de lima y menta y Zeng de naranja, están elaborados a partir de ingredientes frescos y no de extractos, además de agua de manantial, algo que aporta sutileza al resultado final.

A la venta en: Consulta al productor el punto de distribución más cercano.

La Modernista

Nuestro gurú Mikel López Iturriaga no es muy de refrescos, y generalmente se decanta por el agua (y si la ocasión lo merece, también puede hacer un huequito al vino o la cerveza). Per recientemente le llamó la atención uno que le dieron a probar en el restaurante Aürt de Barcelona: la zarzaparrilla La Modernista. “Es una creación del chef de dicho local Artur Martínez y del cocinero Marc Ribas. Me gustó un poco por su sabor -le veo potencial para combinados- y mucho porque me retrotrajo a mi infancia. No es que yo tomara zarzaparrilla, pero ésta aparecía mencionada con cierta frecuencia en los tebeos de los setenta, supongo que como alternativa auténtica o patriótica a la CocaCola”. Vamos, que es la típica bebida viejuna que te hace gracia probar.

Precio y puntos de venta: Al ser un proyecto nuevo, sólo se distribuye en locales de Terrassa, aunque pronto llegará también a Barcelona. El precio de la botella de 200ml es de 0,9€.

Le Tribute

Este proyecto no hace exactamente refrescos sino mixers. De todos modos, nuestro crítico de restaurantes Jordi Luque nos los recomienda encarecidamente. No necesitan un destilado para brillar y son la bebida más premium de las que os traemos hoy. Luque destaca especialmente su Ginger Ale, al que define como “sutil, elegante… cualquiera de estos adjetivos puede definir su sabor. Según informa la marca, utilizan distintas variedades de jengibre para aportar dulzor y frescura y también lemongrass. La burbuja es fina y duradera, casi parece un carbonatado natural”. Se dirige a la nevera en busca de uno, mientras apunta que la ginger beer o la tónica no se quedan atrás.

Precio y puntos de venta: Online, en la web del grupo Lafuente o en los Clubs del Gourmet del Corte Inglés, desde 1,60 euros la botella de 200 ml.

Malferida

La Malferida es un buen ejemplo de la tendencia creciente de las bebidas artesanales. Con ingredientes naturales, sin azúcar y con pocos aditivos, esta cola nace de la joven valenciana Lucía Pompó. La idea de este proyecto se inspiró en la peculiar historia que sitúa el origen de la Coca-Cola en el pueblo Aielo de Malferit de la Comunidad Valenciana, a raíz de una bebida de nuez de cola que el licorero Batiste Aparicio presentó en la Feria de Filadelfia de 1885. Solo pasó un año antes de que el farmacéutico de Atlanta John Pemberton comercializara una bebida de similares ingredientes que se ha convertido en una de las más consumidas en el mundo. No sabemos si es realidad o leyenda, pero La Malferida está bien buena.

Precio y puntos de venta: Se puede comprar online y en muchos locales de restauración y tiendas de la Comunidad Valenciana, desde 1,22 euros la botella de 330 ml.

Linda Limón

Mònica Escudero, la coordinadora y editora de todo esto, nos recomienda unos originales refrescos a base de frutas y verduras. “Me gustan bastante todos los que he probado, desde la Linda Limón -a base de limón, jengibre, agua y poca cosa más- que descubrí hace ya bastantes años hasta las últimas referencias, de pera y pimienta de Sichuan o la de mandarina y romero”. Pero el que le gusta más de todos, por el que siente verdadera pasión, es el de tomate y wasabi. “Tiene el punto perfecto de picante, se nota que el tomate no viene de concentrado y el toque ácido del zumo de lima y su propia salsa inglesa rematan la jugada”. Ni confirmo ni desmiento que se me esté haciendo la boca agua mientras escribo esto.

Precio y puntos de venta: En tiendas y locales de toda España, como los Clubs del Gourmet del Corte Inglés, incluso en algún lugar en Francia o Holanda. También se puede comprar a través de su web desde 1,9 euros la botella de 250 ml.

Indi Drinks

La tríada tónica - cerveza de jengibre - ginger ale empieza a ser un clásico de los refrescos artesanos. En Indi Drinks ven la apuesta y la suben, añadiendo a la tónica clásica una versión de fresa y lima kalamansi, otra de naranja sevillana y una tercera de limón. Además fabrican una bebida de nuez de kola con un toque de violeta muy rica tanto para tomar sola como para combinar (por ejemplo, con ron).

Puntos de venta: Bodegas y tiendas físicas y online.

Bágoas do mar

Una empresa gallega con un largo recorrido dentro de las bebidas refrescantes ha creado esta exclusiva tónica. Sin ningún tipo de aditivos, su originalidad radica en el añadido de agua del Atlántico, concretamente, de los acantilados del litoral de la Costa da Morte. Aunque tiene algún toque ligeramente amargo -cosas de la quinina, añadido característico en este tipo de bebida, y no de la sal que pueda contener el agua del mar-, es una tónica de sabor agradecido al paladar.

Precio y puntos de venta: Desde 1,29 euros la botella de 200 ml. Entre otros lugares, la podemos comprar en algunas páginas web.

Patría pura

Estos refrescos nacieron de la mano de una pareja de daneses establecidos en Vejer de la Frontera. A partir de una base de limón y jengibre y usando otras frutas crean lo que ellos llaman sus “limonadas”, todas con frutos cultivados en Andalucía, desde las fresas de su vecino hasta el sabroso mango malagueño, pasando por el melocotón.

Donde comprarla: Mayoritariamente la distribuyen en la zona de Cádiz, pero llegan a toda España. Aunque no venden a través de su web, se pueden hacer pedidos a través de su contacto.

Komvida

A partir de la kombucha, la famosa bebida fermentada asiática a base de té, dos jóvenes emprendedoras de Badajoz crearon el refresco Komvida. Como la bebida original, tiene un sabor buenísimo y una burbuja pequeña muy característica. La fabrican con diferentes sabores a partir de frutas y especias para el goce y disfrute de nuestro paladar, entre los que destacamos la de zanahoria y cúrcuma, la de manzana, canela y vainilla o la de frutos rojos.

Precio y puntos de venta: Se vende en todo el estado, en tiendas y grandes superficies (por ejemplo, Carrefour). Además se puede comprar en su web desde 1,95 euros la botella de 250 ml, pero tienen muchos formatos y sabores.

Blub refrescos

Júlia Laich, el último fichaje Comidista, nos recomienda estos refrescos que de momento solo encontraremos en dos locales de la capital catalana: Bar Central y Satan's Coffee Corner, aunque con lo buenos que están no tardarán en expandirse. De la mano de Ken Umehara, chef y artista afincado en Barcelona, nos llega esta bebida que puedes encontrar en cuatro sabores: soda de pomelo, café cold brew, cerveza de jengibre y kombucha.

Donde comprarlos: En Bar Central y Satan's Coffee Corner.

¿Hay algún refresco de pequeño productor que se haya convertido en un aliado esencial de tus episodios más calurosos? Cuéntalo en los comentarios y bájanos la temperatura.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista