Patatas revolconas con torreznos

Un sofrito generoso de ajo y pimentón, unas patatas cremosas y unos trozos de torrezno para rematar: las revolconas que prepara Ivan Sáez en La Tajada son un vicio, y en el vídeo de hoy te damos la receta.

  • Comentar
  • Imprimir

Aunque las patatas revolconas son típicas de buena parte de Castilla y Extremadura, en esta ocasión hemos ido a Madrid a prepararlas. Ya leo vuestros comentarios “¡Comidista, centralista, madridista!”, “¡Cáceres también existe!”. Pero nos hemos desplazado hasta la capital para meternos en la cocina con Iván Sáez, chef y propietario de los restaurantes Desencaja y La Tajada, donde preparan unas impresionantes patatas revolconas con torreznos.

Este plato tradicional, humilde, casero -y bastante goloso, gracias a la combinación entre los hidratos de la patata y una generosa dosis de grasita- se te queda grabado en la memoria al primer bocado (y, si tienes el metabolismo con tendencia a la lorcita, a lo mejor también en la cadera, no nos vamos a engañar). Dale al play y cómete esas patatas con los ojos; después, si quieres, puedes prepararlas con la receta de abajo y comértelas también vía oral.

PATATAS REVOLCONAS CON TORREZNOS

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1,5 k de patatas Monalisa
  • 400 ml de aceite de oliva (más el de confitar los torreznos)
  • 4-6 dientes de ajo picados
  • 45 g de pimentón dulce (unas 2 cucharadas soperas)
  • 5 g de pimentón picante (una cucharadita)
  • Sal
  • 4 torreznos

Preparación

  1. Cocer las patatas enteras y con piel en abundante agua salada durante unos 40 minutos (o hasta que estén blanditas). Cuando ya no quemen, pelarlas y reservar.
  2. Confitar los torreznos en aceite de oliva a fuego suave durante unos 20 minutos. Retirar y reservar (el aceite también).
  3. Calentar los 400 ml de aceite de oliva en una cazuela a fuego medio. Poner el ajo picado y, cuando empiece a botar, añadir el pimentón, dando vueltas con unas varillas para que no se queme.
  4. Añadir las patatas aún templadas, rompiéndolas con las manos y aplastando una parte con las varillas (hay que encontrar patata aplastada y trozos enteros). Corregir de sal.
  5. Calentar de nuevo el aceite de los torreznos y, cuando esté bien caliente, freírlos para que la corteza se hinche y se vuelva crujiente. Cortar cada torrezno en cuatro y servir uno sobre cada ración de patatas revolconas bien calientes.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista