Revive a un muerto
Revive a un muerto.

Minestra maritata: la 'sopa casada' italiana

  • Comentar
  • Imprimir

La 'minestra maritata' es una sabrosa sopa a base de verduras y carnes típica de la Campania. Nuestra versión simplifica sus ingredientes, pero es igual de reconfortante que la original.

En castellano, minestra maritata significa "sopa casada". No, no es la sopa que se sirve en las bodas italianas: su nombre hace referencia a la unión de carne y verduras en un solo plato y es un excelente ejemplo de cucina povera. Es una receta de origen campesino típica de la zona de Campania, y se sirve sobre todo en Navidad y Pascua. Algunos creen que este plato se remonta a la Antigua Roma y que se hacía con sobras de carnes curadas y frescas y una mezcla de verduras silvestres que se encontraban en el campo o se compraban en el mercado. Hay infinidad de versiones que incluyen un sinnúmero de vegetales y partes distintas del cerdo, lo que la convierte en una sopa muy abierta y flexible.

Para evitar pasar muchísimo tiempo en la cocina, hemos simplificado mucho la receta tradicional, en la que se usan más de seis tipos de verduras locales de hoja verde oscura; berza, diente de león, col rizada, achicoria, acelga, borraja, grelo, hoja de remolacha, etc. Como muchas son amargas, se deben blanquear previamente. Nosotros hemos optado por otras de sabor más suave que no necesitan escaldarse y que solemos tener más a mano; repollo, espinacas y escarola. También hemos reducido drásticamente el apartado cárnico: la versión italiana incluye costilla de cerdo, hueso de jamón, salchicha, pie y panceta; la nuestra solo lleva salchicha.

No somos los únicos que hemos abreviado y adaptado esta sopa tradicional a nuestro gusto. Los estadounidenses fueron los primeros y lo hicieron a lo grande empezando por el nombre del plato, que muchos lo traducen erróneamente como “sopa de bodas”. De carne, solo usan albóndigas y de verduras, un máximo de tres. Los cambios no acaban aquí; también se toman la licencia de añadirle pasta, arroz y hasta lentejas. Y el mundo sigue dando vueltas. Así que, avanti con las modificaciones que os proponemos.

Dificultad

Más fácil que estar casado/a.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1,2 l de caldo de carne (pollo, jamón, gallina, ternera, puchero o una mezcla)
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 ramitas de apio sin hojas
  • 100 g de repollo
  • 100 g de espinacas
  • 100 g de escarola
  • 4-6 salchichas de cerdo
  • 100 g de queso parmesano
  • Pimienta negra
  • Sal

Preparación

  1. Calentar el caldo en una olla a fuego medio. Pelar la zanahoria y la cebolla. Cortar el apio, la zanahoria y la cebolla en daditos.
  2. Lavar el repollo, las espinacas y la escarola y picar todo en trozos pequeños.
  3. Cuando el caldo hierva, agregar las verduras a la olla y salar. Cocer hasta que los vegetales estén tiernos, unos 10-12 minutos.
  4. Cortar las salchichas en rodajas de un centímetro de ancho y añadirlas a la olla.
  5. Hervir hasta que la carne esté hecha, unos cinco o siete minutos. Mientras, cortar el queso parmesano en daditos. Emplatar la sopa, esparcir el parmesano, salpimentar y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista