¿Una tarta de arroz con leche crujiente? A favor
¿Una tarta de arroz con leche crujiente? A favor.

La tarta de arroz con leche que une España y Holanda

  • Comentar
  • Imprimir

El Vlaai es una tarta típica del sur de Holanda que se rellena con compota de frutas pero también, por influencia española, de arroz con leche.

Aunque ponga nerviosos a los puristas de la paella, del gazpacho o de la tortilla española, la historia de la cocina es un relato sobre mestizaje. Un ejemplo es la historia del Vlaai –se pronuncia ‘flai’–, una tarta típica de la región de Limburg, un territorio al sur de Holanda que comparte fronteras con Alemania y Bélgica, cuya capital es Maastricht.

El Vlaai tiene el mismo aspecto que las tartas de los dibujos animados: con una base doradita, tiras de masa entrecruzadas en la superficie y un relleno de compota de cerezas, ciruelas, ruibarbo o albaricoques, entre otros. A veces la coronan con crema montada o merengue y otras la comen a pelo. Para los limburgueses, esta tarta es religión. Con ella celebran cumpleaños, bautizos o el cierre de negocios y los fines de semana se hace acopio ‘por si aparecen invitados en casa’.

¿Qué tiene que ver España con todo esto? Según cuentan en De Bisschopsmolen, panadería considerada la catedral del Vlaai donde se conserva un molino hidráulico del siglo XVI en funcionamiento, cuando se les acaba la compota de fruta o, simplemente, cuando los limburgueses tienen un ataque de gochismo, el relleno puede mutar por crema pastelera o, como en el caso que nos ocupa, por arroz con leche.

Parece ser que la presencia española en la zona entre los siglos XVI y XVIII, dejó esta huella en una tarta cuyo origen, además, se encuentra en el sur de Alemania. Cualquiera con dos manos y una mínima noción de repostería básica puede elaborarla y yo, que tengo un problema de adicción al arroz con leche, no he podido evitar preparar una. El resultado es una tarta no demasiado dulce, con una masa parecida a un pan enriquecido y el punto crujiente de los granos de arroz que el horno habrá tostado. Una buena merendola: mañana ya saldré a correr.

Dificultad

No hay que saber holandés.

Ingredientes

Para una tarta para 8 personas.

Para la masa

  • 250 g de harina
  • 15 g de levadura seca
  • 10 cl de leche
  • 20 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 20 g de azúcar
  • Un pellizco de sal

Para el relleno

  • 550 ml de leche
  • 175 g de arroz
  • 1 huevo
  • 2 cdtas de esencia de vainilla
  • 50 g de azúcar

Preparación

  1. Mezclar la harina con la levadura, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. Amasar hasta obtener una masa suave y tierna. Cubrir y dejar crecer hasta que doble el tamaño.
  2. Lavar el arroz hasta que el agua quede clara.
  3. Llevar el arroz a hervir en la leche y después cocinar a fuego lento hasta que el arroz esté en su punto. Dejar enfriar.
  4. Separar la yema y la clara del huevo y levantar la clara a punto de nieve.
  5. Calentar el horno a 190 C. Cuando el arroz y la leche se hayan enfriado, añadir y mezclar la yema, la vainilla y el azúcar. A continuación, añadir la clara con mucho mimo.
  6. Golpear la masa para desgasificarla, formar un círculo grande, forrar el molde con la masa y rellenar con el arroz.
  7. Hornear a media altura durante 30 minutos. Dejar enfriar antes de desmoldar y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista