Tres maneras, muchas aplicaciones
Tres maneras, muchas aplicaciones.

Pimientos en un bote de tres maneras

  • Comentar
  • Imprimir

Es temporada de pimientos, y además de comerlos frescos como si no hubiera un mañana, podemos preparar conservas sencillas para el resto del año. Nuestra apuesta: asados en aceite, encurtidos y en mermelada.

Aunque no lo parezca porque siempre están ahí, los pimientos tienen su temporada; y es ahora. Además de poder utilizarlos en infinidad de platos, siempre es una buena idea aprovechar su tiempo de máximo esplendor para hacer algunas conservas. Que no os asuste esta palabra: hacer conservas no requiere de largas horas ni de avanzados conocimientos culinarios sino todo lo contrario. Son fáciles de hacer y nos dan la maravillosa ventaja de conservar un producto por largos periodos de tiempo, aparte de aportarle otros sabores, aromas y texturas y ser un regalo maravilloso para amigos, familiares y vecinos.

Con pimientos tipo morrón, botes esterilizados y muy pocos ingredientes más, haremos tres tipos de conservas diferentes: mermelada, asados y encurtidos en vinagre. ¿Cómo es eso de esterilizar los botes? Solo tienes que lavarlos y colocar los botes y tapas en una olla con agua hirviendo -deben estar cubiertos-, durante 10 minutos poco antes de rellenarlos con tus conservas.

Tendrás que repetir un proceso similar al terminar para que queden sellados al vacío. Una vez hayas rellenado los botes, tápalos y mételos nuevamente en agua hirviendo -también cubiertos esta vez- durante 10-15 minutos si los botes no son muy grandes. Retíralos y déjalos dados vuelta en una superficie hasta que se enfríen. Recuerda que este paso es importante para la correcta conservación durante largos periodos del producto, sea cual sea la conserva. Dicho esto, al lío.

Aclaración: las cantidades están calculadas para un bote de 350 ml de capacidad. Multiplícalas por el número que sea necesario.

MERMELADA DE PIMIENTOS

Ingredientes

  • 600 g de pimientos rojos (aproximadamente 500 g una vez limpios)
  • 150 g de azúcar
  • 25 ml de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita al ras de sal
  • Opcional: para que quede más espesa, añadir un saquito de tela o gasa con las semillas del pimiento

Preparación

  1. Limpiar los pimientos retirando los pedúnculos, las semillas y las partes blancas.

  2. Picarlos lo más finos posible, es decir, en brunoise.

  3. Cocinar en una olla sin tapa a fuego muy suave junto al resto de ingredientes durante 2 horas como mínimo. Verás que el contenido se reduce a menos de la mitad y te dará la impresión de que no espesa, pero no te preocupes, lo hará una vez se enfríe.

  4. Verter la mermelada templada en el frasco esterilizado y realizar el sellado al vacío.

PIMIENTOS ASADOS

Ingredientes

  • 500 g de pimientos del color deseado
  • Aceite de oliva virgen extra, cantidad necesaria

Preparación

  1. Calentar el horno a 200ºC. Lavar bien los pimientos y colocarlos enteros en una bandeja para horno con papel vegetal.

  2. Hornear durante 45 min. Voltearlos a mitad de cocción.

  3. Dejar enfriar en la misma bandeja cubierta con un paño o papel aluminio.

  4. Pelar y retirar pedúnculo y semillas. Reservar el líquido de la cocción y cortar en tiras gruesas.

  5. Meter los pimientos en el bote esterilizado y rellenar con el líquido reservado. Terminar con aceite de oliva hasta que estén cubiertos por completo.

  6. Realizar el sellado al vacío.

PIMIENTOS ENCURTIDOS EN VINAGRE

La receta que viene a continuación tiene una base que sirve para encurtir prácticamente cualquier tipo de vegetal. Dependiendo del gusto de cada uno se le puede añadir más azúcar, más sal, más vinagre y se pueden agregar otras especias, hierbas aromáticas e ingredientes. Algunas ideas: semillas de coriandro o de hinojo, comino, otro tipo de pimientas, un toque picante con copos de chile o guindilla picada, cebolla cortada en juliana, unas ramitas de apio, eneldo, laurel, romero, etc.

Ingredientes

  • 300 g de pimientos del color deseado
  • 100 ml de vinagre de vino blanco
  • 70 ml de agua
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1 cucharadita de mostaza en grano
  • 1 cucharadita de sal fina

Preparación

  1. Limpiar bien los pimientos. Retirar pedúnculos, semillas y partes blancas del interior.

  2. Cortar en tiras finas y colocar en el bote esterilizado.

  3. Calentar el resto de ingredientes en una olla y llevar a ebullición.

  4. Transcurridos un par de minutos, retirar del fuego y verter la mezcla aún caliente en el bote hasta cubrir los pimientos en tiras.

  5. Realizar el sellado al vacío.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista