Legumbres de bote para hacer ensaladas como ésta
Legumbres de bote para hacer ensaladas como ésta.

Aló Comidista: "¿Hay algún truco mágico para sacar las legumbres del bote?"

  • Comentar
  • Imprimir

Garbanceros furiosos, padres que fuman sobre la comida de sus hijos, mujeres que ven a Maduro en las recetas y personas que creen que los frutos secos son antigremlins escriben al consultorio de agosto.

Aló Comidista vuelve puntual a su cita menstrual. En este consultorio vale todo: dudas culinarias, enigmas gastronómicos, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Solo tenéis que enviarme un mail a elcomidista[arroba]gmail.com. Responderé a vuestras chorradas preocupaciones el primer jueves de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.

Rafa: Hay un tipo de ensalada, el de legumbre, muy socorrido sobre todo usando legumbre de bote… salvo por el pequeño detalle de que sacar las alubias del bote se convierte en una tarea titánica. No salen ni a golpes, ni con agua a presión, se rompen si metes una cuchara, te dan ganas de tirar el bote por la ventana... A base de golpes secos, de sudores y de cucharazos por fuera van saliendo, pero ¿hay algún truco infalible para sacarlas? ¿Hay alguna marca que garantice "sacado fácil"? Yo he probado varias y nada, lo único garantizado es el cabreo.

Querido Rafa, no sé por qué tengo la sensación de que ya he contestado esta pregunta alguna otra vez, pero como me da pereza buscarlo, te respondo. Si buscas un truco "infalible" o "mágico", no existe. Sí que hay formas de facilitar la salida de las legumbres, como calentar el bote en el microondas o al baño maría. El líquido del bote pierde densidad y éstas salen más fácilmente. Cuando se te queda pegado un mazacote en el fondo del frasco, cosa que suele ocurrir con bastante frecuencia, lo mejor es echar un poco de agua caliente en el mismo, cerrarlo y agitarlo (sin demasiada brusquedad si es de judías, que se rompen con facilidad). Un último consejo: antes de tirar por la ventana el bote y matar a algún vecino, date en la cabeza con él.

Unai: ¿Afecta a la fruta o a otros alimentos que se fume cerca de ellos? ¿Y si se están guisando? ¡Es que mi padre tiene la costumbre de fumar en la cocina y desde que adquirió ese hábito no pruebo la fruta por si acaso!

Querido Unai, qué costumbre más entrañable la de fumar en casa con la familia. Dile a tu padre de mi parte que, si os quiere envenenar porque está hasta el ñoqui de manteneros a ti y a tus hermanos, se deje de tabaco y os eche matarratas en la tortilla de patatas, que es mucho más rápido y efectivo. Aunque quizá os odie tanto que prefiera una muerte más lenta por cáncer a medio plazo, y entonces sí que estaría bien encaminado.

Fumar cocinando o con comida delante no sólo es una absoluta marranada, sino que además es nocivo para las personas que vayan a comer esa comida. “El humo contiene sustancias como la nicotina y el monóxido de carbono que fácilmente quedan impregnadas en cualquier objeto que esté en un entorno fumador, sobre todo ropa y alimentos”, explica Mario Sánchez, tecnólogo alimentario y autor del blog SefiFood. “Además, algunos alimentos como las frutas pueden ser todavía más proclives a acumular estos componentes en su piel por la composición propia de la misma en pectinas y fibra. Hay que llevar mucho cuidado con el tabaco ya que no solo afecta al propio fumador, sino a todo lo que le rodea”.

Virginia: Soy una loca del chocolate y quisiera comprar chocolate galler pero enespaña no se donde e encontrado paginas web de francia pero no aqui .podrias alludarme .Sabrias donde.Graciasme encantan tus videos?￰

Querida Virginia, a pesar de ser bastante maricón no tengo ni idea de dónde se vende chocolate galler. Tampoco represento a la marca en España, así que igual lo mejor es que les escribas a ellos directamente a ver si te pueden alludar.

La reina del orden de Arrigorriaga. UNTO

Rocío: Los alemanes usan el nombre de un pueblo concreto en un refrán a lo que los españoles usarían "el quinto pino". Yo vivo un poco más al norte del susodicho lugar y aunque me siento integrada en la cultura (tengo maromo y bebé alemán), lo paso mal con la comida autóctona. Hoy durante el almuerzo, me suelta un compañero de trabajo: "Los garbanzos son terribles porque primero, el cultivo destruye el suelo, como la soja. Y segundo, son alimentos básicos como todas las legumbres, que es lo primero que me quita el médico cuando me da grfgrzxx" (no he entendido la palabra, asumo que es una enfermedad). El resto de gente ha asentido. ¿Cómo cuánto de magufada tiene esta teoría?

Querida Rocío, me encantan estos compañeros de trabajo que aparecen de repente en vuestras vidas para deciros gilipolleces del tipo “la fruta engorda”, “los tomates son tóxicos” o “los garbanzos matan”. Nunca os dicen “no comáis Donettes”, “basta de Doritos”, “dejad el alcohol” o “no más Coca-Cola”: ellos siempre van a por los alimentos saludables que SÍ deberíais tomar. Me gusta también esa enfermedad conocida como “grfgrzxx”. No serán gases, ¿verdad? Porque si no, o el médico de tu amigo no tiene ni pajolera idea de nutrición o es un naturópata peligroso de esos que les gusta quitar y poner alimentos a la gente por capricho. Las legumbres, garbanzos incluidos, son perfectamente sanas, y lo mejor que puedes hacer por tu cuerpo es consumirlas con frecuencia. Si te preocupa el planeta, lo mismo: en el informe Legumbres, semillas nutritivas para un futuro sostenible, la FAO los denomina “superalimentos” y asegura que contribuyen a la conservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático.

“No se puede generalizar sobre la influencia de los cultivos de leguminosas en la sostenibilidad, ya que esta depende en gran medida de la adopción de buenas prácticas agrícolas”, añade Irma Rosana Guma, ingeniera agrónoma y doctora en ciencias biológicas. "Es posible lograr producciones sostenibles mediante la rotación de cultivos adaptados a las condiciones locales, practicando labranzas conservacionistas, realizando un manejo integrado de plagas y enfermedades, y haciendo un uso responsable de los agroquímicos”. En resumen: decir que los garbanzos son “terribles” para el medio ambiente es poco menos que un rebuzno.

Daniel: Aló Comidita, si algo congelado sale del congelador lo necesario para que muy al borde esté blandito, pero si aprietas sigue congelado por el medio y el centro... Este algo, ¿está congelado o descongelado? ¿Puede volver al congelador sin problema o es desaconsejable?

Querido Daniel, gracias por lo de “Aló Comidita”, ya se qué voy a decir a partir de ahora cuando me vayan a hacer una. Si el borde está blandito, es que se ha descongelado. Y si se ha descongelado, volver a meterlo en el congelador no es en absoluto recomendable, como hemos explicado ya por activa, pasiva y versátil. Cuando congelas, descongelas, vuelves a congelar y vuelves a descongelar, estás potenciando que en el alimento se forme un Magaluf de microorganismos potencialmente dañinos para la salud. Así que cómete el pollo Andreíta en el primer descongelado, aunque solo se hayan puesto blandos los bordes, y no compres boletos en la rifa de la intoxicación.

Sol: Mikel, te desafío a que encuentres un plato más marciano que estas estupendas y curradísimas manoletinas! ¿Qué fumará la gente mientras cocina?

Querida Sol, igual las ha hecho el padre fumador de Unai y quiere torturar a sus familiares con pesadillas como ésta antes de matarlos de cáncer. O quizá sean obra de algún griego enamorado de Andalucía: en tierras helenas a las berenjenas rellenas se les llama paputsakia (literalmente, “zapatitos”), y ésta podría ser la versión flamenca.

Genoveva: Para hacer el gazpacho, generalmente pelo los tomates, mezclo con el resto de ingredientes y dejo macerando un día en la nevera para luego pasarlo por la batidora. Yo creía que tenía una batidora de mano bastante potente, pero me gusta el gazpacho bastante fino -pero no tan fino como después de colarlo-, me he pasado con el triturado y he quemado la batidora. Mi pregunta es: ¿qué batidora me recomendáis para que me quede un gazpacho fino que no tenga que colar? ¿Es mejor una batidora de vaso para estos menesteres?

Querida Genoveva, que maceres los ingredientes en la nevera demuestra que eres una persona con criterio -o una persona sin criterio que ha visto nuestro Máster de gazpacho en un minuto-. Quemar la batidora dale que te pego triturando como si estuvieras poseída por Satán es más de persona compulsiva y transtornada, lo que explica mejor que escribas a este consultorio. En mi podium de recomendaciones para un gazpacho fino que no necesite colado, la medalla de oro se la llevan los robots de cocina dotados de una cuchilla poderosa, tipo Thermomix, capaz de deshacer la piel del tomate y que no se note en boca. La medalla de plata es para las batidoras de vaso, mucho mejores que las de brazo para este menester. La de bronce se la quedarían las versiones más potentes de éstas últimas, de 1.000 vatios para arriba.

Recuerda, además, que siempre es mejor batir pequeñas cantidades en tandas, que tú seguro que eres de las pedazo burras que lo ponen todo de golpe y hala, a hacer sufrir a la pobre máquina.

Amadeo de Saboya: He leído que es conveniente poner los frutos secos en remojo unas horas antes de comer para hidratarlos y que pierdan determinadas sustancias antinutritivas. ¿Hay algo de verdad en esto? Muchas gracias, hermoso.

Querido Amadeo, me alegro de que sigas en contacto con España, a pesar de haber acabado hasta la Saboya del gallinero político que era nuestro querido país y haberte largado a tu Italia natal. Por aquí todo igual: tus famosas palabras de 1873 -”todos los que con la espada, con la pluma, con la palabra, agravan y perpetúan los males de la nación son españoles; todos invocan el dulce nombre de la patria; entre tantas y tan opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible afirmar cuál es la verdadera, y más imposible todavía hallar remedio para tamaños males”- siguen valiendo en 2019.

Pero vamos con tus cuitas alimentarias, que son lo importante. Sí, hay algo de verdad en lo que has leído: el remojo de varias horas favorece la absorción de algunos nutrientes y desactiva en parte algunos "antinutrientes" de los frutos secos, como los fitatos, los taninos -en la piel del fruto seco- o los oxalatos. “Ahora bien, eso no significa que si no cumplimos con ese ritual de remojo los frutos secos se conviertan en bolas de maldad. No son Gremlins al revés”, aclara la dietista-nutricionista Lucía Martínez. “La cantidad de nutrientes que nos van a secuestrar esas sustancias en un fruto seco crudo no es relevante en una alimentación normal, y el beneficio de su consumo sigue siendo amplio y aconsejable. Además hay otra manera de desactivar parte de esos antinutrientes: el tostado. Y un apunte final, ese fitato o ácido fítico que tan mal ha quedado, de secuestrador para arriba, también tiene su corazoncito y es responsable de efectos protectores en el organismo, así que tampoco hay que insistir tanto en eliminarlo del todo”. Vamos, que comas frutos secos con total tranquilidad, con baño previo o sin él.

¿Unas almendritas?. GIPHY

Diego: Mi mujer y yo tenemos una pequeña disputa gastronómica: huevo en las lentejas, ¿sí o no? Mi opinión es que es matar a las lentejas , por el contrario ella opina que hay que abrir la mente a nuevas recetas culinarias. Atentamente, un esposo preocupado.

Querido Diego, el huevo cocido se suele usar sin ton ni son en platos en los que no viene a cuento, no sé si por rellenar o porque su sabor es tan sosete que pega con todo. Pero creo que en el caso de las legumbres, especialmente si van acompañadas de productos porcinos potentes como el chorizo, la panceta o el tocino, no queda mal un poco de huevo duro picado. A mí en los garbanzos me encanta -quizá porque en casa de mis padres se lo ponían-, y en las lentejas… pues debería probarlo, pero en principio no le veo grandes pegas. También os digo que no os van a dar el Premio Nobel de la Paz por vuestra habilidad para resolver disputas: con poner el huevo picado aparte y que se lo eche sólo ella, se acabó la III Guerra Mundial.

Alfonso y Olga: nos hemos acordado de vosotros al ver la tortilla ganadora de nuestra ciudad Torrejón de Ardoz. Habría sido una buena candidata para la Navidad viejuna (los pantalones están hechos con dos trozos de pan de centeno y el cinturón creemos que es una loncha de queso). No nos extraña que ganase frente al sombrero de carnaval (derecha) y la casa de tortilla de patata (añado, con chorizo imitando a teja). Os adjunto un link donde aparece la foto.

Queridos Alfonso y Olga, gracias por compartir esta explosión de creatividad culinaria. Me pregunto si las siniestras manchas de Bob Esponja de tortilla son calabacín o soriasis.

Josefa: Soy fan vuestro de toda la vida de siempre y os adoro. Hasta a Samanta que se pone tan pesada en Masterchef. Claro las malas compañías tienen lo suyo. Pero hoy cuando me puse a mirar el pollo ese peruano me enfade muchisimo. Dentro de una receta tan rica, que también soy fan de la comida peruana, lo de jamar se me da bien, pues a lo que voy. Como se os ocurre poner la foto de ese impresentable presidente o lo que sea, de Venezuela. Por favor que estoy muy mayor para esos disgustos!!!!!

Querida Josefa, no sé si recomendarte que dejes la droga o el ABC, porque o estás colocada o tienes la cabeza tan llena de matraca venezolana que se te aparece Maduro hasta cuando lees recetas. Que pienses que Samantha forma parte de nuestro equipo me inclina a pensar que es más bien lo primero, y que con el porro, la coca, el M o lo que sea que te metas se te está formando un colacao en la cabeza que vas a acabar confundiéndome a mí con Rosa Díez. Por cierto, ahora que lo pienso, ¿no serás Rosa Díez?

Mónica: He estado revisando las leyes del bizcocho, pero nunca nadie dice cuánto tiempo es el de precalentado del horno, me gustaría saberlo para hacerlo con la antelación suficiente. Enhorabuena por lo que hacéis, nadie me hace reír como Mikel en lo relativo a la cocina (jope ya iba a poner Juanma, que conste que también es gracioso, pero menos, jajajaja). Un besuco a todos y me encantaría que volvieseis a la TV, para mí es el mejor enfoque que he visto de los alimentos y la cocina.

Querida Mónica, vamos a jugar a un juego muy divertido que quizá no hayas probado nunca. Se llama PENSAR. ¿Por qué “nunca nadie dice” cuánto tarda el horno en calentarse y alcanzar la temperatura indicada? Porque depende de la potencia de cada horno, y nadie en su sano juicio lo pondría en una receta para que luego vengan 200 pelmas como tú a pedir cuentas porque el tiempo del suyo es diferente. Además, la mayoría de los hornos contemporáneos te avisan de alguna forma de que ya han alcanzado el calor que les has marcado, y si no, siempre tienes la opción de comprarte un termómetro, que valen cuatro perras. Vamos, que el tiempo de precalentado no sólo es una información imposible de dar con exactitud, sino irrelevante. Y ahora que ya te he hecho quedar como una lerda, paso a aplaudir tu prodigiosa inteligencia por decir que soy mejor que mi hermano y reclamar la (nada probable) vuelta de El Comidista a la tele. Te quiero.

Yerma: Este tweet es para vosotros!!! Muero del asco.

Querida Yerma, gracias por pensar que las cosas con las que mueres del asco son “para nosotros”. No sé cómo calificar este fistro, que ha debido de salir de una mente muy retorcida. Sólo espero que por una vez exista la justicia divina y su creador sea atacado y desollado por una bandada de gaviotas furiosas.

Aitor: Hace unos meses mi chico y yo, después de MUCHO buscar, conseguimos encontrar un piso en Barcelona. Como buenos arquitectos mariconiles nos dejamos llevar por los suelos de baldosa hidráulica, los altos techos abovedados, la luz y la galería con buena orientación (no lo cuento para dar envidia, es para recordarme a mí mismo por qué pagamos un pastizal cada mes). El drama lo tenemos en la cocina liliputiense, a la que solo le entra un fregadero y una vitro viejuna de dos fogones, por lo que lavavajillas y horno quedan fuera de la ecuación. Lo primero lo hemos resuelto con mucha comunicación y una rutina que hemos denominado "felación de agradecimiento" cada vez que uno de los dos se anima a fregar. En lo segundo es donde necesitamos tu consejo y a tus contactos, ¿qué nos recomiendas en cuanto a hornos de sobremesa se refiere? ¿Mejor sólo horno o hay algún horno-microondas decente?

Querido Aitor, cuánto tiempo sin tener dramas de maricas tapiceras en el Aló, los echaba mucho de menos. Te agradezco que nos hayas informado de la comidita de Acción de Gracias que os hacéis cuando fregáis: me parece una rutina de lo más recomendable para cualquier pareja.

Como quizá sepáis por algún vídeo del pasado, soy muy fan del microondas: te ahorra tiempo, electricidad y limpieza de cacharros al calentar comida, y también sirve para cocinar verduras y hortalizas a toda pastilla (especial mención a las patatas: no tienes más que pelarlas, cortarlas en trozos, salarlas, ponerlas en un plato con un chorrito de agua, taparlas y ponerlas ocho minutos a máxima potencia, y quedan mejor que cocidas en agua). Como andáis cortos de espacio, os recomendaría uno que tenga también función de horno de convección, grill y multifunción. Desconfiad de los modelos baratuzos y gastaros el dinerito en algo decente: el coste de los buenos modelos suele rondar los 200 euros, y tenéis un montón de marcas reconocidas para elegir: Samsung, LG, Sharp, Panasonic...

Aitor, después de que su novio le haga un agradecimiento.. GIPHY

Claudia: Me gustaría que me recomendaseis una bebida que no tenga ni teína ni cafeína, porque tomar una y otra no me viene bien a la anemia galopante que llevo encima. Pero me muero por beber algo que no sea agua a lo largo del día. ¿A parte de la manzanilla o el poleo menta se os ocurre algo?

Querida Claudia, ¿dónde vives? ¿En una cabaña a 50 kilómetros del pueblo más cercano? ¿O es que llevas secuestrada varias décadas y te acaban de soltar? Porque hija, en el terreno de las infusiones te has quedado en el 73 con Bowie y T. Rex. Tienes un montón de opciones que van más allá del poleo y la manzanilla, elaboradas por infinidad de marcas y disponibles tanto en tiendas especializadas como en supermercados: rooibos, jengibre, hinojo, regaliz, hibisco… Tampoco faltan bebidas no alcohólicas que pueden sustituir al agua -en este artículo encontrarás algunas-, aunque cabe recordar lo de siempre: no hay líquido más saludable, barato, sostenible e hidratante que esa cosa transparente que sale de los grifos de las casas. O de los pozos cercanos a las chozas, en tu caso.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista