Catorce recetas para morir antes de tiempo

Grasas a cascoporro, fritangas, carnes procesadas sin freno y azúcar para asesinar a un diabético: ésta es nuestra recopilación de las videorrecetas más excesivas que circulan por las redes.

  • Comentar
  • Imprimir
Aquí está el problema: dulcérrimos y cuquis
Aquí está el problema: dulcérrimos y cuquis.

Es temprano aún para dormir, así que, en la cama y con la luz apagada, le echas un vistazo a las redes sociales. Donde esperabas un sesudo hilo tuitero sobre la caza furtiva del ñu azul en Lesoto, te encuentras con una receta de Tasty grabada en plano cenital. “Ya habrá tiempo de informarse sobre los ñus”, piensas, así que te quedas a verla. Pero lo que parecía un inocente vídeo culinario se convierte en un despiporre grasiento al que no le faltan galletas Oreo, azúcar, mayonesa, dos o tres lonchas de beicon y otra vez azúcar. Mientras, al otro lado de la cama comienza a emerger la cabeza de Vicente del Bosque con los labios listos para susurrarte al oído “ojito con el colesterol, figura”, y desaparecer de nuevo cual payaso de It. Miras atrás y ya no hay nadie, y preguntas en voz alta cómo tantísima gente puede ver estas videorrecetas sin inmutarse.

Esta escena, quitando al señor del Bosque, podría ser tan real como los 98 millones de seguidores que tiene Tasty en su página Facebook o los 10 millones y medio de Food Network en Instagram. ¿Las razones del éxito de este tipo de cuentas? “Nuestro comportamiento alimentario resulta de un complejo proceso, en el que instinto y emociones también están implicados", asegura Marta García, psicóloga y psicoterapeuta especializada en psicología de la obesidad, conducta alimentaria y psiconutrición. "En muchas ocasiones comemos por puro placer, desde un impulso hedonista, y los alimentos que nos producen esto son los más dulces, grasosos o salados”. Así, estos perfiles de redes sociales nos ofrecen “grasas, novedad y exageración, entre otros ingredientes. El espectáculo perfecto para que nuestro cerebro manipulable acabe ensimismado con dichas publicaciones”, explica.

Para que vuestros sueños sean más colesterólicos y podáis conocer así al seleccionador que nos llevó a ganar un Mundial, hemos elegido las 14 recetas con las que puedes morir (casi literalmente). Una recopilación, os adelantamos, en la que escasean las acelgas y el apio y abundan béicones y demás cosas gochas. Vean, lean y sufran:

RECETAS SALADAS CON ÍNFULAS DE SANOTAS

Mantequilla con cosas

Cuando todos creíamos que para hacer varias salchichas cuatro barras de mantequilla eran demasiadas, echa otras tres más de coscati. Además para hacer salchichas, eh, no trigo sarraceno. La chavala se atreve a mojar pan en el caldo resultante, pero si subís el volumen se aprecian las arritmias y, muy a lo lejos y casi al final, el contestador del 112. Tras la grabación dejaron las acciones de Central Lechera Asturiana al precio de las de Apple.

Ensalada de todo

¿Por qué añadir remolacha en tiras a la ensalada si le puedes echar todo lo que hay en la despensa de un piso de estudiantes? Tocino, jalapeños y maíz frito son los ingredientes más destacables de este entrante que además aconsejan aliñar. Y ojo a la poca vergüenza de escribir en el tuit “garden-fresh salad” (ensalada fresca de la huerta, para que nos entendamos). El tomate se encuentra más desubicado que Díaz Ayuso en la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Trufas de macarrones crujientes

La heroína al lado de esta receta es un plato de acelgas. Atentos a la elaboración: coges bolas de macarrones con queso, las pasas por un huevo batido, las empanas con nachos picantes machacados y se fríen en aceite hirviendo. ¿A qué clase de psicópata se le ha ocurrido semejante polonio radiactivo comestible? Un bocado a una de estas trufas te deja las venas como una caja de tizas.

Alitas rebozadas en Cheetos

En algún momento de una tarde aburrida en un lugar indeterminado de Massachusetts o quizá de Utah, alguien pensó que era buena idea rebozar alitas de pollo en Cheetos. Si ya de por sí son insanísimos, ¿por qué no usarlos para hacer la carne? Hay navajazos menos agresivos para el cuerpo humano, de verdad.

Roscón de espaguetis y albóndigas

Está el de Reyes y luego este de espaguetis y albóndigas, aunque aquí en lugar de la haba puedes encontrar tu propia muerte. Mirémoslo por el lado bueno: al menos no te toca pagar. No sé hasta qué punto es una genialidad merecedora del Nobel o el peor invento del ser humano desde el pantalón pirata.

Anillo de hamburguesas

Al parecer hincarte más de medio kilo de carne picada y beicon resulta menos perjudicial si le das forma de bizcocho de limón. Ya os adelanto la respuesta: no. La preparación consiste en hacer un donut con la carne, cubrirlo bien de tocino hasta hacer desaparecer al cerdo ibérico de la Sierra de Aracena, hornearlo, poner queso, hornearlo y servir encima de unas hojas de lechuga para disimular. Imprescindible que la mayonesa la descargue un camión cisterna.

Paella con chorizo

Solo lo pongo aquí para que veáis que tanto Tasty como Taste Made piensan que la paella típica española va bien servida de chorizo. Luego ya lo que tú quieras, pero primero échale un chorizo por cabeza. Este sacrilegio a los valencianos, defensores de la ortodoxia paellística todos ellos, les duele en lo más hondo de su alma. Nuestra solidaridad y afecto para con ellos en estos momentos.

Por cierto, no sé a qué se refiere con Cast-Iron, pero ojalá sea una traducción loca de Castellón.

RECETAS DULCES QUE VAN DE CARA

Burrito de despedida

Imagino que será una viderreceta patrocinada por Seguros Ocaso. Juro que no le encuentro otra explicación. Con solo ver el inicio me han tenido que pinchar dos jeringazos de insulina en cada ojo por hiperglucemia en la córnea. Una bacanal del azúcar que baja ipso facto tu esperanza de vida a tres minutos.

Pastel de manzana con beicon

¿Creíais que en el apartado goloso no había hueco para el tocino de cerdo? JÁ. Los estadounidenses van un pasito por delante y se permiten destrozar sus recetas más emblemáticas. ¿Pastel de manzana? ¿Qué es esa mierda que no lleva beicon? “Ponle lonchas ahí, hijo, que no cuesta nada y eso con un té blanco ecológico para merendar entra divino”, imagino diciendo al productor o productora del vídeo. No le faltaba razón.

Galletas Oreo rebozadas

Un caño de sudor, frío como un polo flash, me recorre la columna al ver a esa joven darle un bocado a una galleta Oreo rebozada y aderezada con azúcar glas y colorante. Es como esas veces que estás viendo en una película que la protagonista va a entrar en la casa cuando es obvio que no lo debe hacer. Te sientes incómodo, gritas a la pantalla para evitar que lo haga, pero finalmente observas resignado cómo pasó lo que nadie quería que ocurriera. Era por su bien.

El tridente del amoche

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Tasty (@buzzfeedtasty) el

Podrían ser Padre, Hijo y Espíritu Santo si creemos en que son ellos quienes nos dan y quitan la vida, pero quizá las tres primeras recetas de este vídeo tengan también el último de los dones. En ellas se alcanza el summum de lo asquerosamente dulce: chorros de chocolate por ahí, cucharadas soperas de Nutella por allá, paquetes enteros de Oreos, unas adorables y peligrosas nubecitas de algodón… Un combo que hará que Caronte vaya a por ti en una narcolancha.

Erizo enfoscado con chocolate

Este lindo erizo con sonrisa psicotrópica está hecho con una capa de cemento chocolatero debidamente enfoscado, lo que da cuenta del nivel de los albañiles norteamericanos en el manejo del palaustre. El postre se termina con palitos de chocolate a modo de espinas, por si con las tres toneladas de crema de chocolate que lleva no ha sido suficiente.

Paletas de galletas María verdes

¿A quién no le hace salivar unas apetitosas paletas con todo el color del tapón del Vicks Vaporub? El girito final de bañarlas en glasa se veía venir de lejos, porque como es obvio, la receta no se iba a quedar solo en el azúcar de las propias galletas y la leche condensada. Como un chiquillo se coma una de estas enteras, me veo al Ratoncito Pérez apuntando el número de Cofidis.

Wrap proanginas

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Food Network (@foodnetwork) el

Más empalagoso que un juego de tazas de Mr. Wonderful. Helado, dulce de leche, caramelo líquido, azúcar, mantequilla… Vamos, solo faltaría el beicon -cómo no- para completar el equipo titular de los ingredientes ideados por el primo cocinero de Satanás.

A estas alturas no vamos a repetir eso de que te mueres si lo comes, pero algún amaguillo-cola de vaca-bicicleta te puede hacer el corazón y posiblemente no puedas volver a probar ninguna de las recetas aquí seleccionadas. Qué lástima, ¿verdad?

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista