La suculencia hecha guiso
La suculencia hecha guiso.

‘Batch cooking’ de febrero: cocinar una tarde para comer toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes un montón de ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una sola tarde.

Febrero ya está aquí, y encender el horno lleno de verdura de temporada, cocinando una tarde para poder estar tranquilo el resto de la semana sigue siendo un planazo que, además, aromatiza la casa como el mejor ambientador. Fiel al cita del primer lunes de mes, hoy nuestra cocina en lote trae guisos sencillísimos de pollo, cremas para disfrutar del cuchareo y purés, trucos para cocinar guisantes o acelgas sin tener que hervirlos previamente -y conseguir así que queden al punto- y ensaladas facilísimas de pulpo con una vinagreta que las convierte en las primas humiles del salpicón.

Todo lo que puede congelarse, descongelarse y quedar igual de bien es mejor para comerlo a final de semana, priorizando cosas como las ensaladas o los platos con patata asada para el principio de la semana. Si queremos tomar el pollo el jueves o el viernes, podemos congelarlo sin problema: saldrá del proceso exactamente igual que entró (y por eso es una buena idea duplicar las cantidades: tendremos un premio guardado para la semana siguiente).

Si queremos doblar las cantidades de mantequilla de limón, podemos congelar la que nos sobre; si lo hacemos en una cubitera cubierta con una bolsa de zip, tendremos monodosis listas para usar en platos de pescado, pasta o verduras. Si no comes carne o no te gusta la sobrasada, puedes cambiarla por un par de cucharadas de salsa de tomate casera por ración (que no esté aguada, o fastidiará los huevos).

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. De nuevo recomendamos dejar algunos de los básicos —en cada casa son diferentes— preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado de buena mañana cuando aún se te está solidificando el cerebro. Yogur, leche o bebida vegetal con copos de avena para tomar fría o caliente, queso fresco, mandarinas, uvas, naranjas, caquis, kiwis, manzanas o plátanos, además de botecitos o bolsitas con frutos secos y chocolate con 70% de cacao o algo de hummus, que son de lo más agradecidos en estas situaciones.

Cenas

  • Crema de remolacha, hinojo asado y patata con yogur + picatostes + huevo mollet
  • Alcachofas, cebollas y boniatos asados con mantequilla de limón + untable de garbanzos y pesto con crudités
  • Garbanzos, guisantes, menta y huevo
  • Merluza con mantequilla de limón + patatas y coliflor con vinagreta de pimentón y cebolleta
  • Huevos revueltos con cebolla, sobrasada y queso de Mahón + zanahorias asadas con aliño de mandarina y semillas de hinojo

Comidas

  • Contramuslos de pollo en salsa de tomate y berenjena + bulgur y zanahorias asadas con aliño de mandarina y semillas de hinojo
  • Ensalada de pulpo con patatas, tomates cherry, aceitunas y vinagreta de pimentón y cebolleta
  • Puré de boniato y coliflor asados, alcachofas, langostinos + untable de garbanzos y pesto con crudités
  • Acelgas salteadas con cebolla, hinojo asado, almendras, lentejas y sardinas
  • Caldo verde portugués

Preparación

  1. Al llegar de la compra, congelar la merluza en trozos y limpia (si es fresca no la vamos a consumir ese día o al siguiente).

  2. Encender el horno a 180 grados y repartir en una o dos bandejas dos bulbos de hinojo, cuatro boniatos medianos, 16 zanahorias cortadas a lo largo aliñadas con un chorrito de aceite, sal y pimienta, semillas de hinojo y el zumo de una mandarina, ocho alcachofas sin las hojas exteriores y dos bulbos de hinojo -cortados por la mitad y en una fuente más pequeña, aliñados con un poco de aceite y hierbas al gusto-, una coliflor aliñada con un poco de aceite, el zumo de un limón, sal, pimienta y especias al gusto, 10 patatas nuevas medianas y cuatro cebollas. Pasados unos 15 minutos, dar unas vueltas a las zanahorias. 15 minutos después, darles otra vuelta, y también al hinojo. Pasados 10 minutos más, mirar si los el hinojo y las zanahorias están listos y, si lo están, retirarlos. Las patatas, cebollas y boniatos pueden tardar alrededor de una hora y la coliflor un poco más. Como siempre, el tiempo concreto depende del tamaño de las verduras y la potencia real del horno, así que lo mejor es vigilarlo de vez en cuando mientras hacemos otras cosas.

  3. Mientras, cortar dos pepinos, cuatro zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el hummus de aguacate el resto de la semana.

  4. Cortar el repollo en tiras y cuatro patatas en trozos, con un corte incompleto y rompiéndolas al final, chascándolas para que engorden el caldo. Ponerlas en una olla con el chorizo y la punta de jamón enteros. Poner todos los ingredientes a fuego lento y hervir al mínimo durante al menos una hora y media, o hasta que todo esté tierno y el guiso quede impregnado por completo del sabor de los cárnicos.

  5. Poner en el vaso de la batidora los 600 g de garbanzos, 80 g de parmesano rallado, un diente de ajo (o al gusto), el zumo de un limón, un puñado de hojas de albahaca y cuatro cucharadas de agua fría y la misma cantidad de aceite. Triturar hasta conseguir una pasta fina, probar y, si es necesario, rectificar de sal (el parmesano ya es salado). El untable de garbanzos y pesto ya está listo.

  6. Pelar y laminar seis dientes de ajo. En una sartén grande, dorarlos a fuego suave con 10 cucharadas de aceite. Cuando estén listos, retirar la mitad y añadir a la sartén los 600 g de guisantes descongelados. Añadir un chorrito de agua, tapar y dejar cocinar a fuego medio tres minutos. Destapar, añadir 400 g de garbanzos cocidos, subir un poco el fuego, añadir un chorrito de vinagre y dar unas vueltas. Salpimentar y, ya fuera del fuego, poner un poco de menta fresca picada. En el momento de comerlo, ponerle encima un huevo a la plancha.

  7. Devolver el resto del ajo y el aceite a la misma sartén, añadir las acelgas troceadas y usar el mismo método que con los guisantes, repitiéndolo dos veces. Añadir una cebolla y un bulbo de hinojo asado troceados y 50 g de avellanas troceadas, pero no trituradas. Dar vueltas durante un par de minutos y pasar a una tartera sobre las lentejas bien escurridas. El día que lo vayamos a comer, añadir dos o tres sardinas en aceite.

  8. Poner en un tarro 10 cucharadas de aceite, vinagre al gusto, sal, pimentón, una cebolleta o media cebolla picada y un diente de ajo pelado y cortado por la mitad a lo largo. La vinagreta de pimentón y cebolleta está lista.

  9. Mezclar 160 g de mantequilla, con un chorro de zumo de limón y su ralladura, sal, pimienta y albahaca picada (para las ocho raciones en total, 20 g por ración).

  10. La noche escogida, servir una alcachofa, media cebolla y medio boniato asado por persona, aliñados con la mitad de la mantequilla y acompañados del untable de garbanzos y pesto con crudités.

  11. La noche que toque preparar al momento la merluza a la plancha, con la mantequilla de limón por encima ya fuera del fuego. Acompañarla con las patatas y la mitad de la coliflor salteadas y aliñadas con vinagreta de pimentón y cebolleta.

  12. Poner en una olla dos patatas asadas peladas, un bulbo de hinojo asado y dos remolachas cocidas (todo troceado) con dos cucharadas de aceite de oliva. Dar vueltas un par de minutos, cubrir con caldo o agua y hervir durante cinco minutos. Añadir dos yogures, triturar bien y sazonar. Servir cada crema con un huevo cocidos durante 4:30 minutos y unos picatostes.

  13. Para preparar -al momento, la noche que toque- los huevos revueltos con cebolla, sobrasada y queso de Mahón, dorar una cebolla con un poco de aceite en una sartén antiadherente. Retirarla a un plato y preparar los huevos revueltos siguiendo la técnica de este vídeo. Cuando estén casi listos, añadir la cebolla y sobrasada en trocitos, dar un meneo lo justo para que ésta se derrita un poco, y servir de inmediato, acompañados de la mitad de las zanahorias asadas con aliño de mandarina y semillas de hinojo.

  14. Para la ensalada de pulpo con patatas, tomates cherry y vinagreta de pimentón y cebolleta, pelar y trocear cuatro patatas. Añadir 300 g de tomates cherry abiertos por la mitad, un puñado de aceitunas negras y los 300 g de pulpo cocido troceado. Aliñar con la vinagreta de pimentón el mismo día en el que se vaya a consumir, si puede ser media hora antes (sacar de la nevera para que esté a temperatura ambiente).

  15. Para el puré de boniato y coliflor asados, poner media coliflor y dos boniatos asados -todo troceado- en una olla con 250 ml de leche. Cubrirlos y cocinar a fuego muy suave durante cinco minutos, triturar y rectificar de sal y pimienta. Saltear durante un par de minutos cuatro alcachofas asadas cortadas en cuatro a lo largo con los 250 g de langostinos. Poner el puré debajo y el salteado encima, y acompañar con untable de garbanzos y pesto con crudités.

  16. En una cazuela con un chorro de aceite, dorar los contramuslos de pollo un par de minutos por cada lado con una cebolla picada. Añadir una 400 g de tomate troceado, dos berenjenas medianas cortadas en dados, un chorro generoso de vino blanco, sal y especias al gusto. Tapar y dejar cocinar a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando y con la tapa sin cerrar del todo para facilitar la evaporación. Hidratar el bulgur con 1,5 veces su volumen en agua con sal. El día que se vaya a comer el plato, poner el bulgur debajo, el pollo encima y acompañar con el resto de zanahorias asadas con aliño de mandarina y semillas de hinojo.

¿Quieres más ideas de 'batchcooking'? Mira nuestras anteriores entregas.

La lista de la compra

Verdulería

2 remolachas cocidas, 4 bulbos de hinojo, 14 patatas nuevas medianas, 8 alcachofas, 5 cebollas, 1 cebolleta (o media cebolla más), 4 boniatos, 2 limones, un puñado de albahaca, un puñado de menta, dos cabezas de ajos, 1 coliflor mediana, 24 zanahorias frescas, 1 mandarina, 2 berenjenas medianas, 300 g de tomates cherry, un puñado de acelgas (unos 400 g de la parte de la hoja y la penca tierna, dejando las partes más duras de la penca para otras preparaciones), 4 pepinos, dos pimientos rojos, medio repollo verde rizado

Aves

16 huevos de gallinas felices, 8 contramuslos de pollo sin piel

Pescado

4 filetes de merluza de unos 150 g, 300 g de pulpo cocido troceado, 300 g de langostinos pelados (pueden ser congelados)

Lácteos

2 yogures naturales, 160 g de mantequilla, 80 g de parmesano, 100 g de queso de Mahón

Además

Picatostes, 1 kg de garbanzos cocidos, 600 g de guisantes descongelados, pimentón, aceite, vinagre al gusto, sal, pimienta, especias y hierbas al gusto, 100 g de sobrasada, semillas de hinojo, 400 g de tomate troceado en conserva, 200 g de bulgur (mejor integral), 80 g de aceitunas negras, una punta de jamón, 2 chorizos medianos (unos 200 g)

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista