La técnica definitiva para hacer tortitas

Si te seduce la idea de desayunar o merendar 'pancakes' de vez en cuando, aquí tienes una forma infalible de cocinarlos para que queden tiernos y esponjosos. Salen bien a la primera, palabrita.

  • Comentar
  • Imprimir

Las tortitas serán un extranjerismo gastronómico llegado de Estados Unidos, pero llevan tanto tiempo entre nosotros que casi las podríamos considerar producto nacional. Yo, que tengo unos 357 años, recuerdo como acontecimientos planetarios los días en que mi madre me llevaba a tomarlas con sirope y toneladas de nata a la cafetería de El Corte Inglés en Bilbao o a Ríofrío en Madrid, así que de novedad tienen poco. Lo que sí es más reciente es lo de llamarlas pancakes y asociarlas al brunch, tontunas en las que me resisto a caer a mi avanzada edad.

A pesar de haberlas descubierto en mi más tierna infancia, no he preparado tortitas en casa hasta hace bien poco. Sin embargo, después de haber leído y practicado recetas varias y haber atendido los consejos del muy tortitero Jordi Luque, creo haber dado con una técnica infalible para que salgan tiernas y esponjosas. Sí, soy así de arrogante, pero si miras el vídeo de arriba y las preparas en casa, comprobarás que tengo motivos. Por si pasas total de deleitarte admirando mi bello rostro y mi escultórico cuerpo, aquí tienes también la fría y gris receta escrita.

TORTITAS BÁSICAS

Ingredientes

Para 6-8 tortitas

  • 100 g de harina
  • 50 gramos de Maicena
  • 200 ml de leche entera
  • 25 g de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 50 g de mantequilla derretida a temperatura ambiente
  • 12 g de levadura química tipo Royal
  • 5 ml de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de bicarbonato

Preparación

  1. Derretir la mantequilla en un cazo o en el microondas.
  2. Mezclar la harina con el azúcar, la maicena, la levadura química, la sal y el bicarbonato.
  3. Batir ligeramente los huevos y mezclarlos con la leche, la mantequilla derretida y el extracto de vainilla.
  4. Verter este líquido sobre la harina y remover lo justo para que se mezclen. Dejar que la masa descanse cinco minutos.
  5. Calentar una sartén antiadherente de unos 15 centímetros a fuego medio alto con un poco de mantequilla. Poner un cacito de masa en el centro de la sartén y dejar que se extienda.
  6. Cuando en la masa salgan agujeritos o pequeños cráteres -ver vídeo-, es el momento de darle la vuelta con una espátula. A fuego medio, se puede tardar aproximadamente dos minutos y medio por la cara A y un minuto por la cara B. Es normal que el primero salga feo.
  7. Ir dejándolos en un recipiente con tapa o cubiertos por un paño. Se pueden servir untados con mantequilla y sirope de arce; con yogur griego, frutos rojos como arándanos y un chorrito de miel, o crema de chocolate, plátano y gajos de mandarina.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista