Queso y hojaldre, qué puede ir mal
Queso y hojaldre, qué puede ir mal.

Napolitanas de espinacas y ricota

  • Comentar
  • Imprimir

El placer de morder una masa de hojaldre se une a un relleno cremoso gracias al queso, con la frescura de las espinacas como añadido y un toque cítrico y especiado para rematar.

Cualquier cosa hecha con hojaldre debería tener una calle o una plaza, porque vaya gustazo morder las finas láminas de un croissant o un milhojas con un hojaldre bien hecho. Hacer hojaldre en casa es algo trabajoso y, con las temperaturas veraniegas que nos empezamos a gastar, una utopía a no ser que vivas en el círculo polar ártico. Como supongo que no es el caso, si quieres hacer napolitanas -o cualquier receta con hojaldre- en casa, una masa de hojaldre de supermercado de mantequilla y sin grasas rarunas te puede hacer un apaño muy digno para suplir el antojo.

Antes de seguir, un mensaje para los enemigos de las etiquetas con más de cinco ingredientes: relájense, que les veo venir. Esta receta no va de hacer apología de los ultraprocesados: si ustedes son capaces de hacer hojaldre casero, mis dieses y adelante. Pero como yo no tengo por costumbre basar mi alimentación en hojaldres varios y ya me bastó con hacer hojaldre casero una vez en mi vida, prefiero comprar uno digno ya hecho y aquí paz, y en el cielo gloria.

Volviendo al tema que nos ocupa, las napolitanas, puedes prepararlas con rellenos dulces o salados. Las puedes hacer grandes, para llevarte de picnic o a la playa, o pequeñitas que sirvan de aperitivo. Además de ricota y espinacas, las puedes rellenar de pisto con atún y huevo duro, con verduras asadas y hummus o con una bechamel bien espesita con pollo asado, al estilo croquetil: lo importante es que la masa del relleno esté bien espesa para que no se te desparrame al manejar la napolitana.

Otro consejo importante es que la masa de hojaldre esté lo más fría posible cuando vayas a trabajarla. Por eso, te recomiendo que la dejes en la nevera y la saques solo en el momento justo en el que vayas a hacer las napolitanas. Cuando la masa de hojaldre coge temperatura se vuelve bastante difícil de manejar, pues se pega y estira en exceso. Para terminar, mi topping favorito para las napolitanas saladas es el queso, pero puedes poner también frutos secos picados o semillas varias para darle un toque crocante. Que las disfrutes.

Dificultad

Apto para todos los públicos.

Ingredientes

Para 6 napolitanas

  • 200 g de espinacas
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 500 g de ricota
  • 50 g de queso rallado para fundir (y un poco más para decorar)
  • La ralladura de medio limón pequeño
  • Sal al gusto
  • Nuez moscada al gusto
  • 1 lámina de masa de hojaldre, muy fría
  • 1 huevo batido

Preparación

  1. Calentar el horno a 200ºC (o a la temperatura que indique el envase de la masa de hojaldre).

  2. Picar las espinacas y reservar. Calentar el aceite de oliva en una sartén y añadir las espinacas. Apagar el fuego y dejar que se hagan con el calor residual, removiendo hasta que hayan reducido su volumen.

  3. Pasar las espinacas a un colador y retirar el exceso de agua apretándolas bien con la ayuda de una cuchara.

  4. Poner la ricota en un bol y añadir las espinacas, los 50 g de queso para fundir, la ralladura de limón, una pizca de sal y nuez moscada al gusto. Mezclar bien, probar y rectificar la sazón si fuese necesario.

  5. Sacar la lámina de hojaldre de la nevera y cortarla en 6 rectángulos que sean más o menos iguales si queremos hacer napolitanas grandes. Para hacer mini napolitanas, cortar tiras de dos dedos de ancho más o menos por un dedo de largo.

  6. Distribuir el relleno de forma generosa -si te sobra, úsalo en un plato de pasta- en el centro de cada rectángulo. Cubrir el relleno con un extremo de la masa y pintarlo con huevo. Cerrar la napolitana levantando el otro extremo y uniéndolo a la parte que lleva el huevo.

  7. Darles la vuelta a las napolitanas y colocarlas en una bandeja de horno con papel sulfurizado. Pintar el exterior con más huevo batido. Hornear a 200ºC (o la temperatura que indique el envase de la masa de hojaldre) durante 15 minutos.

  8. Sacar del horno con cuidado, volver a pincelar con un poco de huevo batido y añadir el queso extra por encima. Devolver al horno y terminar de cocer otros 5 minutos más o hasta que el queso de encima se funda. Dejar que repose y se atempere, preferiblemente sobre una rejilla, antes de servirlas.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista