¡Viva el otoño!
¡Viva el otoño!.

Sopa de miso con setas

  • Comentar
  • Imprimir

El sabor intenso de las setas se suma al umami de la pasta de soja fermentada en esta receta otoñal y reconfortante, ideal para superar con nota las primeras noches frías de la temporada.

Ya tenemos el otoño aquí, con sus tardes lluviosas, sus caminos llenos de hojarasca y el aire fresco que te susurra al oído que ya es momento de guardar las sandalias, sacar la rebequita y, cómo no, hacerse una sopa. Para los negados de las sopas, el miso se presenta como el atajo bien visto en el mundo de la cocina: es uno de los cinco condimentos de la cocina japonesa, que incluye, además, el azúcar, la sal, el vinagre de arroz y la salsa de soja. Se hace fermentando habas de soja y sal con un hongo llamado koji, y existen variedades que pueden incluir algún tipo de cereal, como arroz o cebada.

Hablando de variedades, en los establecimientos en los que se vende miso puedes encontrar varios tipos. El miso blanco, que es con el que haremos esta receta, es el más suave de sabor. Luego está el miso rojo, más potente ya que su fermentación es mucho más larga, y el miso negro, con el sabor más potente de los tres: si no te quieres llevar una sorpresa, lee bien la etiqueta del producto antes de llevártelo a casa.

Ahora que estamos en situación, vendrá la siguiente pregunta, ¿dónde consigo el miso? Algunos supermercados grandes con lineales de cocina internacional pueden tener el miso entre su catálogo de productos, así que pregúntales. Si no tienes ninguno cerca, otra opción es que busques algún supermercado oriental en tu ciudad, donde encontrarás este condimento sin problema. La última opción que se me ocurre es que le preguntes al señor Google quién te puede vender miso online y enviártelo a casa.

Si bien el miso se ha asociado siempre a la sopa -al menos en occidente- hay que decir que existe vida más allá del reconfortante líquido, como nos contó nuestro jefecillo supremo Mikel López Iturriaga en este vídeo. Si aún así eres fans total de la sopa de miso y quieres salir de la típica en la que disuelves el miso en el agua y ya, te sugiero que pruebes esta receta, ya que con las setas sale una sopa absolutamente sabrosa.

¿Y qué setas utilizar? Bueno, ya que el tema va de cocina japonesa, te invito a que utilices shiitake y shimeji u otro hongo japonés, como el enoki o el nameko: si encuentras uno de esos súpers orientales de los que hablábamos, puedes comprarlas allí. En cualquier caso, si no las encuentras, puedes poner champiñones y otras setas de temporada.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 huevos medianos a temperatura ambiente
  • 50 ml de salsa de soja
  • 100 ml de agua
  • 70 g de miso blanco (2 cucharadas soperas)
  • 1 lámina de alga nori
  • 200 g de shiitakes frescos
  • 200 g de gírgolas (seta ostra)
  • 100 g de shimeji blanco o cualquier otro hongo japonés (o champiñones, portobellos, rebozuelos o cualquier otra seta de temporada)
  • 1 cebolleta
  • 2 l de agua
  • 100 g de fideos de arroz

Preparación

  1. Llevar agua a ebullición en un cazo donde quepan los huevos. Cuando el agua rompa a hervir, añadir los huevos uno a uno, con cuidado. Hervir durante 6 minutos. Mientras tanto, preparar un bol grande con agua y hielo. Pasado el tiempo, pasar los huevos al baño de hielo para parar la cocción.

  2. En un bol, mezclar la salsa de soja con los 100 ml de agua. Cuando los huevos estén fríos, pelarlos y ponerlos en la mezcla de soja y agua. Si no quedan cubiertos, añadir un poco más de agua o soja, hasta cubrirlos. Dejarlos ahí, dentro de la nevera, hasta que esté la sopa lista.

  3. Limpiar las setas con un cepillo especial o con un paño para retirar restos de polvo y tierra. Cortar los shiitakes a cuartos y las gírgolas a tiras. Separar los shimeji de su base.

  4. Cortar la parte verde de la cebolleta y reservar. Picar el resto del bulbo en juliana. Cortar el alga nori en tiras de un cm más o menos.

  5. Poner los dos litros de agua en una olla. Añadir las setas y la cebolleta en juliana. Llevar a ebullición y reducir el calor para que hierva a fuego lento durante 20 minutos.

  6. Pasado el tiempo, apagar el fuego, tomar un poco de caldo y ponerlo en un bol. Diluir el miso hasta que no queden grumos y devolverlo a la olla. Añadir el alga nori, los fideos de arroz y entre cuatro y seis cucharadas soperas de la marinada de soja. Dejar reposar cinco minutos o hasta que los fideos estén blandos.

  7. Servir en boles y añadir un huevo en cada uno de ellos, partido por la mitad. Y no te olvides de decorar con la parte verde de la cebolleta (como me pasó a mí).

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista