Tres formas de conseguir que la pechuga sepa a algo

La pechuga es ese alimento sosete con el que muchos se mortifican a la vuelta de vacaciones. Aquí tienes tres ideas ultrasabrosas para que la grisura deje paso al color.

  • Comentar
  • Imprimir

A pesar de ser la parte menos jugosa del pollo, la pechuga cuenta con su legión de seguidores porque es fácil de comer. Cuando llegan días posexcesos, como los de septiembre o enero, a este motivo se le añade otro: cocinada a la plancha tiene cierta reputación de alimento ligero.

Sin entrar en disquisiciones nutricionales que dejaremos para otro momento, lo que nos preocupa hoy es que la susodicha pechuga a la plancha es un soberano tostón. Por eso proponemos tres maneras de tomarla sin que suponga un castigo gastronómico: una de aires italianos, otra más española, y una tercera más oriental. Para ver cómo se preparan, dale al play en el vídeo de arriba. Y las recetas en texto, como siempre, aquí abajo.

FILETES DE PECHUGA CON MANTEQUILLA Y SALVIA

Ingredientes

Para 4 personas

  • Unos 800 g de pechuga de pollo
  • 30 g de mantequilla
  • 10 hojas de salvia
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 50 ml de vino dulce
  • Sal

Preparación

  1. Derretir la mantequilla en una sartén con abundantes hojas de salvia.
  2. Cuando esté fundida, salar los filetes, saltearlos y retirarlos cuando se hayan dorado por ambos lados.
  3. Desglasar la sartén con el vino dulce y el zumo de limón raspándola con una cuchara de madera. Moverlo un poco para que se emulsionen los jugos del pollo, el limón, el vino y la mantequilla.
  4. Servir el pollo en un plato o fuente y verter la salsa por encima. Terminar con pimienta recién molida.

 

PECHUGAS ESCALFADAS CON PIMIENTOS

  • Unos 800 g de pechuga de pollo
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 10 granos de pimienta negra
  • 1 hoja de laurel
  • 250 ml de vino oloroso
  • 300 g de pimientos del Piquillo en conserva
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Poner a hervir el caldo con la cebolleta, la zanahoria y el puerro picados, dos dientes de ajo, la pimienta, el laurel, la mitad del oloroso y la sal.
  2. Cuando hierva fuerte, incorporar las pechugas, tapar y retirar del fuego. Dejar una hora tapado.
  3. Mientras, poner un chorro generoso de aceite de oliva en una sartén a fuego medio y añadir dos dientes de ajo cortados en láminas.
  4. Cuando estén ligeramente dorados, incorporar los pimientos, salar y bajar el fuego al mínimo. Dejar que se confiten unos 30 minutos.
  5. Añadir la otra mitad del oloroso y subir un poco el fuego. Cuando se reduzca y deje de oler a alcohol, estarán listos.
  6. Retirar la pechuga del caldo. Con él se puede hacer una sopa colándolo y añadiéndole un poco de pollo extra desmenuzado.
  7. Filetear la pechuga, servirla sobre los pimientos y rematar con el jugo que ha quedado en la sartén. Se puede comer caliente o a temperatura ambiente. También se puede desmenuzar la pechuga con los pimientos añadiendo un poquito de caldo y aceite de oliva, y tomarlo en bocadillo.


PECHUGAS CON MISO Y SALSA DE CACAHUETES

Ingredientes

  • Unos 800 g de pollo
  • 50 g de miso rojo
  • 20 ml de salsa de soja
  • 10 g de jengibre
  • 1 diente de ajo
  • 20 ml de vinagre
  • 1 cucharada de miel
  • 50 g de cacahuetes
  • El zumo de media naranja
  • Cebolleta (la parte verde)
  • Encurtidos (opcional)

Preparación

  1. Poner las pechugas a macerar con miso rojo durante tres horas.
  2. Hacerles unos cortes en forma de rombos por ambas caras. Cocínalas en la plancha con un chorrito de aceite a fuego lento para que no queden crudas.
  3. Mientras poner en un bol salsa de soja, zumo de naranja, jengibre y ajo picados, un poco de vinagre, un poco de miel y cacahuetes picados.
  4. Retirar las pechugas cuando estén listas, verter la salsa en la sartén y reducir.
  5. Servir la pechuga con la salsa y cebolleta picada. Se pueden acompañar con unos encurtidos.

Si haces estas recetas, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te salen mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista