El otoño en una ensalada
El otoño en una ensalada.

Ensalada de rúcula, pera y queso azul

  • Comentar
  • Imprimir

El otoño asoma la patita, y nos ofrece un montón de frutas y verduras de temporada que podemos difrutar en múltiples preparaciones. Hoy ponemos peras en la ensalada y hacemos que se vengan arriba con queso azul y avellanas.

Tengo una relación un poco peculiar con la pera, y después de hacer estudios rigurosísimos basados en preguntar a un par de docenas de amigos y conocidos -no me van a dar un Pulitzer por esto, me temo-, he llegado a la conclusión de que no soy la única. Resulta que esta fruta me da muchísima pereza para comerla tal cual, pero me encanta como ingrediente no solo en todo tipo de ensaladas, sino también en platos calientes (combinada con hortalizas, setas o aves).

El romance entre la pera y cualquier queso de sabor potente es un secreto a voces, tanto en entrantes -el pecorino y el parmesano son sus mejores aliados- como en postres, donde triunfa el gorgonzola por lo bien que queda con chocolate. Pero hay muchos otros quesos azules que también pueden combinarse con pera, y son mucho más fáciles de manipular en frío, porque se desmigan con mucha más facilidad.

Otra ventaja de estos quesos es que cunden muchísimo: como son sabrosos, salados y un chute de umami en general, pueden aportar muchísimo a un plato aunque solo tengamos los restos de una tabla orbitando por la nevera. Si esta ensalada no te convence, añádelos a una bechamel, una pizza, una salsa para pasta o úsalos para mantecar un risotto.

Dificultad

Si puedes pelar una pera, puedes hacerla.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 150 g de rúcula
  • 2 peras conferencia
  • 40 g de avellanas tostadas y peladas
  • 60 g de aceitunas al gusto (unas 16, yo usé kalamata deshuesada)
  • 80 g de queso azul (yo usé fourm d´Ambert)

Para la vinagreta (da para 3 veces)

  • 180 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Un par de ramas de tomillo fresco o una cucharadita de hojas de tomillo seco
  • 90 ml de vinagre de manzana (o al gusto)
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Poner el aceite en una cazuelita con el fuego al mínimo, y añadir el tomillo fresco o seco. Mantener el aceite muy caliente sin que llegue a burbujear -si hace falta, sacándolo del fuego un par de veces- durante 10 minutos, dejar que se enfríe y esperar una hora más. Cuando esté frío, colar, mezclar en un tarro con el resto de ingredientes de la vinagreta y agitar para que emulsione. Reservar.
  2. Pelar las peras, abrirlas por la mitad a lo largo, quitarles el corazón y cortarlas como se prefiera (yo hice rodajitas).
  3. Poner la rúcula en un bol o bandeja, y encima las peras cortadas, el queso desmigado con las manos, las aceitunas y las avellanas rotas, pero no picadas.
  4. Aliñar con una tercera parte de la vinagreta, remover bien y servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista