Fresquito como un baño en la playa
Fresquito como un baño en la playa.

'Batch cooking' de agosto: cocina una tarde y come toda la semana

  • Comentar
  • Imprimir

¿Organizar el menú semanal te quita el sueño y de lunes a viernes no tienes tiempo? Aquí tienes un montón de ideas de platos sencillos y sabrosos para cuatro personas que se preparan en una sola tarde.

Este agosto raruno viene lleno de incógnitas y situaciones nunca vistas antes por estos lares. En este momento puedes estar teletrabajando, de vacaciones en casa con toda la familia , de vacaciones fuera -las de antes, con sus playas, sus piscinas y sus terrazas-, confinados por zonas o trabajando presencialmente. En todas estas circunstancias, ya sea por disfrutar más tiempo al aire libre, para poder optimizar la jornada laboral o para ahorrar tiempo, dinero y energías en general, esta técnica para cocinar una tarde y vivir de rentas el resto de la semana te puede ser realmente útil.

El reto durante este mes, de máximo calor, es tener que prescindir del horno, esa herramienta tan útil para cocinar en tandas, pero tremendamente incompatible con los 40 grados que sufre gran parte de la península. ¿Cómo lo supliremos? Usando legumbres ya cocidas -de bote o refrigeradas-, conservas de pescado o verduras y poniendo un par de ollas al fuego.

Todo lo que puede congelarse, descongelarse y quedar igual de bien -siempre en bolsas de congelación, de silicona o recipientes perfectamente cerrados- es mejor para comerlo a final de semana, como las albóndigas o los salteados de verduras (podemos duplicar las cantidades y tener ya una comida para la siguiente semana), priorizando cosas como las patatas y ensaladas como la de pollo y judía verde o la de patata. Las ensaladas con hortalizas crudas es lo único que deberemos preparar en el último momento, pero teniendo las vinagretas y el resto de aderezos ya listos solo tendremos que cortar y mezclar, añadiendo la salsa justo antes de consumirlas.

Darle una vuelta al hummus usando unos pimientos de piquillo en conserva es solo un ejemplo de las mil posibilidades de los untables con base de legumbre, un picoteo saludable y sencillísimo que puede apañarnos cenas, desayunos y aperitivos (mientras corremos mucho menos riesgo de lanzarnos sobre las patatas fritas y otras alternativas mucho más guarripés). Además de los consabidos garbanzos podemos optar por lentejas o judías de cualquier tipo; añadiéndoles un poco de aceite, ajo, limón y tahini o sésamo -o mantequillas de frutos secos- obtendremos un lienzo en blanco al que podemos añadir hierbas aromáticas, olivada verde o negra, especias como curry o pimentón y hasta sardinas en aceite.

Seguimos sin incluir los desayunos, meriendas o picoteos en la organización semanal, ya que estos no necesariamente se cocinan. De nuevo recomendamos dejar algunos de los básicos —en cada casa son diferentes— preparados en una bandeja dentro de la nevera para no tener que pensar demasiado de buena mañana cuando aún se te está solidificando el cerebro. Yogur, leche o bebida vegetal con copos de avena para tomar fría o caliente, queso fresco, nectarinas, uvas, melocotones, ciruelas, sandía o melón, además de botecitos o bolsitas con frutos secos y chocolate con 70% de cacao, huevos cocidos -perfectos para improvisar un bocadillo con rodajas de tomate y/o pepino- o algún untable, que son de lo más agradecidos en estas situaciones.

Cenas

  • Gazpacho de nectarina + hummus de pimiento del piquillo con crudités
  • Caballa con mojo verde + patata + sopa fría de calabacín con menta, albahaca y huevo
  • Quesadillas de pimientos salteados y jamón + ensalada de tomate con feta, pipas de calabaza y vinagreta de aceitunas negras
  • Ensalada de lentejas con bonito en conserva, huevo y pipirrana
  • Salteado de cuscús con guisantes, calamares, cebolla y limón

Comidas

  • Gazpacho de nectarina + ensalada de pollo con judías verdes y arroz integral con vinagreta de encurtidos
  • Tortilla de verduras salteadas + sopa fría de calabacín con menta, albahaca y huevo
  • Ensalada de patatas con mojo verde, judías, sardinas en conserva y vinagreta de encurtidos
  • Ensalada de cuscús y calabacín a la plancha con feta, pipas de calabaza y vinagreta de aceitunas negras
  • Falsas albóndigas en salsa de tomate + hummus de pimiento del piquillo con crudités

Preparación

  1. Al llegar de la compra, congelar la caballa (si no la vamos a consumir ese día o al siguiente, o si no la hemos comprado congelada). Descongelar el día antes de prepararla, siempre en la nevera.
  2. Llevar al fuego dos ollas grandes con abundante agua salada. Poner a cocer en una ocho patatas medianas enteras hasta que estén blandas, durante unos 25 minutos.
  3. Mientras, en la otra olla, blanquear durante 10 segundos dos puñados generosos de hojas de menta y albahaca. Pasar a agua helada. Sin cambiar el agua, poner tres calabacines medianos troceados, cocer cuatro minutos, sacar y enfriar.
  4. Sin cambiar el agua, cocer las judías verdes durante cinco minutos, sacar y enfriar (pueden ser congeladas; si son frescas, cortarlas en dos a lo largo y cocer solo tres minutos). Seguir con los guisantes, que coceremos tres o cuatro minutos, enfriando también al final. Terminar con siete de los huevos -mejor dejar que se templen un poco al sacarlos de la nevera para que no se rompan-, que coceremos durante nueve minutos y enfriaremos posteriormente.
  5. Lavar la olla que quede libre primero y cocer en ella 200 g de arroz integral, según instrucciones del fabricante. Enfriar y reservar.
  6. Mientras, preparamos el hummus. Poner en el vaso batidor 800 g de garbanzos, un diente de ajo -o al gusto-, dos cucharadas generosas de tahini o semillas de sésamo, dos latas pequeñas de pimientos del piquillo con su líquido de conserva y zumo de limón, sal y aceite al gusto (probar y ajustar, el sabor a ajo aumentará). Triturar bien: el hummus de pimiento del piquillo con crudités está listo.
  7. Cortar dos pepinos, cuatro zanahorias y un pimiento en palitos. Estas crudités en un tarro o bolsa de silicona bien cerrada aguantarán bien tres días en la nevera: en ese momento habrá que repetir el proceso con el resto para acompañar el hummus de pimiento del piquillo el resto de la semana.
  8. Poner en el vaso batidor las nectarinas, un kg de tomate maduro, un trozo de pimiento verde, ½ cebolla tierna, un diente de ajo, 50 ml de vinagre de manzana o vino blanco y sal al gusto. Pelar y deshuesar las nectarinas y triturar con el resto de ingredientes menos el aceite; cuando todo esté bien triturado añadir 100 ml de aceite de oliva virgen poco a poco para que emulsione: el gazpacho de nectarina ya está listo; se puede servir con un poco de queso feta o rulo de cabra. Antes, pasar a un recipiente bien cerrado o un par de botellas en la nevera para que se enfríe.
  9. Enjuagar el vaso y poner en él el calabacín y las hierbas blanqueadas, tres huevos duros pelados, 300 ml de agua muy fría, un diente de ajo, 50 ml de vinagre de manzana o vino blanco y sal al gusto. Arrancar a velocidad media y después subir a alta; cuando todo esté bien triturado añadir 100 ml de aceite de oliva virgen poco a poco para que emulsione. La sopa fría de calabacín con menta, albahaca y huevo está lista para pasar a un recipiente bien cerrado o un par de botellas en la nevera para que se enfríe. Se puede servir con unos trocitos de manzana ácida.
  10. Enjuagar el vaso y poner en él un buen puñado de cilantro fresco, 180 ml de aceite de oliva virgen extra, 30 ml de vinagre de manzana, 3 dientes de ajo, ½ cucharadita de comino molido y ½ cucharadita de sal. Triturar bien y pasar el mojo a la nevera en un tarro bien cerrado; justo al terminarlo estará como blanquecino por la emulsión, cuando repose recuperará su color normal.
  11. Preparar dos vinagretas, mezclando 100 ml de vinagre o zumo de limón con sal y pimienta al gusto, y añadiendo después 250 ml de aceite de oliva virgen. Mezclar bien y dividir en dos tarros; poner en uno 80 g de aceitunas negras deshuesadas picadas o dos cucharadas de olivada. En el otro, poner dos cucharadas generosas de encurtidos picados.
  12. Saltear en una sartén grande, si hace falta en dos veces, tres pimientos rojos o de colores a tiras, y dos cebollas también a tiras. Cuando esté listo, dividir en dos -para las quesadillas y para las tortillas- y guardar en la nevera.
  13. Pasar un agua a la sartén y dorar 12 contramuslos de pollo cortados en tiras. Cuando estén listos y ya tibios, mezclar la mitad con el arroz integral y la mitad de las judías cocidas, para tener lista la ensalada. Reservar en la nevera y aliñar una hora antes de comer.
  14. Hidratar 400 g de cuscús según instrucciones del fabricante. En una sartén grande con un poco de aceite, dorar seis dientes de ajo y dos cebollas, todo picado. Retirar la mitad y reservar; añadir al resto los calamares troceados, saltear y añadir los guisantes y la mitad del cuscús. Dar unas vueltas y rematar con ralladura de limón; si se quiere, añadir unas gotas de su zumo al servir.
  15. Poner en una cazuela el sofrito de cebolla y ajo restante. Añadir 800 g de tomate natural, aliñar al gusto y cocinar, tapado, unos 10 minutos a fuego medio. Añadir cuatro butifarras cortadas en trozos de unos tres centímetros, guisar durante unos seis minutos más y las falsas albóndigas estarán listas.
  16. Cortar en rebanadas dos calabacines y pasarlos por la plancha. Cuando estén tibios, mezclar con el cuscús reservado, la mitad del queso feta y la mitad de las pipas de calabaza. Reservar en la nevera y aliñar una hora antes de servir.
  17. El día de comer la ensalada de lentejas, picar sobre 700 g de esta legumbre cocida un pimiento verde y dos cebolletas. Añadir cuatro tomates troceados, cuatro huevos duros picados, dos dientes de ajo también picados -opcional, si sienta mal también se puede frotar la ensaladera con un ajo abierto a la mitad- y dos latas de bonito escurrido. Aliñar al gusto y servir.
  18. Preparar las tortillas francesas con verduras, calentando las verduras previamente salteadas y cuajando con un par de huevos por ración. Cuando toque, hacer la caballa a la plancha y aliñar con el mojo verde. En el momento de servirla, cortar los tomates para la ensalada, mezclar con el queso feta y las pipas de calabaza reservadas y aliñar con la vinagreta de aceitunas negras.
  19. Podemos preparar la ensalada de patatas con mojo verde, judías verdes -la mitad reservada-, sardinas en conserva y vinagreta de encurtidos mezclando todos los ingredientes un día antes. Queda alegre de condimentos, por el ajo y los mismos encurtidos. Si no te van las emociones fuertes, elimina uno de los dos aderezos.
  20. Para las quesadillas, calentar las verduras ya salteadas en una sartén y poner entre dos tortillas de maíz, con una rebanada de jamón y otra de queso fundente (el tronchón se parece bastante al queso manchego mexicano).

¿Quieres más ideas de 'batchcooking'? Mira nuestras anteriores entregas.

La lista de la compra

Frutería

Ocho patatas medianas, un manojo de menta, un manojo de albahaca, un manojo de cilantro, cinco calabacines medianos, 800 g de judías verdes, 1 kg de guisantes, 3 cabezas de ajo, cuatro pepinos, ocho zanahorias, cinco pimientos rojos, 800 g de nectarinas, dos kg y 1/2 de tomates maduros, dos pimientos verdes, tres cebollas tiernas, cuatro cebollas amarillas.

Pescadería

4 caballas de ración, 600 g de calamares medianos limpios (pueden ser descongelados).

Pollería

15 huevos, 12 contramuslos de pollo deshuesados.

Carnicería

Cuatro butifarras.

Además

200 g de arroz integral, 800 g de garbanzos cocidos, dos latas de pimientos del piquillo, dos cucharadas de tahini, sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, comino molido, 80 g de aceitunas negras, 80 g de encurtidos al gusto, 800 g de tomate triturado, 200 g de cuscús, 200 g de queso feta, 100 g de pipas de calabaza, 700 g de lentejas cocidas, dos latas de bonito en aceite, 2 latas de sardinas en aceite, 16 tortillas de maíz, 250 g de queso para fundir, 200 g de jamón cocido extra.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista