Ensaladas ordenadas
Ensaladas ordenadas.

Ensalada de garbanzos especiados

  • Comentar
  • Imprimir

Verdura fresca y cocinada, garbanzos pasados por la sartén con especias y huevos de codorniz: si no comes legumbres en verano, no será porque no haya deliciosas opciones aptas para el calor.

Esta rebonita ensalada de garbanzos salteados se inspira lejanamente en los conocidos como buddha bowls, una versión saludable y ligera de los platos combinados de toda la vida. O al menos tiene en común con este tipo de preparaciones -de las que ya nos habló Raquel Piñeiro largo y tendido- que hemos agrupado diversos ingredientes vegetales bonitamente separados en un mismo bol y los servimos con una salsita o aliño: hasta ahí llega la cosa.

Los nutricionistas nos bombardean, con razón, con que tenemos que comer legumbres y en verano a muchos les resulta más complicado y menos apetecible, porque en invierno un buen estofado humeante siempre encuentra un huequito en nuestros corazones y nuestros estómagos. En verano muchos se resisten a tomar legumbres porque no se les ocurre cómo servirlas más allá de unos garbanzos con vinagreta. Pero con esta receta en que puedes poner los garbanzos picantes y salteados fríos del todo o templaditos, cocidos en casa o en conserva, triunfaréis por donde vayáis. Sí, también en Instagram.

Esta ensalada aúna mucho verde con el ubicuo aguacate y con unos garbancitos picantes que rematan la faena (si no os gusta el picante podéis sustituir el pimentón de los garbanzos por su versión dulce, pero ese puntito contrasta de maravilla con los otros sabores). No es solo saludable y ligera, también está para chuparse los dedos, que es de lo que se trata, y candidata a plato único si a los ingredientes que lleva les añades una pechuguita de pollo a la parrilla, algo de marisco cocido o unos dados de buen queso. Tal como está es una ensalada ovolactovegetariana y si eliminamos los huevos de codorniz, resulta vegana. Dándolo todo en una única receta.

Dificultad

La de manejar un cuchillo sin herirse ni herir a nadie. Y saber abrir un bote de garbanzos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 1 cucharadita colmada de pimentón picante
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal
  • 2 cogollos de lechuga
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 2 aguacates
  • 1 calabacín grande (o un pepino, si no os gusta el calabacín crudo)
  • 12 huevos de codorniz
  • Aceite de oliva, vinagre y sal para aliñar o alguna salsa al gusto, como pesto

Preparación

  1. Para cocer los garbanzos en casa, ponerlos a remojo en agua la noche anterior (unos 250 g). Al día siguiente, pasarlos a una cazuela con agua tibia con una hoja de laurel y llevar a ebullición. Eliminar la espuma que se forma al principio de la cocción y dejar cocer suavemente hasta que estén tiernos, vigilando por si necesitaran agua adicional de vez en cuando. Escurrir y reservar.

  2. Si usamos garbanzos en conserva, sacarlos del frasco y escurrirlos de su líquido.

  3. Cocer los huevos de codorniz en agua hirviendo cuatro minutos. Refrescar con agua fría y dejar enfriar por completo.

  4. Eliminar el extremo leñoso de los espárragos, lavarlos y pasarlos unos minutos por el microondas para que se hagan al dente (o ponerlos crudos, laminados con un pelaverduras). Cortarlos en trozos y pasarlos por una sartén o plancha con un poco de aceite a fuego vivo, para que se tuesten. Reservar.

  5. Lavar y cortar la lechuga en trozos pequeños; distribuirla en 4 boles. Aliñar con aceite, vinagre y sal.

  6. Cortar el calabacín o el pepino en rodajas finas o palitos, y distribuir en los boles. Cortar los aguacates y hacer lo propio. Añadir también los espárragos reservados.

  7. Por último, poner un poco de aceite en una sartén, calentar a fuego vivo y saltear los garbanzos con el ajo en polvo y el comino hasta que vayan estando tostaditos, sin dejar de mover la sartén para que no se agarren. Justo antes de sacarlos de la sartén, agregar el pimentón y darles unas vueltas para que se reparta bien.

  8. Coronar los boles con los garbanzos picantitos y servir con vuestra salsa favorita.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista