Vegetariana y deliciosa
Vegetariana y deliciosa.

Hamburguesas vegetales con salsa de piña

  • Comentar
  • Imprimir

Las hamburguesas vegetales son sencillísimas de hacer, un alimento muy socorrido para esos momentos en los que no te quieres liar mucho en la cocina y congelan perfectamente.

De vez en cuando tenemos la suerte de vivir uno de esos acontecimientos que suponen un antes y un después en el curso de la historia. Por ejemplo, el año pasado la Unión Europea inició un debate cuestionando si las “carnes vegetales” debían tener permitido etiquetarse como tal. Términos como hamburguesa, salchicha o nugget pasarían, por lo tanto, a ser exclusivos de la industria cárnica.

Porque, efectivamente, es un tema que nos afecta a todos y todas, y no se puede permitir semejante libertinaje gramatical (no como los palitos de cangrejo, que no se cuestionan y tienen todo el derecho a llamarse así aunque no lleven cangrejo porque una vez uno de sus creadores cantó Bajo el mar de La Sirenita). Si queréis saber más sobre el tema, el nutricionista Aitor Sánchez García lo explica perfectamente en este vídeo: dicho esto, vamos con una receta de hamburguesa vegetal de berenjena, setas y lentejas.

Hacer hamburguesas de cualquier tipo en casa no tiene desperdicio, porque no requieren ningún tipo de habilidad en cocina, son muy socorridas - congelan perfectamente- y permiten cualquier tipo de ingredientes y especias. El único inconveniente que podemos encontrar en las hamburguesas vegetales caseras es la textura: hay que prepararlas medianamente bien para evitar que el exceso de humedad de los vegetales convierta la hamburguesa en una papilla con costra. Esto es algo que solucionaremos cocinando previamente los ingredientes hasta evaporar un porcentaje considerable del agua que contienen. Añadiendo almidón de maíz conseguiremos densificar un poco más la mezcla. Para darle algún que otro matiz, acompañaremos la hamburguesa con una rápida y sencillísima salsa de piña y cilantro, y la remataremos con cebolla encurtida en limón.

Hacer una buena tanda y congelarlas es la mejor manera de optimizar el tiempo y la energía que le dedicaremos a esta receta; un proceso que incluso mejorará la textura final. Si quieres expandir tu recetario, prueba a añadirle tofu, soja texturizada, chía hidratada o frutos secos triturados para jugar con las texturas y sabores y conseguir una hamburguesa vegetal con tu sello personal.

Dificultad

La de darles forma.

Ingredientes

Para 4 hamburguesas

  • 300 g de berenjena
  • 150 g de setas (las que tengáis más a mano: yo usé tipo ostra, pero prefiero shiitake)
  • 175 g de lentejas cocidas y escurridas
  • 1/2 cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 cucharaditas de sal
  • Pimienta negra molida al gusto
  • 3 1/2 cucharadas de almidón de maíz

Para la salsa fresca

  • 100 g de piña fresca
  • 25 g de cilantro (con su tallo)
  • ¼ de cucharadita de cayena en polvo (opcional)
  • 1/2 cucharadita de sal

Para la cebolla encurtida

  • 1 cebolla morada
  • El zumo de 2 limones y la ralladura de 1
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • ¼ de cucharadita de cayena en polvo

Opcional, para emplatar

  • Mayonesa mezclada con el zumo de medio limón y un poco de pimentón
  • Un poco de rúcula/lechuga/hojas verdes al gusto

Preparación

  1. Cortar y picar la berenjena, las setas, la cebolla y los ajos -pelados- y saltear a fuego bajo-medio en una cazuela con dos cucharadas de aceite de oliva.

  2. Mientras tanto, cortar la cebolla morada en tiritas y mezclarla con el resto de los ingredientes del encurtido. Refrigerar.

  3. Escurrir las lentejas y añadirlas a la cazuela con el resto. Añadir la sal y las especias y cocinar hasta que evapore bastante agua (unos 10-12 minutos).

  4. Mientras, preparar la salsa de piña picando con un cuchillo los ingredientes de la lista. Refrigerar.

  5. Añadir el almidón de maíz a la olla. Remover y apagar el fuego. Con un robot o una picadora, picar a mínima potencia para conservar cierta textura. Después, lo ideal sería dar forma a las hamburguesas y congelarlas mínimo durante una hora, aunque también se pueden preparar ya.

  6. Calentar una sartén a fuego medio con dos cucharadas de aceite y añadir las hamburguesas. Si no están previamente congeladas, ayudarse con una cuchara para darles forma.

  7. Poner las hamburguesas sobre papel de cocina. Tostar el pan en esa misma sartén y montar el bocadillo con las hojas verdes, la salsa, la cebolla encurtida y la mayonesa.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista