Ligero, otoñal y facilísimo
Ligero, otoñal y facilísimo.

Coliflor al tandoori masala con lima y cilantro

  • Comentar
  • Imprimir

Cocinar esta verdura de otoño entera y sin tocar el agua nos asegura una textura 'al dente' y ningún olor raruno, mientras la marinada aporta un montón de sabores que convierten la modesta coliflor en un plato festivo.

La coliflor entera asada es un bocado que, tanto por aspecto como por sabor, tiene entidad suficiente para presidir con dignidad cualquier mesa celebrativa. También es un acompañamiento ideal, por lo que os recomiendo encarecidamente que, si vais a preparar un asado, unas verduras o cualquier preparación que deje un trocito de horno libre, lo uséis para agasajar a una de las reinas de la temporada otoñal.

En esta ocasión marinamos la coliflor con una mezcla de especias típica de la cocina india y pakistaní, el tandoori masala. Entre sus ingredientes podemos encontrar canela, fenogreco, mostaza, laurel, cilantro, comino y los chiles que le dan su característico color rojo y un punto de picante. No escribáis a la Defensora del Cocinero si vuestra coliflor blanca no tiene finalmente el vibrante color violeta que luce la de la foto: la que usé ya era morada de origen (pero conseguiréis un rojo oscuro bastante bonito).

Podéis tomar la coliflor caliente o tibia, pero es muy importante cortarla y aliñarla al poco tiempo de salir del horno: al estar muy caliente absorberá rápidamente el aliño, y el sabor será mucho más intenso. Podéis mezclar el aceite de oliva suave con unas gotas de aceite de sésamo, pero muy poco para que no sea muy invasivo: las especias, el cítrico y el cilantro ya son bastante potentes.

Suele ser más sencillo encontrar el tandoori masala en pasta; si lo tenéis en polvo la proporción variará: en este caso usaremos una cucharada de la mezcla de especias disuelta entre 9 o 10 de yogur. Si no sabéis qué hacer con lo que os sobre de estas especias, además de para preparar marinadas se puede mezclar una pequeña cantidad con una mayonesa, en vinagretas o usarla mezclada con panko o pan rallado para hacer rebozados con un toque diferente.

Dificultad

Más fácil que formar gobierno (a la segunda).

Ingredientes

Para 4 personas (como acompañamiento)

  • 1 coliflor mediana (unos 800 g)
  • 6 cucharadas de pasta de tandoori masala
  • 4 cucharadas de yogur natural (sin endulzar)
  • Sal
  • Sésamo
  • Un puñado generoso de hojas de cilantro
  • Zumo de lima al gusto
  • Aceite de oliva suave

Preparación

  1. Cortar el tronco hasta dejar la col con una base plana, y eliminar las hojas duras (las pequeñas se pueden dejar).
  2. Mezclar bien la pasta de tandoori con el yogur. Untar la coliflor con la mezcla y dejar reposar durante una media hora -en la nevera si hace calor- en una fuente.
  3. Encender el horno a 180 grados y, cuando esté caliente, poner la coliflor. Cocinar durante unos 45 minutos o hasta una hora, si es necesario. Cuando esté lista, al pincharla con una brocheta podremos atravesar el tallo (sin necesidad de hacer demasiada fuerza).
  4. Sacar la coliflor, trocearla y aliñarla con un chorrito de aceite, sal, zumo y ralladura de lima y sésamo. Llevar a la mesa y, en el último momento para que no quede mustio, añadir el cilantro. Tomar caliente o templada.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista