Pulpo al punto
Pulpo al punto.

Nuestros restaurantes gallegos favoritos fuera de Galicia

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque por desgracia el pulpo recauchutado está a la orden del día, también hay muy buenos restaurantes gallegos que no están en Galicia. Hoy recomendamos unos cuantos que te harán decir "madriña".

Pocas cosas nos producen a los gallegos más sudores fríos cuando estamos en cualquier otra parte del mundo que el hecho de que alguien nos proponga ir a comer a un restaurante gallego que conoce. “Buenísimo”, nos aseguran. “Y muy bien de precio”. Cuando los escalofríos dejan de recorrernos la columna vertebral empezamos a pensar en pulpos cocidos hasta la extenuación, con una consistencia más cercana a la de un flan temblón que a esa triscante -al dente, para entendernos- que nosotros tendemos a valorar tanto. Nuestra imaginación se llena de imágenes de grelos salidos de una lata, de gambas –que no por mucho que las pongan en restaurantes gallegos como parte de la mariscada, no son un marisco tradicional por aquí-, de vinos turbios de O Ribeiro que en buena parte de los casos no son de O Ribeiro y de empanadas de mal hojaldre con mucho tomate frito en su interior.

No es nada diferente a lo que pasa con otras cocinas ¿Qué piensas tú si mañana estás en Estocolmo o en Atenas y alguien te propone ir a comer a un restaurante español? Seguramente que no hay necesidad. Y buscas cualquier excusa mientras tu mente se llena de paellas con salchichas y guisantes, tortillas de patatas al horno y con bien de hierbas aromáticas y una sucesión de tapas que se parecen tanto a tu concepto de tapa como los que esto escriben a Beyoncé y Jason Momoa, respectivamente. Hay estupendos restaurantes de cocina española en el extranjero, lo sabemos, pero salvo que tengas muy claro a dónde te van a llevar es más que probable que tus primeros pensamientos sean los anteriores.

Aun así, seamos justos: hay restaurantes gallegos muy interesantes fuera de Galicia. Lugares a los que el marisco y los pescados llegan a diario de las lonjas de A Coruña, de Marín o de Burela, en los que las verduras entran frescas y en los que el recetario se respeta, ya sea para reproducirlo de la manera más tradicional o para reinterpretarlo en clave actual. El tópico y algunas malas experiencias nos hacen pensar primero en los otros, pero toca ya reivindicar el trabajo de esos bares y restaurantes que se empeñan en llevar lo mejor de la cocina galaica más allá del telón de grelos; gente que en Salamanca, en Oviedo, en Sevilla o en Valencia es capaz de hacernos disfrutar como si estuviésemos en las rías y que nos olvidemos por un rato de la letra del Miña Terra Galega de Siniestro Total. Hay más, por suerte, pero estos son algunos de los que nos gustan particularmente:

O Pazo Couñago

Esas lasquitas... O PAZO COUÑAGO

Un clásico de la ciudad de Salamanca, situado a un paso del Campo de San Francisco que, aunque no se ciñe en exclusiva a recetas gallegas tiene en éstas su principal seña de identidad. No faltan el pulpo á feira, las recetas tradicionales de pescado o las cañitas de crema de postre. Y también una de las mejores merluzas a la gallega que hemos probado fuera de Galicia.

O Pazo Couñago. Calle Arriba, 6. Salamanca. Tel. 923 265 988 / 610 820 085. Mapa.

Terra Meiga

El grupo Terra Meiga tiene dos pulperías en Asturias, una de ellas en Oviedo. Y además de eso, tiene el mérito de haber sido el único local de fuera de Galicia que participó en el concurso de pulpeiras que organiza el Forum Gastronómico de A Coruña en su última edición. Y de haber sido subcampeona, por si eso fuese poco. En su carta, además del pulpo y de los cachelos, que se sirven aparte, como debe hacerse en nuestra opinión, clásicos de taberna como la oreja o el lacón. Pero aunque sea sólo por el pulpo ya merece la pena la visita.

Pulpería Terra Meiga Calle Jovellanos 6. Oviedo Tel. 985 737 820. Mapa.

Casa Casimiro

Fernando Huidobro, presidente de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo y una de las personas que más se patean bares y barras por Sevilla, nos propone una pequeña joya trianera que visitamos hace años pero que, por lo visto, sigue al pie del cañón. En el barrio de El Tardón, en la zona este de Triana, Casa Casimiro ha conseguido convertirse en un clásico a base de combinar platos de aquí y de allá, un híbrido que en este caso funciona estupendamente a golpe de zorza, callos con garbanzos o un bacalao al ribeiro que conviven con alcauciles rellenos, sangre entomatada o albures en adobo. Lo mejor de dos culturas de tapeo en una única barra. No se puede pedir mucho más.

Casa Casimiro Avenida de Coria, 19. Sevilla. Tel. 954 341 269. Mapa.

Bar Marvi

Riquísima tapa de 'orella'. BAR MARVI

La de Tino es una historia curiosa, de esas que siempre son fruto de la emigración. Padre gallego, madre italiana y él, valenciano hasta la médula, regentando un bar en el que en invierno se sirve caldo -gallego, no hace falta decirlo- y en el que no faltan el lacón cocido, la oreja o el queso de tetilla. El Bar Marvi no se presenta como un local gallego y, de hecho, su carta no es monográfica ni mucho menos. Pero la tradición gastronómica que Tino heredó por parte de padre está muy presente en su día a día y convierte al Marvi en un local que vale la pena conocer y en el que se puede ahogar la morriña en caldo y vino de las Rías Baixas mientras se charla con su dueño, algo que siempre vale la pena.

Bar Marvi Calle Santos Justo y Pastor, 14, Valencia. Tel. 963 618 556 - 610 909 486. Mapa.

Bicos

La acogedora barra de Bisco (también hay mesas). BICOS BARCELONA

Barcelona, como receptora de una enorme cantidad de emigrantes gallegos a lo largo de todo el S.XX, cuenta con restaurantes de todo tipo que basan su carta en especialidades llegadas desde el noroeste Atlántico. Quizá el Rías de Galicia sea el más conocido de todos, si bien una revisión de nombres de restaurantes barceloneses hace que encuentres locales como O Retorno, A Taberna de Vigo, Escairón, O Meu Lar o Mesón Balouta que dejan claro de qué va la cosa en ellos incluso antes de entrar.

Pero en este caso nos decantamos por el restaurante Bicos ¿Por qué? Porque nos lo recomienda la capitoste Mònica Escudero, que de esto de sitios interesantes de Barcelona sabe lo suyo, porque cuando le preguntamos si sabía de algún restaurante especialmente interesante nos contestó “sí, Bicos” y tardamos un rato en saber si era el nombre del restaurante o si nos estaba despachando a la galaica y con solamente dos palabras. Y porque el Bicos es capaz de salirse del tópico del restaurante de toda la vida sin dejar de ser fiel a los sabores del recetario atlántico. En su carta hay cosas como una ensaladilla con berberechos y algas, una torrada -así llamamos aquí a las tostadas- de lacón y queso Arzúa-Ulloa o unos canelones de membrillo con queso de O Cebreiro que resultan de lo más apetecibles. Y junto a ellas, los imprescindibles pimientos de Herbón, el raxo o la empanada.

Bicos Avenida Diagonal, 287. Barcelona. Tel. 936 118 227. Mapa.

La Gran Pulpería

Madrid es otra ciudad que no puede quejarse de representación galaica. Son muchos los clásicos que apuestan por la cocina gallega desde hace décadas y cada temporada hay algún local más que se les suma. O Pazo, Villa de Foz, Burela, O Grelo, La Penela… lo difícil es elegir.

Así que le preguntamos a los editores de Libros con Miga, que son gente con muchos kilómetros de barras y tabernas a sus espaldas, por algún gallego menos conocido. Y nos hablaron de La Gran Pulpería, “una pulpería siempre concurrida” en la Avenida de Machupichu (tienen otra en Pozuelo), que tiene en su carta cosas como la tortilla estilo Betanzos, la empanada de bacalao con pasas, huevos fritos con zorza y pulpo, claro, en este caso á feira o braseado.

La Gran Pulpería Avenida de Machupichu, 14. Madrid. Tel. 913 001 873. Mapa.

Lúa

En otro estilo nos recomiendan Lúa, “un restaurante original y que ha innovado un poco en las recetas gallegas” reconocido con una estrella por la Guía Michelin ¿Y eso de innovar un poco hasta dónde llega? Pues en este caso a propuestas como la raya en caldeirada con crema de ibéricos, el foie mi-cuit sobre empanada de pera y queso San Simón o la tarta de Santiago líquida. “El cocinero es de O Carballiño”, terminan desde la editorial. Y esto siempre da calidad a la película.

Lúa, Paseo de Eduardo Dato, 5. Madrid. Tel. 913 952 853. Mapa.

Casa Galicia

Terminamos con una recomendación de la Defensora del Comidista, que barre para casa y nos propone Casa Galicia, en el donostiarra barrio de Gros. Género fresco y buena empanada, afirma. Y lo remata con la garantía definitiva de toda recomendación que se precie “Mi madre tiene devoción”. Más allá de la fe ciega que tenemos en el criterio de Marta, y más aún en el de su madre, su oferta de lacón con grelos, jamón asado en salsa, sus mejillones al vapor y su empanada nos hacen sentir como en casa. O como en el bar al lado de casa, que es casi lo mismo.

Casa Galicia Zabaleta Kalea, 28, Donostia. 943 27 43 91

¿Conoces algún otro buen restaurante gallego fuera de Galicia? Cuéntalo en los comentarios y haz feliz a alguien con morriña.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista