Tres formas de tomar edamame que no son la de siempre

Un poco por los restaurantes japoneses y otro poco por la 'real food', el edamame ha dejado de ser un exotismo. Por si te aburres de tomarlo al vapor, ahí van tres recetas para sacarle algo más de jugo.

  • Comentar
  • Imprimir

Tan entretenido como comer pipas, tan saludable como cualquier otra legumbre, el edamame se ha hecho un hueco en nuestras despensas -o más bien en nuestros congeladores- en tiempo récord. Hace pocos años, cuando alguien lo mencionaba la pregunta habitual era "¿Eda qué?", y hoy vive días de gloria gracias a su omnipresencia como aperitivo en los restaurantes japoneses y al entusiasmo con que lo consumen realfooders de todo pelaje.

El edamame se cocina, habitualmente, de la manera más simple: vapor o agua hirviendo, un poquito de sal, y al plato como aperitivo. Pero como no podemos quedarnos quietecitos, hemos decidido experimentar un poco con este producto y llevarlo a otro tipo de elaboraciones. Que nadie se asuste: además de culo inquietos, somos zánganos por naturaleza, y tampoco es que las recetas que proponemos -un edamame aliñado, una crema caliente y un untable- exijan demasiado trabajo. Advertimos de que es un ingrediente tirando a sosete y que no debemos esperar de él grandes fiestas del sabor, pero su textura compensa.

EDAMAME ALIÑADO

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de edamame
  • 1 vaina de anís estrellado (1/2 si no te gusta mucho el anís)
  • ½ cucharadita de semillas de hinojo
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharada de aceite picante (opcional)
  • Semillas de sésamo
  • Sal en escamas

Preparación

  1. Cocer las vainas en abundante agua hirviendo con sal unos 3 minutos. Enfriar en agua con hielo y escurrir.
  2. Preparar una mezcla de cinco especias chinas con anís estrellado, semillas de hinojo, canela, jengibre molido y pimienta negra. Si te da perezón, puedes comprar la mezcla hecha.
  3. Juntar las especias con aceite de girasol y, si se quiere, aceite picante, y aliñar las vainas.
  4. Rematar con unas semillas de sésamo y sal en escamas y servir.

 

UNTABLE DE EDAMAME Y GUISANTES

Ingredientes

Para 6-8 personas

  • 300 g de habas de edamame (sin las vaina)
  • 300 g de guisantes
  • 1 limón
  • ¼ cucharadita de comino molido
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de menta picada
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación

  1. Cocer las habas de edamame en agua hirviendo con sal entre 3 y 5 minutos.
  2. Pasar las habas a un recipiente con agua helada con la ayuda de una espumadera y aprovechar el agua caliente para cocer los guisantes entre uno y dos minutos.
  3. Pasar los guisantes al agua helada con el edamame, dejar que se enfríen y escurrir.
  4. Triturar la mezcla de edamame y guisantes hasta obtener un puré grueso. No conviene pasarse con el triturado. Incorporar el aceite, 3 o 4 cucharadas de zumo de limón, comino, menta, pimienta y sal, y mezclar con una cuchara.
  5. Servir en un cuenco y terminar con un chorro de aceite y un poco más de menta picada por encima. Acompañar con bastoncillos de verduras, tostadas o lo que apetezca.

 

SOPA DE EDAMAME Y ESPINACAS

Ingredientes

  • 500 g de espinacas
  • 500 g de edamame
  • 1 l de caldo de verduras o de agua
  • 100 g de cebolla picada
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • Pimienta negra

Preparación

  1. Cocer el edamame en un litro de caldo o de agua hirviendo entre tres y cinco minutos. Si se tiene, usar una olla rápida sin la tapa.
  2. Retirar el edamame con una espumadera, pasarlo a agua helada y cuando esté frío, escurrir.
  3. Sacar las habas del edamame y reservarlas. Cocer las vainas en el mismo caldo o agua de cocción 30 minutos más en la olla a presión.
  4. Colar y reservar.
  5. En otra olla, calentar el aceite de sésamo y dorar la cebolla y el ajo.
  6. Añadir las espinacas y saltear hasta que se ablanden.
  7. Mojar con el caldo y la salsa de soja y cuando empiece a hervir, apagar el fuego y añadir todo el edamame salvo una cucharada.
  8. Triturar bien y servir con pimienta molida, cebollino picado, las habas de edamame reservado y un chorrito de aceite de sésamo.

Si haces estas recetas, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te salen mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista